Libertad para Happy tras más de 10 años encerrada

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500.000!


El Zoo del Bronx en Nueva York ha conseguido el vergonzoso título de ser el quinto peor zoo de todo el país. Hasta el New York Times ha calificado a la elefanta Happy, como el animal más solitario. Los elefantes son animales tremendamente inteligentes y sociales, pero Happy es uno de los únicos elefantes de zoológicos en los Estados Unidos que se encuentra recluida absolutamente sola. Y parece que sus condiciones de vida no van a cambiar a menos que hagamos al respecto. 

Por eso te pido a ti, como defensor/a de los derechos de los animales, que le pidas al director del Zoo de Bronx, James J Breheny, que libere a Happy y que le permita vivir en un santuario donde pueda vivir en paz el resto de su vida en un entorno mucho más natural.

Recientemente se han aprobado nuevas normas sobre los estándares que deben regir la cría y el mantenimiento de elefantes por la Asociación de Zoos y Acuarios (AZA). Entre las recomendaciones estaba que estos animales vivieran en grupos de tres o más elefantes porque son criaturas muy sociales. Ahora, los zoológicos de todo el país están luchando para cumplir con las regulaciones propuestas por esta organización. Pero de momento el Zoo de Bronx cree que la elefanta Happy está “feliz” viviendo completamente sola, algo que va en contra de cualquier dato científico recabado sobre el comportamiento de los elefantes. 

Happy y otros 6 elefantes fueron capturados en la naturaleza en Tailandia y llevados a los Estados Unidos en 1977. Durante 25 años, tanto ella como su compañero Grumpy, fueron mantenidos como pareja en el zoológico del Bronx. Cuando Grumpy falleció, fue emparejada con Sammy, quien murió tristemente en 2006. Fue entonces cuando el zoológico decidió poner fin a su programa de elefantes, pero no reubicó a los que tenía en la actualidad. 

Durante 10 años, Happy ha estado en una especie de confinamiento solitario, incapaz de interactuar realmente con los otros elefantes retenidos en el zoológico. Los elefantes son seres sociales como los monos o los delfines: prosperan en compañía de animales de su propia especie, donde forman grupos familiares multigeneracionales que permanecen leales entre sí de por vida, y los ancianos transmiten la sabiduría a los más jóvenes para ayudarlos en su vida. 

Es bastante probable que Happy no sea nada feliz. Ha soportado más de una década de soledad y merece la oportunidad de estar con otros animales en un santuario.

Firma esta petición para decirle al Zoológico del Bronx que libere a Happy y le permita ir a un santuario donde realmente tenga la oportunidad de ser feliz.