Petition Closed

El pasado 14 de marzo, el compañero Félix Márquez, corresponsal en Veracruz de la Agencia fotográfica y editora Cuartoscuro, envió unas fotos de habitantes del predio “El Inglés”, de la localidad de Piedras Negras, en Tlalixcoyan, municipio de esa entidad, en la que se aprecia a diversas personas armadas con fusiles, ninguna de alto poder, y a otras más con palos, las que que conformaron la Guardia Civil de Autodefensa, debido a constantes robos e inseguridad en la zona.

 

Luego de la publicación de las imágenes en diversos medios electrónicos, el Gobierno del Estado de Veracruz, en voz de su secretario de Gobierno, Gerardo Buganza, descalificó las fotografías diciendo que eran de archivo y que eran montadas. Hoy, el gobernador Javier Duarte Ochoa declaró ante los compañeros reporteros que eso “es una vacilada”. Más tarde, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz (SSP), Arturo Bermúdez Zurita, manifestó que el fotógrafo responsable de las imágenes donde se observan hombres encapuchados y armados pagó a los ciudadanos para que posaran para él.

 

Por lo anterior, compañeros fotoperiodistas nos solidarizamos con Félix Márquez, pues de hace mucho tiempo conocemos su labor como fotoperiodista, y sabemos que, en ninguno de los casos, sus imágenes han sido falsas o "recreaciones" de la realidad.

 

El fotoperiodismo, como cualquier otro oficio, requiere de seriedad, disciplina y un compromiso con la sociedad en la que nos desarrollamos, y para la cual  nos debemos, con el único fin de comunicar los hechos que a diario suceden, por dolorosa y violenta que sea la realidad. El fotoperiodismo es un oficio en el que no se acepta la mentira, ya que de encontrar alguna falacia en las imágenes, inmediatamente son descartadas.

 

Vivimos en un país en cuyo régimen se autonombra la democracia como adalid y base del desarrollo político y cultural, en donde la censura está impedida dentro del ejercicio del periodismo en todas sus vertientes. Luego entonces, las imágenes informativas en una democracia como la nuestra son importantes para mantener a la opinión pública al tanto de cualquier situación.

 

Es por ello que respaldamos el trabajo de nuestro compañero Félix Márquez, ya que no se puede descalificar éstos y otros hechos que, en ocasiones, estropean la imagen o los intereses de las autoridades correspondientes, llámense locales, estatales o federales.

 

Se les recuerda que son realidades que no pueden ser maquilladas, y que no se puede descartar de manera rotunda el contenido de las fotografías obtenidas en el conglomerado social en el que nos encontramos.

 

Hacemos responsables al secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita, al secretario de Gobierno, Gerardo Buganza y al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte Ochoa, de las amenazas en contra de Félix Márquez y su familia, y exigimos se haga una disculpa pública, ya que se pone a disposición de las autoridades -por si tienen alguna duda técnica- los datos, metadatos y los recursos técnicos que corroboran que las imágenes del compañero son ciertas y se tomaron en la fecha y hora que aparecen en la cámara, misma que es imposible modificar.

 

 

Letter to
A los compañeros de los medios de comunicación
A la opinión pública
Gobernador del estado Al Gobierno de Veracruz
El pasado 14 de marzo, el compañero Félix Márquez, corresponsal en Veracruz de la Agencia fotográfica y editora Cuartoscuro, envió unas fotos de habitantes del predio “El Inglés”, de la localidad de Piedras Negras, en Tlalixcoyan, municipio de esa entidad, en la que se aprecia a diversas personas armadas con fusiles, ninguna de alto poder, y a otras más con palos, las que que conformaron la Guardia Civil de Autodefensa, debido a constantes robos e inseguridad en la zona.

Luego de la publicación de las imágenes en diversos medios electrónicos, el Gobierno del Estado de Veracruz, en voz de su secretario de Gobierno, Gerardo Buganza, descalificó las fotografías diciendo que eran de archivo y que eran montadas. Hoy, el gobernador Javier Duarte Ochoa declaró ante los compañeros reporteros que eso “es una vacilada”. Más tarde, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz (SSP), Arturo Bermúdez Zurita, manifestó que el fotógrafo responsable de las imágenes donde se observan hombres encapuchados y armados pagó a los ciudadanos para que posaran para él.


Por lo anterior, compañeros fotoperiodistas nos solidarizamos con Félix Márquez, pues de hace mucho tiempo conocemos su labor como fotoperiodista, y sabemos que, en ninguno de los casos, sus imágenes han sido falsas o "recreaciones" de la realidad.

El fotoperiodismo, como cualquier otro oficio, requiere de seriedad, disciplina y un compromiso con la sociedad en la que nos desarrollamos, y para la cual nos debemos, con el único fin de comunicar los hechos que a diario suceden, por dolorosa y violenta que sea la realidad. El fotoperiodismo es un oficio en el que no se acepta la mentira, ya que de encontrar alguna falacia en las imágenes, inmediatamente son descartadas.

Vivimos en un país en cuyo régimen se autonombra la democracia como adalid y base del desarrollo político y cultural, en donde la censura está impedida dentro del ejercicio del periodismo en todas sus vertientes. Luego entonces, las imágenes informativas en una democracia como la nuestra son importantes para mantener a la opinión pública al tanto de cualquier situación.

Es por ello que respaldamos el trabajo de nuestro compañero Félix Márquez, ya que no se puede descalificar éstos y otros hechos que, en ocasiones, estropean la imagen o los intereses de las autoridades correspondientes, llámense locales, estatales o federales.

Se les recuerda que son realidades que no pueden ser maquilladas, y que no se puede descartar de manera rotunda el contenido de las fotografías obtenidas en el conglomerado social en el que nos encontramos.

Hacemos responsables al secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita, al secretario de Gobierno, Gerardo Buganza y al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte Ochoa, de las amenazas en contra de Félix Márquez y su familia, y exigimos se haga una disculpa pública, ya que se pone a disposición de las autoridades -por si tienen alguna duda técnica- los datos, metadatos y los recursos técnicos que corroboran que las imágenes del compañero son ciertas y se tomaron en la fecha y hora que aparecen en la cámara, misma que es imposible modificar.