Por una educación de calidad: !No al recorte presupuestario a las universidades públicas!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 150,000!


Expresamos nuestro rechazo el recorte presupuestario de aproximadamente $98 millones de dolares notificado el primero de mayo del año en curso a 32 de las universidades públicas del Ecuador por el Ministerio de Economía y Finanzas. Nuestro rechazo se debe a la inconstitucionalidad de las decisiones tomadas, puesto que infringe de manera directa la Constitución de la República del Ecuador. 

El Artículo 165 que textualmente manifiesta que “Declarado el estado de excepción, la Presidenta o Presidente de la República podrá (...) utilizar los fondos públicos destinados a otros fines, ​ excepto los correspondientes a salud y educación ​ ”; dejando como constancia que ni ustedes ni el Presidente de la República pueden reducir o limitar los fondos económicos de la educación.

El Artículo 355 de la misma norma suprema, indica textualmente el “reconocimiento a las universidades y escuelas politécnicas autonomía académica, administrativa, financiera y orgánica, acorde a los objetivos del régimen de desarrollo y los principios establecidos en ella, (...) determinando que la ​ función ejecutiva no podrá privar de sus rentas o asignaciones presupuestarias o retardar las asignaciones presupuestarias ​, o retardar las transferencias a ninguna institución del sistema”​ .

Reducir el presupuesto a las universidades públicas, representa más perdidas que ganancias para el país. Esta nueva medida económica vulnera los derechos de los estudiantes que se forman en estos establecimientos y además a los futuros estudiantes que aspiren obtener un cupo en cualquiera de la universidades públicas del país. Por esta razón pedimos se anule la ya mencionada medida económica de tal manera que no afecte a la educación superior y se devuelva el dinero a cada Universidad afectada.

Ante todo estamos conscientes de la situación actual que vive el Ecuador y el mundo con respecto a la pandemia del COVID-19. Sin embargo, hay que dejar claro que no se puede superar la crisis quitándole calidad a la educación, dado que constituye un eje estratégico para el desarrollo y futuro del país. En este sentido los invitamos como ciudadanas/os y estudiantes del país  a unirse con un solo objetivo: Salvar la Educación Superior.