Recuperación de la Caja de previsión social para Docentes de la provincia de Mendoza.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 7,500!


Proponemos por ley la recuperación de la Caja de previsión social para Docentes de la provincia. Así como miles de maestros lo hicieron, permitirá retirarse con 25 años de servicio (independientemente de la edad que tenga) y está basado en un sistema de reparto solidario con carácter retributivo.

En la Provincia de Mendoza, el proceso que ha tenido el sistema Previsional no es ajeno a nadie pasando desde un sistema publico provincial a un sistema nacional de capitalización, para luego convertirse en un sistema publico nacional. Nuestra Constitución Provincial exige el funcionamiento de una Caja de Jubilaciones para los empleados públicos, Caja que funcionó durante años con su propio régimen jubilatorio y por circunstancias políticas de relación del gobierno de turno con la Nación, fue transferida a la misma, perdiendo vigencia sus normas de funcionamiento, adaptándose a la ley nacional que regula el sistema Ley 24.241, la que fija una edad jubilatoria única para hombres y otra para mujeres, con independencia de la actividad que hayan desempeñado, quedando muy pocos regímenes especiales en vigencia, de los cuales en la provincia se mantiene solamente el régimen para el personal penitenciario y federal, habiéndose derogado el régimen especial de docentes y personal de la sanidad.

Todo ello provoca que un docente en nuestra provincia se jubila a la edad de 57 años si es mujer o 60 si es del sexo masculino, siempre que haya cumplido con 30 años de aporte al sistema, es decir que esa edad puede ser excedida si al docente le faltan años para cumplir con la normativa vigente.

Esto provoca un fuerte desgaste en quien muy cercano a la edad jubilatoria debe estar al frente de un aula, sobre todo si se tiene en cuenta que quienes reciben instrucción son niños a los que se debe contener y formar, también existe un componente adicional provocado en razones de salud muchos docentes en el tramo de los 55 a 60 años se encuentran con licencias por razones de salud mental o en cambio de funciones motivados por las razones expuestas.

Es por ello que proponemos la creación de una Caja para los docentes de la provincia, que tenga por objeto que desde un aporte personal a un sistema solidario basado en cálculos actuariales, el docente a los 25 años de servicio y aportes pueda retirarse.
Visto la problemática educativa que se presenta en nuestra provincia motivada por la imposibilidad de los docentes de retirarse de la actividad en el tiempo y forma que establece el Estatuto del Docente es que se presenta este proyecto.

Cientos de docentes vieron transcurrir los años con la ilusión de que algún día podrían recibir el tan ansiado y justo beneficio jubilatorio, por el que aportaron a la Caja de Jubilaciones durante gran cantidad de años el 14% de sus haberes. Es así que hoy la provincia cuenta con gran cantidad de docentes que ya cumplieron su ciclo y no pueden recibir el beneficio jubilatorio, teniendo en cuenta que maestros, profesores y personal jerárquico, tienen en muchos casos sobre sus espaldas más de 30 años de servicio y algunos de ellos no se encuentran en condiciones óptimas de salud (problemas en sus cuerdas vocales, de columna o psicológicos) y necesitan retirarse de la docencia en forma digna y gozar de un beneficio merecido y justo; beneficio éste, reiteramos, por el que luchó y aportó por varias décadas.

Este desfasaje trae aparejado además, que un sinnúmero de jóvenes docentes no puedan acceder a cargos, llevando a muchos de ellos a deambular de escuela en escuela en busca de un reemplazo, al que se presentan en algunos casos varias decenas de reemplazantes, lo que muestra el gran índice de desempleo en el sector docente y de las escasas oportunidades de acceder a él.

El Estado Provincial a través de la Dirección General de Escuelas propone un Sistema Educativo de calidad, equidad e igualdad, principios incumplidos debido a este traspaso de la Caja de Jubilaciones de la Provincia a la Nación. Es sabido que para que se cumplan los principios que propone la Ley Federal de Educación, "calidad, equidad, eficiencia y eficacia" los alumnos necesitan docentes en óptimas condiciones de salud.

En una publicación de un diario de nuestra provincia, el Banco Mundial reconoció lo que resultaba imposible no ver: que en muchos países el régimen privado no había cumplido los objetivos que se había propuesto. En algunos emergentes, el sector estaba cartelizado y la mayor competencia que se suponía debía generar no existía. Nunca cumplió con los objetivos que se propuso, no redujo el déficit, no aportó al crecimiento de la economía y resulto sumamente oneroso, el ahorro nunca se volcó al crecimiento de la economía.

ALGUNAS CARACTERISTICAS DE ESTE PROYECTO DE LEY:
- Esta Creación de la Caja de Jubilaciones para Docentes de la Provincia de Mendoza se basa en las facultades conferidas por la Constitución Provincial y Nacional.
- La Caja será una persona de carácter público no estatal con autonomía económica y financiera. Las disposiciones de esta ley son de orden público.
- Para su integración, se declara obligatoriamente comprendidos todos los agentes civiles de la Administración Publica Provincial integrantes de los establecimientos educacionales dependientes de la Dirección General de Escuelas de nuestra Provincia.
- Se permite el retiro de los docentes que hayan alcanzado los 25 años de servicio con aportes al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones.
- Este sistema esta organizado y basado en un sistema de reparto solidario con carácter retributivo.
- Prevé un Capitulo para docentes de escuelas especiales (chicos con capacidades especiales) y también para el caso de docentes de escuelas de ubicación muy desfavorable.
- Su funcionamiento operativo dependerá de una Comisión directiva y una Comisión Fiscalizadora
- El fondo de la Caja se formara, entre otros recursos, con el aporte obligatorio de los afiliados en actividad del 14% sobre la remuneración que perciban, y el 16% a cargo del empleador, en este caso el Estado provincial, sobre las remuneraciones que perciba el personal docente.
- Las prestaciones que por esta ley se conceden son la Jubilación Ordinaria, por Invalidez, por Edad Avanzada y la Pensión, siendo la principal característica la percepción del haber jubilatorio correspondiente al 82% móvil de la remuneración de los agentes en actividad.
- La provincia de Mendoza se deberá hacer cargo de los gastos que demande realizar un estudio y análisis actuarial para determinar el porcentaje con el que se jubilarían nuestros trabajadores, y para dicho gasto debe prever una partida presupuestaria en el Presupuesto. Asimismo, este proyecto plantea que la provincia se hará cargo de la diferencia, si la hubiera, entre el porcentaje que de como resultado del estudio actuarial y el 82% móvil que se pretende sea el porcentaje de jubilación, por lo que debe ser previsto también en partidas presupuestarias a tal efecto.

Justamente es nuestra intención al iniciar este proyecto de ley, la de cambiar drásticamente la realidad de nuestra provincia de cara no sólo al presente sino especialmente al futuro, devolviendo dignidad a una gran parte de la población mendocina, como lo es la población docente, sobre todo por la importancia y efectos sociales que su tarea significa.

Ante las decisiones ya tomadas por los representantes del gobierno nacional es nuestra obligación velar por el Bien Común y el Interés General de la Provincia, como así también defender los derechos de nuestros trabajadores y jubilados, en el convencimiento de que también estamos actuando por el bien nuestro y de las generaciones venideras, dándole importancia a la legalidad y legitimidad de los actos de gobierno que tal situación concede, seguramente también honrando nuestra dignidad y la de nuestros mayores.