Proteger Darién (pulmón de Panamá) de la tala indiscriminada e incendios provocados

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


La tala indiscriminada, que aquí Panamá las autoridades llaman actividad maderera, así como la ganadería no planificada y el avance de la frontera agrícola, convertirá la provincia de Darién (bronquio del Amazonas) en un gran potrero para el año 2030. El daño es casi irreversible y según estudios recientes, el bosque se pierde a razón de ocho (8) hectáreas por día. El Ministerio de Ambiente ha confirmado preliminarmente que casi la mayoría de la madera "exportada", ha sido deforestada de forma ilegal. Es decir, sin permiso de extracción de madera avalado por esta entidad o con permisos expirados (usan el mismo en varias ocasiones).

De no tomar acciones concretas e inmediatas respecto a este tema, corremos el riesgo de sufrir los embates del cambio climático: calentamiento global, sequías, falta de lluvias, disminución del caudal de los ríos, erosión de la tierra, pérdida de biodiversidad, aumento de CO2 en la atmósfera y la no consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030. Adicionalmente, los grandes intereses detrás de la actividad maderera ilegal en esta región, está permitiendo que penetren plagas y enfermedades que típicamente habían sido contenidas gracias al "Tapón del Darién"; esto ya está afectando nuestra actividad agropecuaria a nivel nacional.

A pesar de que ya la Asamblea de Panamá ha designado una Comisión de Investigación por los hallazgos de deforestación y tala masiva en esta provincia, y que el Ministerio de Ambiente ha declarado una moratoria en permisos de tala por un año, consideremos que esto no es suficiente para blindar a esta provincia ante las amenazas medie ambientales que se ciernen sobre Darién a corto plazo.

Creemos que las autoridades tienen en sus manos la respuesta a esta problemática y por tal razón solicitamos respetuosamente al gobierno nacional que dirige el Presidente Laurentino Cortizo y a su equipo de trabajo, lo siguiente:

  1. Decreto Ejecutivo que dicte estado de emergencia o excepción en la totalidad de la provincia de Darién y que establezca la veda permanente de la actividad maderera a "nivel nacional". Tan siquiera hasta que el ciclo de agua pueda regularse y los ecosistemas puedan regenerarse por sus propios medios o por vía del Plan Maestro de Reforestación, sembrando especies nativas.
  2. Declarar la totalidad de la Provincia de Darién como área protegida adscrita al Parque Nacional Darién, ya que está comprobado que la nomenclatura de área protegida coadyuva en cualquier ecuación de protección al medio ambiente y nos encaminaría a mantenernos en cumplimiento de obligaciones internacionales, las cuales exigen la protección de la biodiversidad marina y terrestre por medio de la creación de un mayor número de áreas protegidas.
  3. Delimitar con carácter de urgencia la franja agrícola de la Provincia de Darién, ya sea mediante un Plan de Ordenamiento Territorial o Provincial o muy bien por medio de Anteproyecto de Ley o Manual de Manejo de Bosques. Existen nuevos tipos de economías y de generar bienes y servicios de forma permanente, integrando a la comunidad y manteniendo el equilibrio de los ecosistemas.
  4. Ordenar a la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (ANATI) que cese de titular, tanto a particulares como a sociedades anónimas, tierras que sean bosques nacionales. En esa misma línea, contemplar dentro del presupuesto del estado 2021 o por medio de mecanismos de cooperación internacional, una partida para indemnizaciones para "recomprar" tierras que sean bosque y que fueron vendidas por migajas a trasnacionales y productores; con la finalidad de destinarlas a la conservación de flora y fauna.
  5. Decreto Ejecutivo que prohíba y penalice a nivel nacional los incendios controlados (es decir: quema o roza) como herramienta para limpiar terrenos y preparar cosechas. Actualmente existen alternativas que suplantaría esta práctica ancestral que trae más daño que beneficios. 

"El medio ambiente es un elemento esencial de la propia seguridad y soberanía nacional"

Atentamente,

Los panameños