Recuperar el 100% del Rescate a la Banca

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


Este 2019 hace diez años que empezó el rescate bancario en el Estado Español. Un rescate destinado a salvar a unas entidades bancarias que fueron las culpables de la crisis. Culpables de los desahucios y de la especulación en nuestros barrios. Hace diez años los gobiernos y los partidos de los que tienen el poder decidieron que no se iba a rescatar de la pobreza y la precariedad a los y las trabajadoras. Al contrario, se decidió recatar y ayudar a quienes habían generado una crisis económica que era una estafa y decidieron que la pagáramos los y las de abajo.

Hasta la fecha, se han dedicado 64.349 millones de euros a salvar a la banca de los que sólo se han recuperado 5.150 millones. Lo que significa que no se han recuperado ni ochenta céntimos de cada diez euros invertidos. Las proyecciones oficiales aseguran que se va a perder alrededor del 80% del dinero de este rescate. Y, sin embargo, en estos años la banca ya ha ganado más dinero que el que costó su rescate. Es decir, han hecho suficiente negocio como para que devuelvan un dinero necesario para mejorar nuestras pensiones, nuestros servicios públicos, nuestra sanidad y educación.

Nos negamos a que ese dinero regalado a los bancos sea dinero 'perdido' y exigimos que lo devuelvan. Lo contrario es favorecer y permitir un robo masivo de dinero público para el enriquecimiento de unos pocos. De hecho, durante los últimos años, esos mismos bancos rescatados con dinero público han sido los culpables de más del 65% de los desahucios ejecutados.

Los últimos años a los y las trabajadoras se nos han exigido sacrificios de todo tipo, se nos ha condenado a salarios de miseria, a la privatización de educación y sanidad, a los desahucios, a la pobreza energética… Una condena que ha permitido a los ricos, esa minoría peligrosa, seguir acaparando la riqueza, una riqueza que es fruto de nuestro trabajo.

Por eso decimos bien alto: ¡Que lo devuelvan todo! Casi 65.000 millones de euros que deben devolver para que se inviertan en vivienda pública, sanidad, educación, dependencia, pensiones, transporte público…