Líderes argentinos: ¡Comprométanse a prevenir nuevas pandemias como el Covid-19

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Estamos viviendo uno de los momentos más difíciles de nuestra historia reciente con la pandemia del Covid-19. Este brote es una “clara advertencia” y epidemias similares pueden repetirse en un futuro cercano, según advierten científicos de renombre. Necesitamos juntarnos para pedirles a nuestros líderes y gobernantes que tomen medidas urgentes para prevenir futuras pandemias, #AntesDeQueSeaTarde!

Actualmente, el 75% de todas las nuevas enfermedades infecciosas son zoonóticas, es decir: antes de infectar a los humanos, se originan en animales. Hay un aumento a nivel mundial de las enfermedades emergentes que están vinculadas con la salud de los ecosistemas y la manera en la que los animales son criados por la industria alimenticia. Por ello pedimos que nuestros líderes adopten las siguientes medidas de prevención:

  1. Detengan la deforestación 
  2. Interrumpan la expansión de granjas de crianza intensiva de animales
  3. Prohíban el uso preventivo de antibióticos en animales
  4. Impidan la exportación de animales vivos 
  5. Promuevan un sistema alimentario más sustentable

1. Detener la deforestación

Uno de los factores que aumenta el riesgo de nuevas pandemias es la deforestación, ya que los bosques son el hábitat natural de la mayoría de los animales. Cuando estos se destruyen, los animales salvajes están más cerca de los humanos y sus granjas, trayendo consigo patógenos. Un ejemplo es el virus Nipah altamente letal, que se controló rápidamente pero lo suficientemente veloz como para matar a más de 100 personas en Malasia. Todo comenzó cuando una granja industrial de cerdos invadió el hábitat de los murciélagos salvajes. Los murciélagos arrojaron frutas contaminadas en las granjas, y los cerdos comieron las frutas, que luego infectaron a los humanos.

El Chaco argentino está siendo destruido para producir carne vacuna y soja, y la soja se usa principalmente en la alimentación de cerdos y pollos. Además, la ganadería contribuye significativamente al cambio climático, lo que también favorecerá la aparición de nuevas enfermedades.

2. Interrumpir la expansión de granjas de crianza intensiva de animales

Otro problema, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), es que la creciente demanda de carne, huevos y leche está generando nuevas unidades de 'ganadería intensiva'. Algunas de las enfermedades que contagian los animales de granjas, como la gripe aviar, pueden infectar y matar a humanos. Miles de cerdos, pollos y vacas están confinados en galpones abarrotados en Argentina. En algunos casos, apenas pueden moverse, o estirarse, lo que puede provocar estrés crónico, y muchos viven en contacto con sus heces y respiran aire contaminado con polvo fecal. Con sus sistemas inmunes debilitados, son más susceptibles a las enfermedades. 

3. Prohibir el uso continuo de antibióticos en animales

Las granjas industriales e intensivas esconden incluso otro horrible secreto: actualmente, el 75% de los antibióticos del mundo se utilizan en animales explotados en la industria alimenticia y su uso irresponsable está creando superbacterias que son resistentes a los medicamentos. Cuando consumimos carne, huevos o leche contaminados, o vegetales y agua contaminados con desechos animales, estas superbacterias ingresan a nuestro cuerpo y hasta pueden matarnos. Las bacterias resistentes a los antibióticos ya son responsables de la muerte de alrededor de 700,000 personas al año en todo el mundo, según la ONU. ¡Se estima que para el 2050 causarán la muerte de 10 millones de personas por año!

4. Impedir la exportación de animales vivos 

Argentina está por asumir el riesgo de exportar ganado vivo. Los animales son transportados en barcos abarrotados hasta semanas, sin un acceso adecuado a alimentos y agua, sin poder acostarse, con el peligro de morir pisoteados. Las condiciones sanitarias son tan precarias que es común que viajen cubiertos en sus propias heces. Estas prácticas generan condiciones ideales para la proliferación de enfermedades que también pueden infectar a los humanos y el consiguiente transporte de enfermedades zoonóticas de un país a otro. ¡No podemos permitir que esto comience!

5. La promoción de un sistema alimentario más sustentable

Es posible cambiar esta realidad creando sistemas alimentarios más sustentables que dependan menos de la agricultura animal. Pedimos a nuestros líderes que creen políticas para ayudarnos a comer de una manera más verde y saludable. Cuando comemos más vegetales y reemplazamos productos animales con opciones saludables basadas en plantas, podemos mejorar nuestro sistema inmunológico, combatir el cambio climático y la deforestación, evitar las terribles condiciones e impactos de la agricultura industrial y prevenir nuevas pandemias.

No podemos poner en riesgo vidas futuras cuando sabemos que hay formas de prevenirlo hoy. Pidamos a nuestros líderes que tomen medidas ahora, #AntesDeQueSeaTarde. ¡Suscríbite y compartí con tus amigos y familia!

Seguinos en Facebook, Instagram y Twitter.