Justicia para Taboo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Hola a todos aquellos que habéis llegado aquí.


Creo esta petición  #JusticiaParaTaboo. Paso a describir los detalles que nos han llevado a tener que tomar medidas.


En 2017 Angel Ros, propietario de Taboo llega a un acuerdo con R.C.F y cede en copropiedad a Taboo. No le cobra nada por realizar esta gestión y fiándose de su palabra, de sus referencias y de que tiene además otros perros de la misma raza decide que es la persona idónea para cuidar de Taboo, que lo tendría en un municipio de Huesca. Un error que hoy esta pagando muy caro, tanto Angel como su familia.

Este es el perfil de Facebook de Angel, por si os queréis poner en contacto con él y obtener fotografias y videos de Taboo. https://www.facebook.com/photo.php?fbid=629363757460845&set=a.115828612147698&type=3&theater

R.C.F puso a Taboo a su nombre más de 6 meses después de haber recogido al animal, los primeros meses todo eran buenas palabras y buen trato hacia Angel, que le preguntaba cada cierto tiempo por Taboo, por su evolución etc. Angel se da cuenta que R.C.F ya no sube fotos de Taboo a Facebook, le pide fotos o videos de Taboo y empieza a dejar de recibirlas, a cambio lo que recibe son evasivas, reproches de R.C.F del tipo “Si no crees que esté bien conmigo te lo devuelvo” R.C.F achacaba a su trabajo y poco tiempo el no realizar dichas fotos o videos, por desgracia Angel siguió confiando en él. Hasta que unos meses mas tarde, cansado de no recibir noticias, no ver fotos nuevas de Taboo en Facebook (mientras si subia fotos de otros perros a su cuenta) decidió presionarle con un Post donde pedia saber de Taboo.

R.C.F acorralado y tras recibir la solicitud de varios miembros de la comunidad de un Grupo de Facebook confiesa que ha regalado el perro a “Un portugués” del cual no tiene datos, solo un teléfono. Angel se pone en contacto con este señor, que le indica que el perro ha muerto porque tenia Leishmania.

Al decirnos esto, reaccionamos pidiendo documentación sobre la baja que se debe cursar del Chip cuando un animal fallece. De nuevo R.C.F se ve acorralado y pillado en otra de sus mentiras.

Un criador que había trabajado con R.C.F en la cría de una camada de American Bully se pone en contacto con Angel para advertirle de comentarios realizados por R.C.F refiriéndose a Taboo como un perro agresivo que había atacado a un cachorro y que le “iba a pegar un tiro”.

Otra persona, desde una cuenta anónima que posteriormente es eliminada, le dice a Angel que Taboo no era bien tratado por R.C.F que lo dejaban apartado y a la intemperie, que recibía mal trato y un trato distinto al resto de perros.

Angel procede a poner una denuncia explicando la desaparición en extrañas circunstancias de Taboo tras explicar en Facebook la conversación con dicho criador que prefiere mantenerse en el anonimato.

R.C.F vuelve a estar acorralado y tras una defensa a ultranza de su madre en las redes sociales tras el perfil de su hija (hermana de R.C.F) acaba llamando a Angel y confesándole en una llamada que es grabada, difundida y eliminada por Facebook que:


Su hijo está encubriéndola, que ella no se ensañó con el animal, solo le puso pastillas sin saber hasta que punto o si el perro estaba muerto, ella solo quería dejarlo inconsciente hasta saber que hacer con Taboo. Después indica que ella tenia mucho miedo, que puso al perro con unas maderas y quemó a Taboo. Que los niños habían visto toda la pelea, que no le gustan los American Bully, que ella iba a confesar en la guardia civil y que la detengan. “Lo he hecho yo y lo pago” asegura que su hijo no le ha pegado un tiro al perro tras decir la frase “¿Que hago, me pego un tiro yo ahora? Ella se escuda en decir que Taboo podría haber atacado a su nieta y por eso lo mata, aunque esto nunca ha sucedido ni ha podido suceder por lo que paso a relatar ahora.


Tras la difusión del video con la llamada de esta señora, reciben amenazas de diferentes personas, la confesión de esta mujer es clara y concisa pero no creemos que una mujer de su edad haya podido “solventar” dicha situación ella sola, pues Taboo era un animal corpulento.

La madre de R.C.F acude a comisaría donde relata que en Julio de 2018 es avisada por una vecina que este perro estaba atacando a otro de los que su hijo tenia en el domicilio de su madre. Tenemos acceso a esta denuncia de la mano de los propios denunciantes, que se la envían a Angel para amenazarlo y amedrentarlo, para callarle la boca.


Tomamos cartas en el asunto publicando los acontecimientos en Facebook, donde todo el mundo se da cuenta de las contradicciones que esta mujer expone en su denuncia. R.C.F tiene varios perros del mismo tipo, con lo cual es imposible que la vecina sepa aun viéndolos cual es el que ha comenzado un ataque, imagino, que dicha vecina no vería como comenzó la pelea, tampoco queda claro si la ve o solo la escucha. Por lo tanto, es imposible que sepan a ciencia cierta que ha ocurrido.

La madre de R.C.F dice en la llamada grabada que sus nietos han visto toda la pelea y que temia por ellos.

Taboo es un perro corpulento, desconocemos como pudo transportarlo hasta una hoguera donde lo quemó sin saber si estaba vivo o muerto…

Esta familia se niega a entregar el cadaver del animal y han contado la historia a un medio de comunicación local donde la relatan de forma escueta, con muchísima falta de tacto y con muchísima falta de rigor. Donde incluso indican que se esta realizando una necropsia cuando el cadaver del animal no ha sido puesto a disposición de la justicia.

Por favor, si este macabro caso te ha llegado no lo dejes pasar, firma la petición para que entreguen y examinen a Taboo. Que los culpables paguen lo que han hecho. Que se investigue si la madre de R.C.F es realmente la asesina de este pobre animal, que ha tenido la mala suerte de caer en manos de una familia de desequilibrados. Por desgracia algunas veces cometemos el error de confiar en las personas equivocadas… Angel recoge, acoge, cuida y pone en adopción todo tipo de animales bajo seguimiento, poniendo todo de su parte para ayudar en lo que puede a los animales y que acaben en buenos hogares. Hoy ha sido Angel y su perro Taboo pero mañana podemos ser cualquiera de los que colaboramos activamente en el rescate animal. 



Hoy: Justicia cuenta con tu ayuda

Justicia Taboo necesita tu ayuda con esta petición «Justicia española : Justicia para Taboo». Únete a Justicia y 1.828 personas que ya han firmado.