Paremos la sanción impuesta por la Junta de Andalucía al Convento de Sta. Inés (Sevilla)

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 25.000!


La Junta de Andalucía (a través de la Consejería de Cultura) ha impuesto contra la Comunidad de Hermanas Clarisas del Convento de Santa Inés de Sevilla una sanción de nada menos que 170.000 euros.

El argumento que ha utilizado la Administración es que ha sido encargada la restauración del órgano situado en la Iglesia del Convento (Siglo XVII) sin la autorización previa de la Consejería de Cultura. El Convento está considerado Bien de Interés Cultural (BIC) de la Junta de Andalucía desde 1.983, y, por tanto, la Consejería ha considerado que todos los elementos que se encuentran dentro del complejo tienen dicha calificación.

Dado que, como a continuación se dirá, la Junta de Andalucía no está cumpliendo las obligaciones de restauración y conservación que asumió frente a la Comunidad de Hermanas Clarisas en virtud del Convenio suscrito entre ambas partes en el año 1.992, la restauración fue encargada directamente por las Hermanas Clarisas. Puesto que, como es lógico, la Comunidad de religiosas no puede hacer frente al coste de la restauración (son un total de 13 monjas clarisas que viven gracias a la venta de dulces conventuales y de los donativos anónimos que realizan los ciudadanos) la misma estaba siendo efectuada a través de una Fundación sin ánimo de lucro.

Vayamos al origen de la cuestión. En junio de 1.992 fue firmado un Convenio entre la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y el Convento de Santa Inés en virtud del cual este último se comprometía a ceder a la primera el uso durante 50 años de un espacio del Convento para su conversión en Sala de Exposiciones (que sería lógicamente explotada por la Consejería). A cambio, la Junta de Andalucía se obligaba a hacer frente a la restauración y rehabilitación de las instalaciones del Convento.

Pues bien, el Convento de Santa Inés cumplió con sus obligaciones asumidas en el citado Convenio (actualmente está en uso y explotación por el área de cultura de la Junta de Andalucía la sala cultural cedida por el Convento –la denominada “Sala de Exposiciones Santa Inés”-). Por el contrario, la Consejería de Cultura no ha llevado a cabo las obras de rehabilitación y restauración de las instalaciones del Convento a las que quedó obligada en virtud del Convenio firmado en el año 92.

Para quien sea de Sevilla y no lo conozca -o para aquel que esté de visita-, puede acercarse al Convento de Santa Inés para que, aparte de ver en pleno centro de la ciudad el maravilloso patrimonio que en el mismo se guarda por la Comunidad de Hermanas Clarisas (y, por qué no, probar alguno de sus magníficos dulces conventuales), tome conocimiento de la grave situación en que se encuentran sus instalaciones (en especial, el Claustro del Herbolario). Se trata de un patrimonio histórico magnífico de la ciudad de Sevilla, el cual, si no se remedia pronto por parte de quien tiene la obligación de ello –la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía-, podrá perderse de manera irreversible.

Como se ha dicho, esta situación de las instalaciones del Convento se debe a la inacción e incumplimiento de las obligaciones de la Junta de Andalucía durante estos años (25 ya en total...) Imaginemos que si hace 25 años ya se estaba previendo en el Convenio la necesidad de realizar obras de rehabilitación, cuál será la situación cuando han pasado tantos años sin que se haya ejecutado ninguna obra por la Consejería de Cultura.

Pues bien, no conformes con el incumplimiento del Convenio que se firmó en el año 1.992, ahora la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía impone al Convento de Santa Inés de Sevilla una sanción de 170.000 euros por haberse tenido que hacer cargo la propia Comunidad de Hermanas Clarisas de manera directa (a través de una Fundación sin ánimo de lucro) de conservar su propio patrimonio como consecuencia de la inactividad de la Administración Pública.

No hay que darle muchas vueltas para imaginarnos el trasfondo de esta torticera estrategia de la Junta de Andalucía (aparte del ataque -el enésimo- que supone para los que profesamos la fe católica).

¿Qué ocurría si se impone a una comunidad de religiosas una sanción económica de tan alta cuantía? (Recordemos que han renunciado a todos los bienes materiales a través del voto de pobreza que profesan) La respuesta es obvia: el Convento no podría hacer frente a la misma. 

Entonces, ¿cuál podría ser la consecuencia impuesta por la Junta de Andalucía ante la falta de abono de la sanción? Nuevamente tenemos una sencilla respuesta a la cual podréis llegar fácilmente: para situaros, el Convento de Santa Inés ocupa una considerable extensión de terrenos en pleno centro de la ciudad de Sevilla...

Por favor, ante esta grave situación que atraviesa la Comunidad de Hermanas Clarisas del Convento de Santa Inés de Sevilla, tenemos todos que movilizarnos ante esta injusta y desproporcionada sanción impuesta por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Debemos conseguir que la misma sea retirada de manera inmediata y sin consecuencias para el Convento.

Además hay que movilizarse para conseguir que, de una vez por todas -habiendo transcurrido ya 25 años desde la firma del Convenio por parte del Convento con la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía-, ésta haga frente al cumplimiento de las obligaciones de restauración y conservación del Convento de Santa Inés de Sevilla que asumió. Se trata de un patrimonio histórico y cultural de gran valor para la ciudad de Sevilla que en la actualidad se encuentra muy deteriorado, y que podría llegarse a perder si no se realizan las obras de restauración necesarias.

 

 



Hoy: A. cuenta con tu ayuda

A. G.C. necesita tu ayuda con esta petición «Junta de Andalucía: Paremos la sanción impuesta por la Junta de Andalucía al Convento de Sta. Inés (Sevilla)». Únete a A. y 19.876 personas que ya han firmado.