Victoria

Señor Cárdenas quiero que se retracte y pida perdón por su actitud con las vacunas.

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 698 firmas!


Puedo decir que yo fui una víctima de los anti-vacunas, por eso estoy a favor de las mismas. Aunque mi victimización fue doble porque mi hija sufrió un efecto adverso a unas vacunas (efecto secundario importante). Por eso pude ver todo lo que se esconde detrás de las personas que propagan esta ideología tóxica que están en contra de la vacunación y que no es mas que un gran negocio que impide diagnósticos serios y puede provocar muertes.

Mi hija forma parte de una minúscula parte de la población que corre riesgos a la hora de vacunarse y su mejor defensa es que todos estemos vacunados, las personas como el Señor Cardenas que apoyan a los anti-vacunas y las vinculan al autismo, ponen en peligro al resto de la población en algo muy serio que puede provocar muertes prematuras. 

Es por todo ello que le dirijo ésta Carta al Señor Cardenas en la que le pido que se retracte:

Estimado Señor Cárdenas,

He podido ver perplejo cómo usted habla de las vacunas sin documentarse ni disponer de asesores científicos, pensé que era un error de los miles que ocurren en televisión o en la radio. Aunque sean graves parten de la ignorancia no malintencionada y a veces tan solo es necesario dejarlo pasar, otras veces con una disculpa se puede arreglar.

Pero usted ha decidido ir en contra de la Pediatra que con la ciencia en la mano le ha respondido. ¿La intención es subir la audiencia? ¿De hacer la gracia?¿Cree usted realmente lo que dice?

Me costó olvidarme que usted se burlase de un discapacitado en crónicas marcianas, muchos quisimos intuir que fue la presión de la basura radio-televisiva y la desesperación por subir las audiencias. Intuyo que ahora pasa lo mismo, no somos tontos señor cárdenas, pero usar el tema de las vacunas es algo serio, muy serio, tan malo como burlarse de un discapacitado aunque mucho mas peligroso.

Lo mas sencillo habría sido pedir disculpas ante la carta de la pediatra, sin embargo, su reacción ha sido atacar a una pediatra que ha visto y sufrido en carne propia enfermedades evitables con las vacunas. Por ahora no ha hablado nadie que haya tenido un familiar sufriendo las consecuencias de éstas: mi hija tuvo un efecto secundario muy importante grave a dos vacunas distintas, (por cierto no tiene autismo), tuvo convulsiones (algo ya descrito en la literatura médica) y después de ello desarrolló discapacidad intelectual.  Sepa que después de ésta traumática experiencia y fruto de la desesperación conocí a las asociaciones “Anti-vacunas”, esos a los que usted jalea y apoya.

Como si una secta se tratara me intentaron lavar el cerebro, ponerme en contra de los médicos y de la ciencia. Nos hablaron de todos los males de las vacunas y su vinculación con el autismo y la epilepsia. Estuve a punto de caer, pero decidí hacerle a mi hija las pruebas que recomendaban, fue entonces cuando confirmé que eran unos estafadores.  Yo dudaba de la fiabilidad de estos señores, así que les puse una trampa en las analíticas y cayeron en ella.

Esos señores a los que usted apoya con los mismos argumentos, fomentan y promocionan unos caros tratamientos (biomédicos, homeopáticos, y kelantes) que dicen que supuestamente curan a los niños (curan el autismo, la epilepsia y todo tipo de enfermedades). En aquel momento yo no podía distraerme en poner denuncias y emprender batallas legales, mi objetivo era tener una respuesta fiable que nos indicara la causa y el tratamiento adecuado para mi hija, aunque siempre ha quedado en mi conciencia el no haber hecho nada por esos padres a los que estos señores embaucan.

Señor Cárdenas, con su información distorsionada  alimenta los bolsillos de estos señores, que lejos de buscar un bienestar para las familias y la sociedad, hacen gastar a familias desesperadas ingentes cantidades de dinero en tratamientos inútiles cuando no perjudiciales ante la pasividad del gobierno y las administraciones. Estos estafadores diseñan estrategias de comunicación, crean bulos, generan ruido y hacen un daño tremendo a la sociedad vinculando el autismo a las vacunas y a otras enfermedades.

Como persona que ha estado a punto de ser víctima de esas redes, me parece indigno que usted esté presente en la televisión pública y no sea despedido fulminantemente si no se retracta. Es por eso le pido que o bien admita su error públicamente o sea cesado. No es usted digno de poder dirigirse a los españoles y difundir mensajes que pongan en peligro la salud pública con el dinero de todos.

No fueron sus amigos anti-vacunas los que nos ayudaron a conseguir un diagnóstico, ¡ellos lo habrían impedido!  Después de muchos médicos encontramos que mi hija tenía una mutación genética muy poco frecuente (En el gen PCDH19) y científicos australianos hallaron una vinculación entre reacciones adversas a las vacunas y una serie de síndromes epilépticos. El problema ya estaba en su ADN, la vacuna era el detonante no la causa y a veces estos síndromes también se manifiestan por si solos o con un simple resfriado.

Para la tranquilidad de los que lean esta carta, tengo que decir que la mutación PCDH19 es muy rara y NO en todos los casos las convulsiones ocurren con las vacunas. Nuestro caso es tan poco frecuente que es más probable ganar la lotería a padecer este tipo de epilepsia.  Por desgracia nuestro síndrome es desconocido para los médicos y no cuenta ni en las estadísticas, es por eso que le digo que no tiene nada que ver con la “epidemia” de autismo a la que usted se refiere. Al que quiera saber más que lea sobre el síndrome vinculado al PCDH19 o sobre el síndrome de Dravet, síndromes raros que si se sabe que pueden manifestarse con vacunas.

La pediatra a la que usted ataca no buscaba ningún linchamiento contra usted, tan sólo deseaba una rectificación, pero usted la está utilizando para buscar notoriedad pública para luego lincharla en pro de las audiencias.

Señor Cardenas al no retractarse pone la vida de muchas personas en peligro, también la vida de mi hija.  ¿Y Sabe usted por qué?  Porque ella muy a mi pesar  forma parte de un minúsculo grupo de población que si corre un alto riesgo de ponerse una vacuna y la mejor forma de protegerla es consiguiendo que todos los demás se vacunen, es lo que llaman la inmunidad de grupo.

Señor Cárdenas, le aconsejo que lea el prospecto de cualquier fármaco y medite.  Un médico amigo siempre dice que el medicamento más seguro es el que no se suministra. Ningún médico puede decir que un fármaco o tratamiento no implica riesgos, pero gracias a todos ellos se salvan millones de vidas cada día en el mundo.

Dado que usted está en contra de las vacunas por sus riesgos me imagino que estará en contra de cualquier procedimiento médico ¿Correcto? Si es así haga usted lo que le plazca, pero no difunda falsedades, hace muy poco tiempo ha muerto un niño en Italia porque sus padres mal aconsejados rechazaron antibióticos y recurrieron a la homeopatía y todo por culpa de personas como usted que difunden las ideas de  esos peligrosos “magos" que son primos hermanos de los anti-vacunas.

NADIE puede negar el efecto protector de las vacunas y la cantidad de vidas que salvan, y claro que por desgracia existen efectos secundarios (muy raros, tanto es así que no he conocido a nadie mas en siete años), por eso muchas vacunas no se ponen a los bebés recién nacidos ni a personas inmunodeprimidas (otro grupo expuesto que no puede vacunarse en los primeros días y a los que usted pone en peligro con sus declaraciones).

Señor Cárdenas ya intuyo su catadura moral, pero quizás ya sea hora de rectificar. Es por eso que pido:

1.- Que admita su error e invite a los mayores expertos (científicos) sobre vacunas que existan en España para poder contrarrestar todo el daño hecho a la sociedad. Podría también de paso hablar sobre la verdad de los "Antivacunas" y poner de manifiesto el fraude. Puede hacer teatro y mostrar lo arrepentido que está, quizás con unas lagrimitas, seguro que saldrá en la prensa y aumentará la tan anhelada audiencia que desea de ésta forma, pero al menos mucha gente obtendrá información de fiable.

 2. De no retractarse solicito a las cadenas en las que usted está contratado (EUROPA FM y TVE) a que le cesen de manera inmediata por divulgar información que pone en peligro la salud pública.

 3.-Si ninguna de las dos condiciones anteriores se cumple, pediré uno por uno a los anunciantes que se retiren de su programa, ya sabe lo que pasó en el pasado con otro programa al que pidieron lo mismo.

 Un Cordial saludo.

Diego Jiménez.

 

 

 

 



Hoy: diego cuenta con tu ayuda

diego Jimenez Pavon necesita tu ayuda con esta petición «Javier cardenas: Señor Cárdenas quiero que se retracte y pida perdón por su actitud con las vacunas.». Únete a diego y 697 personas que ya han firmado.