Queremos un menú vegano para los estudiantes de Chile

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 25,000!


El 4 de diciembre del 2019, a través de una reunión realizada entre Animal Libre, organizaciones de la sociedad civil y el Director de JUNAEB, quedó estipulado y transcrito en acta el “definir una fecha de compromiso y factibilidad para implementar una segunda línea de producción en cocinas del PAE para incorporar preparaciones vegetarianas” con fecha “pendiente”, pasado 6 meses sin respuesta a esta iniciativa.

Este es un compromiso muy importante que debe avanzar. Hoy existe una omisión de la entrega de alimento acorde a la salud o principios de un sector de jóvenes beneficiarios del PAE, que llevan una alimentación vegetariana y vegana (vegetariana estricta), no existiendo un menú como tal en todos los liceos y escuelas públicas del país. Un tipo de alimentación que cuenta con gran respaldo científico por parte de destacadas instituciones nacionales como el Ministerio de Salud y el Colegio de Nutricionistas, y asociaciones internacionales de la salud que la avalan y apoyan como una forma saludable para alimentarse, siendo una tendencia creciente en los adolescentes en el país. 

En Chile, con el apoyo del INJUV y la Dirección de Educación de Santiago, se determinó el año 2016 que un 15% de los alumnos de diferentes liceos de la comuna de Santiago llevaban una alimentación sin productos de origen animal. La encuesta fue realizada entre los meses de julio y septiembre de ese periodo a más de 1600 alumnos y alumnas de 7 liceos, arrojando resultados que vuelven a recalcar la necesidad de incorporar una opción de menú vegano. 

Otra determinante que indica la factibilidad de la incorporación de un Programa de Alimentación Escolar (PAE) vegano son los beneficios de este menú, dado que en comparación con el menú tradicional de la JUNAEB, un menú vegano sería más económico y más saludable. Esto según el estudio de la organización Animal Libre, realizado a través de una comparativa entre los menús JUNAEB con Menús Veganos realizado por el Departamento de Nutrición de Animal Libre, usando las variables de costo, gramaje, aporte nutricional. etc. 

Toda persona tiene el derecho constitucional de mantener, de acuerdo a sus consideraciones éticas y morales, -consagrado en el artículo 19 número 6 de la Constitución Política de la República- el estilo de vida que le permita alcanzar la mayor realización material y espiritual, sin contravenir derecho ajeno. Lo cual, en el caso de marras se estaría vulnerando -en lo referido a los veganos y vegetarianos-, por cuanto el Estado se encontraría proporcionando alimentos no adecuados a sus valores. Lo anterior implica que se está situando a aquella porción de la población en una indefensión producto de su vulnerabilidad y nula incidencia en la capacidad de elección de alimentos, debido a la situación socioeconómica que poseen, inhabilitándolos para la adquisición de alternativas a la alimentación proporcionada en establecimientos públicos donde se presta el servicio de JUNAEB, lo cual los posiciona en una realidad desventajosa en relación al resto de la población. 

Por otro lado, se puede evidenciar la infracción a otro derecho fundamental de estos niños, niñas y adolescentes, que es la no discriminación arbitraria por parte del Estado y sus organismos -consagrado en el artículo 19 número 22 de la Constitución Política de la República- en el entendido de que “discriminación arbitraria” se produce -conforme lo establece la Ley 20.609 del Ministerio Secretaría General de Gobierno- cuando se funda en motivos tales como la raza o etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, idioma, ideología u opinión política, religión o creencia, entre otros.

Sabemos que la alimentación es una necesidad esencial de extrema relevancia para cada miembro de la comunidad, por lo que resulta imperioso procurar la alimentación adecuada a personas vegetarianas y veganas, sobretodo en una importante etapa de crecimiento. No cubrir esta necesidad de este determinado grupo se configura como una discriminación arbitraria del aparato estatal, atropellando el derecho a la libertad de conciencia, a la igualdad ante la ley, y a la integridad física y psíquica de vegetarianos y veganos.Solicitamos enérgicamente que JUNAEB defina una fecha de inicio para un PAE Vegano en Chile