Tasa 0% de Impuesto de Espectáculos a artistas bajacalifornianos

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Los abajo firmantes: artistas escénicos, promotores culturales y maestros de arte que realizamos nuestras actividades en beneficio del dearrollo cultural del estado, acudimos a sus finas atenciones en el interés de solicitar que durante la presentación y aprobación de las Leyes de Ingresos para el Estado de Baja California y para cada uno de sus Ayuntamientos para el ejercicio 2020, tengan a bien incluir el factor 0% en Impuestos Estatales y Municipales por la Presentación de Espectáculos Públicos a las funciones de danza, música y teatro en las que participen artistas bajacalifornianos.

En años anteriores, hemos recibido parcialmente este tratamiento. En lo relativo al impuesto estatal, mediante Decreto de Exensión expedido por el Ejecutivo Estatal entre los meses de febrero y marzo, con caducidad al 31 de diciembre de cada año (31 de octubre de este año por cambio de administración), complicando por varios meses al año nuesta actividad escénica. En lo relativo a los Ayuntamientos, el tratamiento ha venido haciéndose al arbitrio de cada Administración Municipal, sin reglamentación o garantía escrita de por medio.

Promover la práctica y disfrute de las manifestaciones artísticas puede ser una de las mejores herramientas de recomposición social de las que disponga el estado, no solo a través de las propias instituciones de gobierno, si no mediante el estímulo de iniciativas independientes que coadyuguen con sus gobernantes. Los artistas bajacalifornianos tenemos mucho más que dar a la sociedad, de lo que logramos hacer a través de las instituciones públicas, pero requerimos de la solidaridad de estas para que impuestos a espectáculos (pensados para eventos masivos y comerciales) y altos honorarios de interventores no mermen nuestros bajos ingresos de taquilla, los que la mayoría de las veces no son suficientes para el pago de los gastos de producción y una nómina simbólica de quienes en ella participan.

Los impuestos a espectáculos públicos son buenos, para aplicarse a aquellos eventos artísticos y deportivos comerciales, pero se vuelven un obstáculo para los que no contamos con un público con hábito de consumo. Una función de un espectáculo local tiene en promedio 80-100 espectadores (si bien va), con un costo por boleto promedio de 60-100 pesos. El pago por impuesto pudiera ser mínimo, pero se acrecenta con el cobro de los gastos de intervención (aprox. $800 pesos por cada interventor, uno estatal y uno municipal). Al final, cada artista en escena, que se formó por años y ensayó por meses, en una función acaba ganando mucho menos de lo que un interventor se lleva en una diligencia de cinco minutos; sin contar ademas con el costo de uso de espacios escénicos, la mayoria de la veces propiedad del propio estado o ayuntamientos.