Impuesto Extraordinario a los bancos para atender a las víctimas del Coronavirus

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 50,000!


Los bancos que en el 2019 ganaron más de 11 billones a costa del bolsillo de los colombianos, han posado de solidarios en esta crisis, pero la verdad es que siguen generando millonarias ganancias a costa de los colombianos. Lo peor, es que ahora con el aumento de la liquidez que les dan las nuevas medidas económicas de Duque, con nuestros impuestos a los bancos se les van a regalar 500 mil millones de pesos. 

Esto debe detenerse de una vez por todas y este año debe hacerse uniéndonos todos como colombianos para exigir un impuesto extraordinario a estas multimillonarias ganancias que los bancos tendrán en el 2020 para que sean destinadas a atender la emergencia sanitaria y las víctimas del Coronavirus.

Con la aprobación del Gobierno de emitir $9,8 billones en deuda con bancos, a la banca privada se les garantizará una enorme ganancia a costa de los impuestos de todos nosotros. Lo impresionante es la conveniencia a los bancos privados dado que la emisión de este dinero la podía hacer el Banco de la República con un préstamo en mejores condiciones ¿Por qué no se hizo así?.

Esto es indignante, los bancos siguen priorizando a los banqueros por encima del bienestar de todos los colombianos. Es impresionante como de la mano de la liquidez otorgada por la emisión del gobierno, las acciones de todos los bancos han aumentado considerablemente en los últimos días.

Estamos cansados de que los bancos sigan lucrándose de forma descarada con nosotros. En esta crisis, es momento de una vez por todas detener todas los abusos de la banca privada, que tantas ganancias les hemos dado.

Ya no más, es inaceptable que como colombianos soportemos que los bancos no favorezcan a los colombianos y sigan cobrando comisiones, generando intereses y siendoel poder económico más importante al cuál ahora el gobierno le regala 500 mil millones de pesos. Exigimos un impuesto extraordinario ya para los bancos, estamos hartos de sus abusos.