Despida al comandante del Ejército por sus vínculos con “falsos positivos”

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 35,000!


Presidente Duque: cumpla su palabra de que en su gobierno hay “Cero tolerancia con violaciones de DDHH por parte de militares” 

El periódico estadounidense The New York Times, reveló recientemente que el actual comandante del Ejército, el General Nicacio Martínez Espinel estaría exigiendo muertes y capturas como indicadores de eficiencia de la labor de las fuerzas militares de mantener el orden público.

Las órdenes específicas del Comandante del Ejército a los militares fueron: 1. Duplicar cifras; 2. Bajar los controles de certeza operacional del 90 al 60% (los que indican que una operación militar está bien sustentada); y 3 aliarse con grupos paramilitares para mejorar indicadores.La Procuraduría General de la Nación abrió investigación por estas denuncias.

En el pasado, órdenes como estas terminaron en la muerte de entre 5.000 y 10.000 personas no combatientes presentadas como si lo fueran, en el escándalo conocido como los “falsos positivos” 

Nuevas revelaciones de otro diario estadounidense, El Washington Post, señalan que el general Nicasio Martínez, cuando era comandante conjunto de la X Brigada del Ejército, estuvo presuntamente involucrado en el pago recompensas y alteración de documentos de falsas operaciones de inteligencia que terminaron en asesinatos de civiles presentados como combatientes.

Pese a todo lo anterior, el Senado de la República ascendió al Brigadier General Martínez al grado de General, un honor militar que no debió recibir, ni él ni otros altos mandos militares, hasta que no aclaren su situación con la justicia. Una decisión que hizo caso omiso a la petición de organizaciones defensoras de derechos humanos. 

Pero aún el presidente de la República puede tomar la decisión de separarlo de su cargo. Estamos ante el peligro real de que volvamos al asesinato masivo de jóvenes humildes o de personas desarmadas, luego presentadas como guerrilleros o integrantes de bandas criminales.

Por eso queremos pedirle al presidente Iván Duque Márquez que separe de su cargo al General Nicacio Martínez Espinel y a otros militares que puedan estar involucrados en órdenes de "falsos positivos", hoy o en el pasado.

También le solicitamos que proteja a los soldados y suboficiales que están rindiendo versiones voluntarias ante la Jurisdicción Especial para la Paz, Corte de justicia transicional que investiga estos crímenes, y que están siendo amenazados por esta causa. 

Presidente Duque: cumpla su palabra de que en su gobierno hay “Cero tolerancia con violaciones de DDHH por parte de militares”