Petición cerrada
Dirigida a Director ejecutivo IPC Comite Para-olimpico Internacional, Xavier Gonzalez y 2 otros

DILE AL C.P.I. NO MAS SEGREGACIÓN DE LOS ENFERMOS MENTALES EN EL DEPORTE

FIRMA PARA QUE LA ENFERMEDAD MENTAL SEA RECONOCIDA EN EL MOVIMIENTO PARA-OLÍMPICO


Hace unos 10 años me concedieron una minusvalía por enfermedad mental.
Cuando me concedieron la minusvalía me hizo ilusión el hecho de participar en una Para-olimpiada, descubrí para mi asombro que estamos excluidos, marginados, segregados del movimiento para olímpico a pesar de tener limitaciones para el rendimiento mucho mayores que algunas limitaciones físicas
Siempre he hecho deporte de competición. Fui el primer asturiano que corrió el Ironman en 1994, corriendo en fase depresiva en una desestabilización bipolar, y participé en muchas más pruebas con una alta componente de reto deportivo. Triatlones, maratones de montaña, viajes en bici, vuelta a Menorca en piragua, y un montón de cosas más.

Las limitaciones para el rendimiento deportivo causadas por la enfermedad mental son variadas. Las únicas que podrían justificar un reconocimiento de adaptación deportiva son las que directamente, o indirectamente provienen de la enfermedad mental y su carácter crónico. Intentaré describirlas y su influencia en el rendimiento.
Posiblemente la más condicionante es lo que denomino el dóping inverso, los efectos negativos que provienen de la medicación continuada. Al igual que hay tratamientos médicos que implican un aumento del rendimiento, dóping, los hay que producen lo contrario, una disminución del rendimiento deportivo. La importancia del doping inverso se ve aumentada por que con frecuencia hay que cambiar los tratamientos, con lo que puede verse aumentada la disminución en el rendimiento.


Los cambios metabólicos producto, de la enfermedad mental, de la medicación, o de una combinación de ambas son un hecho. Variaciones de peso importantes son comunes en la enfermedad mental con la evidente influencia en el rendimiento que esto tiene.

Los cambios de peso solo afectan mientras no se vuelva al peso original, si es que se vuelve claro, pero los cambios metabólicos se quedan para siempre disminuyendo considerablemente la capacidad de producción de energía. Estos cambios pueden cambiar totalmente la capacidad de rendimiento de un deportista, y dar al traste con una carrera deportiva (ver enlace)


La ansiedad que toda persona puede padecer en un momento dado tiene una especial injerencia en la salud mental, pues un suceso externo que desencadena un episodio de ansiedad puede influir en el nivel de salud mental, por otros lado enfermos mentales son más vulnerables a padecer episodios de ansiedad. En un estado de ansiedad el rendimiento baja. Es similar al estado depresivo del Ironman `94, no se experimental malas sensaciones, simplemente no se puede ir más rápido, porque el organismo es incapaz de producir más energía. (ver enlace sobre la ansiedad)


Por todo lo anterior expongo que la enfermedad mental es un estado “especial” de salud que influye negativamente en el rendimiento deportivo, puede que más, o mucho más que situaciones deportivas que actualmente están adaptadas en el movimiento para-olímpico.
Si quieres acabar con esta discriminación, segregación, injusticia deportiva firma el presente documento.

 

Esta petición fue entregada a:
  • Director ejecutivo
    IPC Comite Para-olimpico Internacional, Xavier Gonzalez
  • Comite Para Olimpico Español
  • Consejo Superior de Deportes


    JUAN RODRIGUEZ ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 79 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: JUAN cuenta con tu ayuda

    JUAN RODRIGUEZ necesita tu ayuda con esta petición «IPC Comite Para-olimpico Internacional: NO MAS SEGREGACIÓN DE LA SALUD MENTAL EN EL DEPORTE». Únete a JUAN y 78 personas que ya han firmado.