Semáforos para no videntes en las avenidas principales de posadas

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 200!


En 1983 el argentino Mario Dávila patentó el primer semáforo para ciegos.

Se trata de un panel electrónico frontal que se adhiere al poste del semáforo y emite un sonido a distinta velocidad: en forma acelerada para indicar la vía libre para el cruce y pausada para el momento de detenerse.

El diseño del dispositivo contempla también a los no videntes sordos. Posee un sistema de vibraciones que permite, con sólo apoyar la mano sobre la caja, saber si el semáforo está en rojo o en verde. 

A pesar de lo valioso del aporte de  Mario Dávila, existían algunas limitaciones en su uso. En primer lugar el costo que implicaba su instalación hizo que no sean muy populares y sólo se instalan en lugares estratégicos –cercanos a escuelas y otras instituciones de personas ciegas– de las ciudades.

Si el costo es el problema,  al menos que pueda instalarse en las avenidas principales! 

La sincronización de corte sonoro deberá estar  debidamente  sincronizado para que la persona no vidente no corra ningún tipo de peligro al cruzar la calle.

Muchas gracias por la difusión y el aporte¡! Cualquier comentario de ayuda es válido.