Petition Closed
Petitioning IBERCAJA
This petition will be delivered to:
IBERCAJA

IberCaja: Ríndete y entrega las llaves. Alquiler social para la Corrala Utopia.

El mes de mayo de 2012, 36 familias víctimas de la crisis y que habían perdido sus viviendas se realojaron en un inmueble de Sevilla que llevaba ya 3 años terminado y vacío. Yo soy una de las personas que desde entonces vive en la ‘Corrala Utopía’.

En la actualidad este inmueble pertenece a IberCaja, que lo mantiene paralizado como uno de esos ‘activos tóxicos’ que serán comprados con dinero público.

Creemos que es legítimo que la ciudadanía exija a las entidades bancarias que han sido o van a ser rescatadas acuerdos y compromisos hacia las personas que más están padeciendo esta crisis. 

Ibercaja ha incumplido el acuerdo al que había llegado el pasado mayo con las vecinas de la Corrala Utopía, presentando de nuevo una petición de desalojo ante el juzgado. En este acuerdo Ibercaja se comprometía a retirar la petición de desalojo, volver a retomar la mesa de negociación y facilitar el acceso a los suministros de agua y luz. Las vecinas, por nuestra parte, debíamos presentar nuestros informes sociales y, una vez alcanzado un acuerdo satisfactorio para las partes, abandonar el edificio en el plazo de un mes. Nosotras cumplimos. Ibercaja no. Con todo esto se demuestra que la banca una vez más miente y engaña para lucrarse a costa de las personas. No podemos fiarnos de un banco, han demostrado que sólo miran por sus intereses, que no son los de la gente normal como nosotras.

Las vecinas de la Corrala Utopía queremos pagar un alquiler social, ya que lllevamos un año y medio viviendo en el edificio, del que ellos tendrán la propiedad, pero nosotras lo sentimos más nuestro que suyo.

No podemos consentir que nos echen a la calle para que dejen el edificio vacío. Repetimos una vez más NI CASAS SIN GENTE, NI GENTE SIN CASA.

Por todo ello, pedimos a IberCaja que se rinda, que desista de echarnos y que firme la entrega del edificio mediante un alquiler social a las vecinas de la Corrala Utopía. 

<!--EndFragment-->

 

Con tu ayuda, rescataremos personas, no bancos.


Letter to
IBERCAJA
Estimados señores:

En el pasado mes de mayo 36 familias víctimas de la crisis y que habían perdido sus viviendas se realojaron en un inmueble ubicado en la Avenida de las Juventudes Musicales de Sevilla que llevaba ya 3 años terminado y vacío.

En la actualidad este inmueble pertenece a IberCaja, que lo mantiene como uno de esos activos tóxicos que serán comprados con dinero público.

Creemos que es legítimo que la ciudadanía exija a las entidades bancarias que han sido o van a ser rescatadas acuerdos y compromisos hacia las personas que más están padeciendo esta crisis.

El mes de mayo de 2012, 36 familias víctimas de la crisis y que habían perdido sus viviendas se realojaron en un inmueble de Sevilla que llevaba ya 3 años terminado y vacío. Yo soy una de las personas que desde entonces vive en la ‘Corrala Utopía’.

En la actualidad este inmueble pertenece a IberCaja, que lo mantiene paralizado como uno de esos ‘activos tóxicos’ que serán comprados con dinero público.

Creemos que es legítimo que la ciudadanía exija a las entidades bancarias que han sido o van a ser rescatadas acuerdos y compromisos hacia las personas que más están padeciendo esta crisis.

Ibercaja ha incumplido el acuerdo al que había llegado el pasado mayo con las vecinas de la Corrala Utopía, presentando de nuevo una petición de desalojo ante el juzgado. En este acuerdo Ibercaja se comprometía a retirar la petición de desalojo, volver a retomar la mesa de negociación y facilitar el acceso a los suministros de agua y luz. Las vecinas, por nuestra parte, debíamos presentar nuestros informes sociales y, una vez alcanzado un acuerdo satisfactorio para las partes, abandonar el edificio en el plazo de un mes. Nosotras cumplimos. Ibercaja no. Con todo esto se demuestra que la banca una vez más miente y engaña para lucrarse a costa de las personas. No podemos fiarnos de un banco, han demostrado que sólo miran por sus intereses, que no son los de la gente normal como nosotras.

Las vecinas de la Corrala Utopía queremos pagar un alquiler social, ya que lllevamos un año y medio viviendo en el edificio, del que ellos tendrán la propiedad, pero nosotras lo sentimos más nuestro que suyo.

No podemos consentir que nos echen a la calle para que dejen el edificio vacío. Repetimos una vez más NI CASAS SIN GENTE, NI GENTE SIN CASA.

Por todo ello, le pido a IberCaja que se rinda, que desista de echar a las vecinas y que firme la entrega del edificio mediante un alquiler social a las vecinas de la Corrala Utopía.