Petición cerrada

Prohibir en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza.

Esta petición conseguió 8,232 firmas


La crueldad que significa este tipo de maltrato hoy sigue impune; uso de drogas, descargas eléctricas, y otros maltratos para lograr que los animales corran a mayor velocidad. Luego cuando "ya no sirven", muchas veces los matan o abandonan a su suerte. Quiero invitar a organizaciones y personas que quieran apoyar esta iniciativa, firmando como adherentes. Pronto también, a participar de la próxima sesión del Senado, será a mediados de agosto. ¡Gracias por el apoyo!

#NoalMaltratoAnimal #NoalasCarrerasdePerros

PROYECTO DE LEY

El Senado y Cámara de Diputados,… (Dictamen firmado en la Comisión de Justicia)

ARTÍCULO 1º.- Queda prohibido en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza.

ARTÍCULO 2º.-  El que por cualquier título organizare, promoviere, facilitare o realizare una carrera de perros, cualquiera sea su raza, será reprimido con prisión de tres (3) meses a cuatro (4) años y multa de cuatro mil pesos ($4.000) a ochenta mil pesos ($80.000).

ARTICULO 3º.-  Esta ley se tendrá como complementaria del Código Penal.

ARTICULO 4º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

María M. Odarda.-

FUNDAMENTOS
Señor presidente:
En diversas localidades del país se desarrollan cada vez con mayor
frecuencia (algunas son incluso permanentes y regulares) y con mayor
número de participantes y de público asistente, carreras de perros, de
las cuales sus organizadores se distribuyen las ganancias que se
obtienen producto de las apuestas de los concurrentes. En las mismas
se juega mucho dinero de manera ilegal, sin tributar impuestos.
Son varios los municipios que se han pronunciado en contra de este
tipo de abusos, mediante ordenanzas municipales, prohibiendo la
corrida de perros, cualquiera sea su raza. En la provincia de Buenos
Aires existe una Ley (la N° 12.449) que prohíbe el uso de perros tanto
para carreras como para la caza de otros animales (Decreto-Ley
10.081/83, artículo 273). En los fundamentos de la ley provincial se
expresa que dicha normativa pretende "contribuir a jalonar una política
de Estado respecto al problema de la protección de los animales y,
específicamente, en este caso de los canes". Tal es el sentido de
replicar ese antecedente jurídico positivo a nivel nacional.
En la provincia de Santa Fe también se aprobó un proyecto de ley
para prohibir las carreras de perros en todo el territorio de esa
provincia y sancionar con arresto y multas a aquellos que la
“2015 - Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”
incumplan. Según explicó la diputada Alicia Gutiérrez, autora de la
iniciativa, esta ley “contempla la prohibición de carreras de canes
cualquiera sea la raza y, en segundo lugar, que a quienes promuevan,
organicen o participen de una carrera serán sanciones con hasta 30
días de arresto y hasta 6 mil pesos”. El principal argumento que
sustenta el proyecto es la crueldad y maltrato que reciben los galgos,
que “son drogados, castigados y estimulados con descargas
eléctricas, pasan la mayor parte del tiempo en jaulas y se les permite
salir sólo para entrenar, competir o hacer sus necesidades”1
.
Asimismo, queremos destacar el proyecto de ley de la Diputada
Nacional Virginia Linares, 9557-D-2014, que cuenta con estado
parlamentario.
Los galgos se han convertido en el símbolo de la impune tortura de
animales y de la grave indiferencia de los distintos gobiernos respecto
de las leyes de protección animal. Los galgos son perros tranquilos,
hogareños y buenos compañeros de los niños. Pero también son
grandes velocistas, lo que les convierten en canes codiciados por los
cazadores y por quienes apuestan de manera ilegal en las carreras de
galgos. Negligencias, abandonos, tenencia irresponsable, hembras
que viven en condiciones higiénico-sanitarias inadecuadas y paren de
manera descontrolada, espectáculos violentos con animales o actos
de crueldad manifiesta, son algunas de las situaciones
sistemáticamente denunciadas por organizaciones de defensa de los
animales. En repetidas ocasiones galgos son encontrados
severamente golpeados, quemados vivos, rociados con ácido, tirados
en pozos, atados en cuevas y abandonados (una vez que no son
"útiles" para la competencia o la caza) con importantes secuelas
renales, neurológicas y motrices, fracturas y desnutrición, colgados o
torturados de distintas formas.
Las carreras de galgos consisten en hacer correr en un circuito
ovalado (canódromo) a varios ejemplares de esta raza con un bozal en
el hocico detrás de una liebre artificial, a la que nunca podrán dar
alcance, hasta llegar a una meta. En las mismas los galgos pueden
alcanzar trotes de hasta 60 kilómetros por hora. Se supone que
cuando persiguen a la liebre en los campeonatos tienen que hacer los
mismos quiebros que ella, girar en los mismos puntos, seguir el mismo
camino. Cuando el galgo se da cuenta de que recortando en diagonal
a la trayectoria de la liebre gana terreno, se pierde la gracia y se le
considera un "galgo sucio", por lo que ya no son "útiles" y pueden ser
desechados.
Entre las prácticas de entrenamientos, frecuentemente se utilizan
conejos y otros animales pequeños que los entrenadores utilizan como carnada para hacer correr y simular carreras. A los perros se les
permite atrapar y destrozar a los animales capturados.
Asimismo en los referidos canódromos no se realizan controles
antidoping, propiciando el uso de drogas y estimulantes para que los
perros corran más rápido. La estimulación aumenta la potencia de los
perros que van en detrimento de su salud. "Los animales son
sometidos a sobreexigencias como inyecciones de estimulantes tales
como 'Kton 12' a base de estricnina (está prohibida su elaboración,
fraccionamiento y venta) y 'Stridox' que tiene un alto componente de
arsénico. Estos son preparados con efedrina, además de los
estimulantes cardíacos, clembuterol y anabólicos", explicó Marta
Wagner, presidenta de la Asociación para la Asistencia del Animal
Abandonado (APAAA) en una entrevista concedida a la Agencia
Infojus Noticias. El uso, muy extendido, de broncodilatadores que
hacen que el corazón bombee con más potencia para que corran más
rápido, acorta la vida de los galgos.
Debemos recordar que la estimulación de los animales mediante
drogas para aumentar su rendimiento es calificada como "Maltrato" por
el Art. 2 de la Ley 14.346 de "Protección a los animales contra actos
de crueldad y malos tratos". Sin embargo, y a pesar de las reiteradas
denuncias y quejas formuladas por parte de entidades y ciudadanos,
esta situación se continúa repitiendo sin aplicarse soluciones efectivas
a este problema.
En muchos casos los galgos reciben estimulación eléctrica, castigos
con látigos, pasan la mayor parte del tiempo en jaulas y se les permite
salir solo para entrenar, competir o hacer las necesidades. Cuanto
mayor es el negocio mayor la crueldad, y menor el respeto hacia la
vida del animal.
Como dijimos, ya existen algunos supuestos de crueldad manifiesta
previstos en la Ley 14.346, pero faltan más medios materiales,
humanos, y mayor implicación de las diferentes administraciones e
instituciones. Creemos que es hora de que en todo el territorio
nacional exista una herramienta legislativa como la que aquí
proponemos para poder luchar más eficazmente contra la crueldad
hacia los animales, y en este caso especialmente hacia los perros que
sufren dicha crueldad y utilización mercantil.
Por ello, solicitamos a nuestros pares el acompañamiento al presente
proyecto de ley.
María M. Odarda.-

1
http://www.cronica.com.ar/article/details/19229/santa-fe-le-puso-freno-a-las-carreras-de-galgos



Hoy: Magdalena cuenta con tu ayuda

Magdalena Odarda (Administrador) necesita tu ayuda con esta petición «Honorable Cámara de Senadores y Diputados de la Nación Argentina: Prohibir en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza.». Unite a Magdalena y 8,231 personas que firmaron hoy.