Victoria confirmada

QUEREMOS QUE OLAVARRÍA SEA DECLARADA CIUDAD LIBRE DE PIROTECNIA

¡Esta petición alcanzó el cambio con 1,160 firmas!


Si partimos de la premisa que todos tenemos derechos, debemos también asumir la importancia de enfrentar el problema de las leyes injustas, es decir, de aquellas normas jurídicas que han sido aprobadas formalmente por los medios dispuestos por el ordenamiento de un país, pero cuyo contenido es manifiestamente contrario a las exigencias de la justicia. Si nos basamos en el punto de vista de los positivistas estas disposiciones son derecho, puesto que, en su opinión, un jurista no se pregunta sobre cómo debe ser el derecho, sino sencillamente qué y cómo es. Por lo que se deduce que las normas que permiten el uso de la pirotecnia son derecho, aunque fueran inicuas. Entonces debemos concluir, que para efectos jurídicos, está bien que se usen elementos de pirotecnia aunque al hacerlo se corra riesgo de vida o se afecte seriamente a nuestro entorno y a la diversidad biológica, porque las leyes nacionales y provinciales vigentes lo permiten. Aunque si lo miramos desde una concepción No Positivista y las recientes teorías del llamado Positivismo incluyente se podría afirmar que, en el derecho, no puede separarse lo formal del contenido moral (de justicia) de sus disposiciones. Una de las tesis del no positivismo que grafica su posición, es que la ley injusta no es ley. Toda ley se ordena al bien común de los hombres y en esa medida tiene fuerza y carácter de ley, y en la medida en que se aparta de ese fin carece de fuerza obligatoria. Adentrándonos un poco más en el tema que nos convoca, debemos señalar que estos elementos explosivos, y específicamente las denominadas “bombas de estruendo” son utilizadas frecuentemente en manifestaciones de carácter festivo especialmente en clubes, fiestas masivas en quintas privadas, Bingo, Corsos, etc., con el agravante de que no existen en el mercado, elementos de protección y/o prevención capaces de atemperar las explosiones y/o extinguir los efectos que provocan los explosivos una vez detonados.Esta presentación es en resguardo del medio ambiente, que no es otra cosa que defender la vida misma, tratando de evitar la contaminación ambiental y acústica; es también para poner en relieve la Declaración Universal de los Derechos de los Animales aprobada por la UNESCO y posteriormente por la ONU, normativa que se inclina por una actitud acorde con la doctrina de los movimientos animalistas, que sostienen que la vida es de todos y el ser humano no puede adoptar una postura antropocéntrica, contraria a la propia naturaleza; es necesario la existencia de un código moral biológico en el que se tenga en cuenta el respeto hacia todas las especies vivientes, sin que se adopten categorías jerarquizadas y tomando como fundamento esencial el derecho a la vida, al no sufrimiento o maltrato de otras especies. Pero también desde esta presentación intentamos hacer un aporte en beneficio de las personas al propiciar la eliminación de los daños que provoca la manipulación de estos elementos, que en muchas ocasiones traen aparejados daños materiales de importancia tales como incendios en los que incontables veces terminan con la vida de seres inocentes. Hay sobrados ejemplos, solo basta recordar la tragedia acaecida en un incendio producido la noche del 30 de diciembre de 2004 en República Cromañón, establecimiento ubicado en el barrio de Once, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, durante un recital de la banda de rock Callejeros. Este incendio, iniciado por el uso de una bengala provocó una de las mayores tragedias no naturales en Argentina y dejó un saldo de 194 muertos y al menos 1432 heridos.La pirotecnia deja de ser un divertimento desde el mismo momento en que afecta a terceras personas, a animales y al medio ambiente; para ponerlo en otras palabras, las explosiones que a algunos les causan placer a otros los altera, les impide descansar con tranquilidad,sobre todo a quienes tienen obligaciones laborales en horarios en que otros no trabajan, a esto le debemos sumar que afectan el bienestar de quienes están internados en Hospitales, Clínicas o en Hogares de Ancianos, etc. No tenemos dudas deque la Salud Pública es el bien jurídico a proteger más allá de cualquier argumentación que pueda haber en referencia a los perjuicios económicos que pudiesen tener los comercios de la ciudad, o que el uso de la pirotecnia es una costumbre arraigada para las festividades. Preservar la salud pública, no sólo es tratar de disminuir la posibilidad de accidentes por manipulación por parte de niños, adolescentes o adultos, sino también evitar incendios de propiedades muebles e inmuebles y proteger a quienes indirectamente pueden ser afectados en su salud física y psíquica.Y cabe una pregunta final: ¿es necesaria la pirotecnia?"Las futuras generaciones no nos perdonarán por haber malgastado su última oportunidad y su última oportunidad es hoy." Jacques Yves Cousteau. -------------------------------------------------------------------------------------------------- PROYECTO DE ORDENANZA OLAVARRÍA CIUDAD LIBRE DE PIROTECNIA

ARTÍCULO 1º).- Declarar al Municipio de Olavarría “Libre de Pirotecnia”, estableciendo con ello la eliminación del uso de elementos pirotécnicos en ocasión de festividades o eventos públicos organizados por el Municipio.ARTÍCULO 2º).- Prohibir en el ámbito del Partido de Olavarría, el uso, la comercialización, depósito,circulación, transporte, venta al público mayorista o minorista de todo elemento de pirotecnia y cohetería, sea de venta libre o no, y/o de fabricación autorizada.ARTÍCULO 3º).- Se entiende por pirotecnia a la técnica de preparar mezclas químicas inflamables que al arder producen luces, humo, gas, calor y color, destinadas a producir efectos visibles, audibles omecánicos, mediante la utilización de mecanismos de combustión o explosión, incluidos todos aquellos que se enciendan o accionen mediante el uso de la mecha, por fricción o impacto.ARTÍCULO 4º).- Están comprendidos en esta categoría los fuegos artificiales, bombas de estruendos, rompe portones, cohetes, luces de bengalas, petardos, globos luminosos aerostáticos de papel y cualquier otro análogo o similar en que se utilizare compuestos químicos que contengan elementos combustibles y oxidantes o cualquier otra sustancia que sola o en mezclas pueda resultar inflamable, sin importar las formas o cantidades de los compuestos químicos que la conformaren.ARTÍCULO 5º).-Se excluyen de los términos de la Ordenanza los artificios pirotécnicos destinados a señales de auxilios y aquellas destinadas al uso de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, Defensa Civil, la pirotecnia obligatoria establecida en el protocolo de salvamento.ARTÍCULO 6º).- Queda prohibida la utilización de los elementos citados en los artículos precedentes, en espacios cerrados, canchas de fútbol y/o predios para cualquier tipo de eventos deportivos, musicales,políticos, religiosos o de otra índole, manifestaciones callejeras de cualquier fin, movilizaciones,actividades sindicales y otras manifestaciones sociales.ARTÍCULO 7º).-Desarrollar desde los estamentos correspondientes del Municipio, profusas campañas informativas y de concientización dirigidas a toda la población dando cuenta de los alcances de la Ordenanza.ARTÍCULO 8º).- El incumplimiento de la presente Ordenanza derivará en el correspondiente decomiso y destrucción de los elementos de pirotecnia por parte de las autoridades y la aplicación de sanciones a los infractores que serán de multas (a determinar), que se han de duplicar en caso de reincidencia; más la clausura de treinta (30) a sesenta (60) días, y/o clausura definitiva, si se tratara de infracciones por parte de locales comerciales.ARTÍCULO 9º).- La Secretaría de Gobierno, o la que la reemplace en el futuro, será la autoridad de aplicación de la presente Ordenanza.ARTÍCULO 10º).- El Departamento Ejecutivo Municipal podrá habilitar una línea telefónica para la recepción de denuncias y o reclamos vinculados a la presente Ordenanza.



Hoy: Norma cuenta con tu ayuda

Norma Guerra necesita tu ayuda con esta petición «HCD de OLAVARRÍA: QUEREMOS QUE OLAVARRÍA SEA DECLARADA CIUDAD LIBRE DE PIROTECNIA». Unite a Norma y 1,159 personas que firmaron hoy.