Por el retiro de la escultura "Ella" del espacio público. No nos representa.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Pedimos a la gobernación del Valle del Cauca y la alcaldía de Palmira, el retiro del espacio público de la escultura "Ella". Consideramos que se trata de la representación equivocada de una mujer que sin rostro, asume una actitud pasiva y sometida a la hegemonía de los cánones de belleza  y de explotación del cuerpo. Esta obra perpetúa el estereotipo de la mujer como objeto de vitrina, explotada, vendida, dispuesta al abuso. "Ella" como obra, ignora la diversidad de la mujer y la feminidad en nuestro contexto.

En palabras de la autora, la obra "está encaminada a la defensa de los derechos de la mujer, que se han  invisibilizado a lo largo de la historia". Lejos de esa intención, la escultura carece de elementos estéticos  y conceptuales que dialoguen en torno a la diversidad, la lucha por  la reivindicación de nuestros derechos o la visibilización de los espacios ganados en lo social, político y cultural.

La exposición de una mujer sola, color oro, curvilínea, que sin rostro ni identidad está sentada de piernas abiertas, despojada de un zapato de alto tacón. Una tira de su corto y rojo vestido caído en el hombro, no es la representación de la abuela, la niña ni la mujer campesina, indígena, afrodescendiente. No expresa la realidad de la intelectual, la artista, la obrera, la política, la estudiante, la deportista, la científica, la educadora, la líder social, la ama de casa que históricamente han venido luchando por romper el estereotipo que tanto daño nos causó la narcocultura y la hegemonía patriarcal. Estas mujeres que sin descanso construyen la tan soñada sociedad igualitaria y justa.

No aceptamos que esta imagen  sea la primera impresión que tengan nuestros visitantes al llegar a territorio vallecaucano. No más violencia de género legitimada en narcoseries, lenguajes y otras expresiones materializadas en espacios privados y públicos.

Por respeto a las casi 60 mujeres líderes sociales asesinadas en menos de dos años, por las tres mujeres que son agredidas cada hora en nuestro país, por la memoria de los más de 180 feminicidios durante este año. Por las que marchan, cultivan, construyen, educan, arrullan a este territorio multiétnico y diverso: No más "Ella" y más "nosotras, todas".