REPUDIO Y CONDENA DE LOS ATAQUES TERRORISTAS A IGLESIA CATÓLICA DE NICARAGUA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 15.000!


El día 31 de Julio del 2020, en un acto cobarde, terrorista y anticristiano fue atacada la Iglesia Católica en Nicaragua. En el corazón del catolicismo nicaragüense, dentro de la Catedral Metropolitana de Managua, fue colocada una bomba con el propósito de destruir la tradicional y antigua imagen de la Sangre de Cristo. Los atacantes lograron su cometido, provocando un incendio que quemó casi 400 años de historia. 

Este ataque no es aislado. Es uno de los tantos que viene sufriendo la Iglesia y sus ministros desde hace dos años. Solo en la ultima semana de Julio 2020 se registran 4 ataques directos contra los templos. Las múltiples amenazas contra sacerdotes, incluso un ataque con ácido contra uno de ellos, muestran la persecución religiosa que se vive en el país. La libertad religiosa, los derechos humanos y derechos al libre culto están siendo coartados en Nicaragua y el Gobierno, en ves de detenerlo, lo provoca. 

Al igual que el ataque a la Virgen de Guadalupe en 1921, la Imagen de la Sangre de Cristo sigue en pié. La Iglesia Católica sigue y seguirá estando. El ataque terrorista de hoy no es solo contra una Imagen, es contra toda una Iglesia de más de mil millones de miembros y más de dos mil años de historia. El agravio es una lucha entre el bien y el mal. 

Hoy todos los Católicos debemos unirnos y condenar la persecución a nuestra Fe.

Exigimos a los Gobiernos del mundo y a la ONU detengan el asedio a la Iglesia. 

Sangre de Cristo, Salvanos. 

Nuestra Señora de Guadalupe, ruega por nosotros. 

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate.