No a la Deforestación de la Selva Misionera

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 500!


La selva misionera contiene una gran biodiversidad: Alrededor de unas 200 variedades de árboles conforman esta selva, y se cree que las propiedades de algunos podrían tener fines medicinales en un futuro, si no desaparecen debido a esta problemática. De estas 200, solo se aprovechan alrededor de 20 especies. En cuanto a la fauna, encontramos unas 550 especies de aves (las cuales representan alrededor de la mitad de las especies de la república argentina), 166 especies de mamíferos, 55 especies de anfibios, 79 especies de reptiles y más de 200 especies de peces. Muchos de estos, debido a la deforestación, se encuentran en grave peligro de extinción, como el yaguareté, el oso hormiguero y el mono carayá.

Se realizaron talas masivas, reemplazando las especies nativas con pinos de rápido crecimiento, aunque más vulnerables a las plagas y a los incendios. También, se han utilizado especies modificadas genéticamente que se adaptan mejor al clima y a la tierra, pero que por el contrario destruyen la vegetación autóctona y con esto también hacen peligrar la fauna existente. A pesar de que la reforestación en la región es cada vez mayor, esta cantidad no es suficiente y se continúa explotando la selva misionera, reduciendo año tras año su territorio y perjudicando a cientos de especies. Según la organización Greenpeace, solo se mantiene un 7% de su extensión originaria. Esta política únicamente favorece a las grandes empresas, que no sólo arrasan con la selva misionera obteniendo grandes beneficios, sino que también reciben subsidios para la reforestación, la cual sin embargo no se da de la manera correcta, pues ninguna de las empresas que actúan sobre la zona reforesta con las especies nativas, poco provechosas para la industria maderera.

La solución de este conflicto no es simple. La industria maderera es la actividad principal dentro de la provincia de Misiones, la cual está dentro de las más pobres de nuestro país, teniendo un gran índice de desempleo, de desnutrición y de pobreza. Es por esto que no podemos esperar que la tala de árboles en la región cese de inmediato. Sin embargo, creemos que las medidas implementadas son incorrectas y que las empresas y el gobierno de la provincia deberían sentarse a negociar con las organizaciones defensoras del medio ambiente, como Greenpeace, para evitar que se siga deforestando la selva misionera.

Ejemplos de medidas posibles con este fin son la incentivación a las empresas para reforestar con especies provenientes de la selva misionera, un modelo de producción que proteja a la selva, la aplicación efectiva de la ley 26331 (Presupuestos minimos de proteccion ambiental de los bosques nativos) y la creación de nuevas reservas naturales que apunten a la preservación de las especies.



Hoy: Martin González y cuenta con tu ayuda

Martin González y Nahuel Milgran necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de la provincia de Misiones: No a la deforestación de la selva misionera». Unite a Martin González y y 245 personas que firmaron hoy.