En la foto se observa con claridad la bajante del Embalse La Quebrada, una situación que ya lleva varios años y que preocupa seriamente a los habitantes de Río Ceballos: de ese lago artificial proviene el agua para nuestra ciudad.

Somos vecinos autoconvocados, y nuestra movilización comienza al descubrir en internet la página web de un nuevo proyecto de urbanización en plena Reserva Hídrica La Quebrada de Río Ceballos, en una fracción de altísimo valor ambiental (bosque serrano) en la que se pretende construir un barrio cerrado.  

Uno de los orígenes de la crisis hídrica (sequías e inundaciones) que padecemos desde hace casi una década en las Sierras Chicas de Córdoba es producto de la destrucción del bosque nativo e impactos negativos en las cuencas. Hasta el momento, el crecimiento urbano en las reservas hídricas de Río Ceballos (La Quebrada y Los Manantiales) se ha desarrollado sin ningún tipo de control, especialmente en la Reserva La Quebrada, y si esta situación continúa nuestras cuencas hídricas seguirán degradándose cada vez más. No podemos perder lo poco que nos queda de bosque nativo; ya demasiado hemos perdido con los incendios y con el uso inadecuado de sus tierras que hacen algunos propietarios. Las reservas hidricas no han sido creadas para construir en ellas barrios cerrados, complejos de cabañas ni urbanizaciones que impliquen desmontes, apertura de calles y movimientos de tierra, sino para proteger un recurso indispensable para la vida: el agua. Hay leyes y decretos para proteger las áreas naturales y el bosque nativo. Exigimos que el gobierno las respete, y las haga cumplir. 

Más sobre la Reserva Hídrica La Quebrada:   De la superficie total de la reserva hídrica La Quebrada (4200 hectáreas), su mayoría está formada hoy por pastizales, afectados por el sobre pastoreo de los "dueños" de esas tierras que tienen vacas en la reserva hídrica, como si fuera un campo más de la pampa húmeda. Los incendios también afectan frecuentemente esta zona de pastizales, el arbustal de altura casi ha desaparecido y la franja de bosque chaqueño ha ido mermando con los años, los incendios, el desmonte, el pastoreo, y LAS EDIFICACIONES QUE VIOLAN LAS NORMATIVAS VIGENTES Y QUE VIENEN CONSTRUYÉNDOSE desde el año 1989, cuando se reglamentó la ley de creación de la reserva. LA PROVINCIA HA IGNORADO SISTEMÁTICAMENTE LAS DENUNCIAS DE SUS PROPIOS GUARDAPARQUES, Y NUNCA FRENÓ NINGUNA OBRA O PROYECTO INMOBILIARIO EN LA RESERVA. Hace ya años que el Dique La Quebrada da pena y semeja un charco sucio. De allí tomamos, que es un decir, PORQUE A QUIEN LE PREGUNTEN EN RIO CEBALLOS COMPRA BIDONES DE AGUA PARA TOMAR, de ese dique nos abastecemos de AGUA, elemento básico para la vida. El Bosque que le queda a la reserva es MUY POCO, OCUPA UNA MÍNIMA SUPERFICIE DE SU TOTALIDAD Y ES INDISPENSABLE PARA LA CAPTACIÓN DE AGUA EN LA CUENCA HÍDRICA.     Por todo esto, señores gobernantes: 
BASTA DE DESMONTE EN LAS RESERVAS HÍDRICAS. NI UN ÁRBOL MENOS. APLICACIÓN DE LAS LEYES YA. PLANES DE MANEJO, ¡¡PRESUPUESTO PARA AMBIENTE Y PERSONAL PERMANENTE Y CAPACITADO TRABAJANDO EN LAS RESERVAS YA!!

Letter to
Ministerio de Agua, Ambiente y Energía de la Provincia de Córdoba
José Manuel de la Sota, gobernador de la Provincia de Córdoba
Secretaría de Comunicación Pública de la Provincia de Córdoba
and 4 others
Secretaría de Planeamiento y Desarrollo Urbano de Río Ceballos
Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Río Ceballos
Dirección de Conservación de Suelos y Manejo de Agua de la Provincia de Córdoba
Dirección de Planificación Urbana de Río Ceballos
No más desmontes ni loteos en las Reservas Hídricas de Río Ceballos.

Las reservas hidricas no han sido creadas para construir en ellas barrios cerrados, complejos de cabañas ni urbanizaciones que impliquen desmontes, apertura de calles y movimientos de tierra, sino para proteger un recurso indispensable para la vida: el agua. Hay leyes y decretos para proteger las áreas naturales y el bosque nativo. Exigimos que el gobierno los respete, y los haga cumplir.

Gracias,