Reconstruir el antiguo Hotel Florida de la Plaza Callao de Madrid

Reconstruir el antiguo Hotel Florida de la Plaza Callao de Madrid

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Carlos Pastor González ha iniciado esta petición dirigida a @elcorteingles y

La reconstrucción del templete de la Gran Vía madrileña, actualmente en su fase final, está despertando en las redes sociales, un estimable interés en considerar reconstruir y recuperar el patrimonio desaparecido. En esta línea inicio esta petición, para pedir a El Corte Inglés y al Ayuntamiento de Madrid, la recuperación del que fuera el antiguo Hotel Florida, obra también del porriñés Antonio Palacios; ubicado antiguamente en la Plaza Callao, hoy sede de los grandes almacenes de la firma.

La petición busca: recuperar la fachada íntegra del edificio, además de la antigua marquesina de cristal y hierro de la entrada, anejo al rótulo del antiguo Hotel Florida, inscrito en el coronamiento del edificio.


Inaugurado en 1924, el Florida supuso un hito de modernidad para la capital. Apodado como el hotel de los modernos, por sus 200 habitaciones pernoctaron artistas como Charlie Chaplin; filósofos como Miguel de Unamuno; y poetas como Federico García Lorca. En 1932 se celebró un banquete en honor a Clara Campoamor, quien con su oratoria parlamentaria había conseguido meses antes la implantación del sufragio femenino en España. También se puso de moda entre el público que iba al teatro, ya que inventó el concepto de ‘cena veloz' en la barra sin necesidad que tener que sentarse en una mesa. Tras el estallido de la Guerra Civil se convirtió en símbolo del antifascismo y residencia de periodistas, escritores y corresponsales de guerra quienes cubrieron la contienda desde sus habitaciones tales como: Henry Buckley, Martin Minchom, Ilya Ehrenburg, Antoine de Saint Exupery, Robert Capa, Ernest Hemingway, John Dos Passos, Martha Gellhorn, Gerda Taro, Sefton Delmer, Virginia Cowles, Josephine Herbst, W. H. Auden o voluntarios antifascistas de las Brigadas Internacionales como André Malraux y George Orwell. La primera guerra contra el fascismo en todo el mundo se dio en Madrid, y fue desde el Florida, donde se cubrieron los primeros bombardeos aéreos sufridos sobre una ciudad en toda la historia mundial. Como dijo el corresponsal del New York Times al Madrid sitiado, Herbert Matthews: “Madrid se había convertido en el centro del universo».


En 1964 el la Hotel fue derribado. Desde entonces hasta día de hoy, su solar lo ocupa una deslucida sede comercial del Corte Inglés. Como resultado, su fachada rompe abruptamente la estética de lugar, afeando el entorno y creando un diálogo forzado, cuando no imposible e insufrible, con su contiguo vecino de La Adriática, los edificios colindantes y la misma Plaza Callao.


Por una cuestión de valor arquitectónico, paisajístico, estético, patrimonial e histórico. Por su relevancia cultural, intelectual y periodística alcanzada a nivel internacional. Por ser un símbolo de la lucha contra el fascismo, del periodismo de entreguerras y de la literatura de Hemingway, presente en su obra “La quinta Columna”. Por ser un legado de la arquitectura de Antonio Palacios. Por todas estas razones expuestas, pido al Corte Inglés, así como al Ayuntamiento de Madrid la restitución íntegra del edificio.


Respecto a su utilidad. Abogo por conferirle el mismo uso que el presente; pero con una imagen mucho más acorde y amable con el entorno que la que sufre la plaza y la retina de sus paseantes en la actualidad. Es más, la estética recuperada devendría en una acicate más apetecible y atractivo siquiera para que los usuarios penetraran en su interior para realizar sus compras.

Indudablemente, las ciudades importantes requieren de símbolos que potencien y proyecten su imagen marca y más en ciudades que viven en gran parte del turismo. En este sentido, Londres dispone de unos grandes almacenes emblemáticos, Harrods, los cuales forman parte ya del amplio abanico de hitos arquitectónicos, visibles en las postales turísticas de la ciudad del Támesis; impregnando con ello una imagen de marca para el turismo y orgullo de la capital británica. Lo mismo acontece en París, donde las galerías Lafayette devienen en un símbolo del comercio y de las postales turísticas de la ciudad del amor. Madrid, en cambio adolece de unos grandes almacenes icónicos en su fachada y estética, como imagen de la ciudad; tanto para sus habitantes como para los turistas. ¿Acaso Madrid es menos?


Sres del Corte Inglés, ustedes mejor que nadie saben toda empresa, sea pequeña, mediana o multinacional vive de su imagen. Invertir en la imagen empresarial es invertir en tu marca, es distinguirte de tu competencia y por consiguiente es invertir a medio y largo plazo, en beneficios. Una ciudad que invierte en su imagen, invierte en su futuro. Invierte en su proyección exterior. Invierte en su supervivencia y a la postre, invierte en inversiones exteriores. Una ciudad que da la espalda a su identidad, a su historia, a su estética y a su legado patrimonial, es una ciudad que pierde la brújula del futuro, pierde su esencia y a la larga, corre el riesgo de quedar relegada en el limbo de la impersonalidad y la banalidad. Un edifico bello es un acicate para penetrar en él. Une edificio anodino genera menos interés en el público para visitar lo que obsequia su interior.


Precisamente por ello les invito a reflexionar. Les invito a soñar a lo grande, a romper barreras mentales, a convertir su local de Callao en un lugar, que no solo sea un centro funcional que atienda las primeas necesidades del público. Les invito a crear un hito atractivo, un envoltorio que actúe de imán en la plaza para sus clientes, paseantes como turistas, y en consecuencia, se convierta en un nuevo hito arquitectónico para Madrid.


Con su reconstrucción ganaría la Plaza Callao. Ganaría el patrimonio de Madrid. Ganaría el catálogo de edificios protegidos. Ganaría el número de turistas que visitan Madrid y fotografían la Gran Vía. Ganaría el Corte Inglés. Ganaría el número de sus clientes. Ganaría Madrid. Ganarían l@s madrileñ@s. Ganaría la arquitectura de Palacios. Ganarían ustedes. Ganaríamos TOD@S. No se me ocurre ninguna razón, ninguna, para desconsiderar la reconstrucción del Florida, al revés su vuelta a la plaza Callao solo revertiría en efectos positivos.


En conclusión, ¿si se está reconstruyendo el templete de Antonio Palacios, por qué no se puede reconstruir este edificio, con firma del mismo arquitecto? ¿acaso es menos el Hotel Florida que el templete? ¿acaso se merece menos atención el Hotel Florida que el templete? Creo que el Hotel Florida no es menos que el templete de la Red de San Luis. Por coherencia con la obra y el legado de Antonio Palacios, ambos merecen ser reconstruidos por igual.


Invito a tod@s l@s madrileñ@s de todos los escalafones de la sociedad; escritores, intelectuales, periodistas, arquitectos, amantes del arte, del urbanismo y las formas gente del pueblo, obreros, sindicatos, estudiantes, comerciantes, empresarios, así como a no madrileñ@s, oriundos de las tierras galaicas y amantes de la obra de Palacios en general, y de otras latitudes peninsulares y extranjeras, a unirse a esta apasionante aventura. Las imperfecciones de la historia la han cambiado siempre la movilización ciudadana. Os invito a ser partícipes de cambiar la historia. Os invito a ser cómplices de la recuperación del Florida. Os invito a soñar. Os invito a movilizarnos junt@s para lograr lo que por justicia histórica debe ser reparado para Madrid.

¡FIRMA Y PÁSALO!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas