Petition Closed

Tras 9 meses dentro del vientre de su mamá, ha llegado la hora de salir y ver el mundo. Para la mamá, es un momento clave y duro, doloroso y difícil. Para el bebé, aún más, le supone el primer gran esfuerzo de su vida. 

Aún así, es la experiencia más hermosa que se puede llegar a vivir. Después del parto, la mamá está exhausta y solamente después de la cuarentena podrá empezar a sentir que se está recuperando. Su bebé es lo más importante en su vida a partir de ahora y necesita ayuda, mucha ayuda. Sin embargo, su pareja solamente podrá permanecer al lado de su hijo y la mamá por 2 miserables semanas. Las autoridades médicas recomiendan descansar y no hacer esfuerzos durante todo el período de la cuarentena, pero esto resulta imposible si tu pareja debe incorporarse al trabajo inmediatamente. 


Por otro lado, la mamá solamente podrá estar dedicada a su bebé durante 16 semanas, lo cual no llega a ser ni 4 meses, ya que después deberá incorporarse al trabajo nuevamente. ¿Sabían ustedes que la OMS recomienda lactancia materna durante el primer año de vida y, a ser posible, durante el segundo también? ¿Cómo llevar a cabo semejante tarea en España, si con menos de 4 meses un bebé está condenado a pasar horas y horas en una guardería, rodeado de extraños y separado de quien más necesita en esos momentos (su mamá y su papá)? Cabe destacar que numerosos estudios avalan la importancia del apego en la crianza de los niños y este apego comienza desde el primer día que nace un bebé y es fundamental reforzar ese vínculo durante los primeros años de vida para garantizar una infancia feliz, como recoge la carta de derechos de los niños.

Letter to
Ministerio de Empleo y Seguridad Social (gobierno de ESPAÑA)
Por una maternidad decente

Solicito sea debatida en el congreso la propuesta de ampliación de los permisos remunerados de paternidad a 6 semanas (que es el periodo aproximado de la cuarentena y es cuando la mujer necesita más ayuda y atención) y de maternidad a 1 año, como mínimo e intercambiable con el otro progenitor (si así lo acordaran ambos), por ser necesario para el bienestar del bebé, tal y como indican numerosos estudios psicológicos y recomiendan organizaciones tan importantes como la OMS. Cabe tener en cuenta que en este sentido, España se sitúa a la cola en lo que a maternidad se refiere, si se compara con el resto de países de la Unión Europea, que ostentan una política social mucho más desarrollada y humanizada.

Una baja por maternidad de estas características, además, permitiría continuar con la lactancia materna más allá de las 16 semanas de baja actuales, lo cual revertería en una mejora sustancial de la salud de los bebés, puesto que la leche materna les aporta infinidad de beneficios, entre ellos, la mejora de sus defensas además de suponer una fuente importantísima de nutrientes.