Declaración por Ley de La Cultura como Bien Esencial y de Primera Necesidad.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 25.000!


La crisis de la COVID19 puso en evidencia la precariedad del sector cultural en nuestro país. Miles de artistas, profesionales y trabajadores de la Cultura se encontraron, de la noche a la mañana, con su actividad paralizada, sin indemnizaciones ni posibilidades de acogerse a un E.R.T.E, dado el carácter intermitente en nuestro trabajo. Lamentablemente, y aunque reconozcamos el esfuerzo realizado por el Gobierno, las ayudas aprobadas para nuestro sector han sido insuficientes y no han alcanzado a la mayoría del tejido productivo y trabajadores de la que, no olvidemos, es LA CUARTA INDUSTRIA DEL PAÍS.

El repunte de casos tras la finalización del Estado de Alarma y las medidas que se adoptan desde las diferentes administraciones del Estado, vuelven a golpear a un sector que, desde la reapertura de la actividad, no ha provocado ningún contagio ni brote, al haber aplicado las más estrictas medidas de seguridad, higiene y protocolo sanitario. 

En estos dos meses, mientras la Cultura se devanaba la cabeza por cumplir, respetar y adaptarse a la llamada "nueva normalidad", hemos visto el transporte público al 100% de capacidad sin la más mínima distancia de seguridad, centros comerciales cada vez con menos restricciones de aforo y prácticamente ningún control en otros sectores productivos. ¿De qué han servido todos nuestros esfuerzos si somos tratados por el mismo rasero que los que han incumplido las recomendaciones sanitarias? 

Desde la Cultura no pedimos un trato preferencial. Simplemente que los dirigentes políticos no miren para otro lado ni se mantengan de perfil. Si un teatro, un auditorio, un museo, una galería de arte, un cine, cualquier espacio cultural en definitiva, presenta un protocolo a la administración, con estrictas medidas de higiene y seguridad para trabajadores y públicos, no se entiende que no se nos permita realizar nuestra actividad. En los espacios culturales hay distanciamiento, mascarillas, limpieza exhaustiva, geles, tomas de temperatura, ventilación y limpieza del aire ¿Por qué un teatro es castigado con limitación de aforo a límites insostenibles para la realización de un espectáculo de hora y media  o dos de duración y un avión o un tren pueden hacer recorridos más largos, al 100% de su capacidad y sin respetar el distanciamiento mínimo establecido por Sanidad?

Todo esto es injusto y tiene un porqué: la discriminación histórica que lleva sufriendo la Cultura desde siempre en nuestro país. Todos consumimos Cultura, todos recurrimos a ella pero nadie se acuerda del sector ni de los que la hacemos posible. Ha llegado el momento de pedir al Gobierno de España, y a los de las Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y demás administraciones del Estado, la Declaración de la Cultura como Bien Esencial y de Primera Necesidad en nuestro país. Una declaración que no sea vacía; que tenga contenido y nos iguale a otros sectores de primera necesidad como la Sanidad o la Educación.

Para ello, pedimos a todos los profesionales, artistas y trabajadores de la Cultura, a promotores, agentes y programadores culturales, directores de teatros, auditorios, museos, compañías y salas de cines, empresarios privados del sector cultural, periodistas y medios de comunicación especializados, también a la clase política, y, al público en general, que apoyéis esta iniciativa que busca remover conciencias, proteger a quienes vivimos y trabajamos en este sector y mantenerlo vivo para que TODOS podáis, podamos seguir teniendo Cultura. O se nos protege o desapareceremos.