Desconvocatoria de oposiciones al cuerpo docente de secundaria

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


PETICIÓN AL GOBIERNO DE LA NACIÓN Y LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS PARA NO CONVOCAR OPOSICIONES EN SECUNDARIA.

1.       Razones de índole psico-emocional: excesiva carga de trabajo, estrés, tensión, depresión, etc.

2.       Incertidumbre en todos los planos de la vida social e individual.

3.       Situación sanitaria de las comunidades autónomas y repercusiones en los aspirantes.

4.       Restricciones de movilidad, aforos, falta de alojamientos.

De acuerdo  a la situación de extrema gravedad debido, a la pandemia por la Covid-19 y sus efectos tanto en lo económico, político, social; así como, y en lo más importante, en la salud física y psicológica del cuerpo docente; es menester considerar que la convocatoria de la OPE por parte del Gobiernos de Canarias, publicada en el Boletín Oficial de Canarias núm. 262 , el 21 de diciembre de 2020 121/2020, de 3 de diciembre, por el que se aprueba la Oferta de Empleo Público de personal docente no universitario para el año 2020 y la Oferta de Empleo Público adicional para la estabilización del empleo temporal de personal docente de centros públicos no universitarios en la Comunidad Autónoma de Canarias,  en medio de estas circunstancias representa -según nuestra opinión- una inoportunidad debido a las anteriores razones señaladas; más aún, en una situación de máxima incertidumbre en la que estamos inmersos. Debemos subrayar, que en nuestro gremio las circunstancias psicológicas son un factor importantísimo a tener en cuenta, debido en gran medida, a aquel estado de incertidumbre que, unido a razones de miedo, mantener los protocolos y planes de contingencia Covid, tensión, doble trabajo (presencial y virtual), se le suma la posibilidad de confinamientos, restricciones en un futuro, etc. En suma, más incertidumbre añadida a la ecuación. Si bien, la aparición de vacunas y las campañas de vacunación previstas apuntan a un horizonte de luz, no garantizan que se produzca una vuelta a la “normalidad” repentina, sino que esta será un proceso gradual que recorrerá todo el año 2021, si se siguen las previsiones más optimistas -según expresan los expertos-. Por lo que las medidas restrictivas, se mantendrán en el tiempo. De esta manera, creemos que en estas circunstancias adversas no es el momento oportuno para la convocatoria de oposiciones.

Según un estudio de “el Ministerio de Educación cifra en 1,67% el porcentaje de aulas en cuarentena por la Covid que se viene registrando desde que empezó el año académico. El dato es muy bajo, pero no evita que los docentes estén viviendo situaciones que aumentan la ansiedad de un colectivo ya de por sí estresado. Un informe de Affor, consultora especializada en prevención psicosocial, refleja que el 90% de los profesores ha sufrido alteraciones de sueño por la pandemia, un 89,5% nerviosismo, irritabilidad o tensión y un 42,7% se siente poco feliz y deprimido con su trabajo. En este contexto, el 71,3% requeriría ser valorado por un especialista”. Esta información redactada por el diario digital 20minutos subraya que: “Este sondeo se realizó entre abril y junio, meses de fuertes restricciones a la movilidad, pero las dificultades de estos profesionales no desaparecieron con la vuelta al cole. Si antes del verano su preocupación radicaba en cómo adaptarse de golpe a la enseñanza digital y en no saber si estaban llegando bien a los alumnos, ni cómo se encontrarían realmente, ahora les genera desasosiego el temor al contagio, la incertidumbre sobre si volverá a ser necesario algún tipo de confinamiento, el no poder expresar afecto al alumnado y las dudas sobre si están haciendo bien su trabajo”. En este sentido, podemos concluir en palabras del Dr. ‎Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud: «Una buena salud mental es absolutamente fundamental para la salud y el bienestar en general».

Por lo tanto, manifestamos que el aspecto psico-emocional es un factor esencial, si no clave, en la disposición efectiva ante un proceso selectivo que implica mucho esfuerzo añadido, al que en estas circunstancias estamos dedicando a nuestra labor docente; concentración y dedicación casi exclusiva – hecho que en estas circunstancias excepcionales se antoja escasamente imposible-. Ante la incomprensión de la Administración Educativa, le queremos transmitir nuestro total desacuerdo a esta convocatoria de oposiciones y su total inoportunidad en estos difíciles  momentos que afectan a la salud pública.

Para finalizar y, en  otro orden de cosas, nos encontramos con el reto sanitario. Con una convocatoria masiva de oposiciones, se obliga a los aspirantes a poner en riesgo su salud y su vida, posibilidad que se ha demostrado que no es remota. Los aspirantes están obligados a asumir un riesgo sanitario que contraviene la ética y la legalidad de una sociedad democrática. Es la Constitución española, en el artículo 43, la que reconoce el derecho a la protección de la salud de los ciudadanos y la que responsabiliza de la misma a los poderes públicos en cuanto a su organización y tutela. Del mismo modo, el Estatuto de autonomía de Canarias en el artículo 138, punto 2, apartado d, contempla que es la Comunidad Autónoma Canaria quien debe realizar las tareas de prevención de riesgos laborales; y en el artículo 141, punto 2, apartado b, menciona que debe “preservar, proteger y promover la salud pública en todos los ámbitos”. No parece coherente que las administraciones públicas, que tienen encomendada la labor de velar por la integridad y salud de los ciudadanos, obliguen a parte de la ciudadanía a exponer su salud presente y futura ¿Las administraciones públicas se responsabilizarían de las consecuencias éticas y legales que les acarrearía una dejación de funciones? En cuanto a los aspirantes, ¿están dispuestos a arriesgar su salud e incluso su vida?

Esta petición es extensible al resto del cuerpo de docentes de secundaria del resto de comunidades autónomas del Estado español.