Recabar apoyos en defensa del trabajo de la Guardia Civil

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 25.000!


Ante las últimas manifestaciones celebradas pidiendo la salida de la Guardia Civil del País Vasco y Navarra:

La Fundación Villacisneros quiere hacer llegar al Presidente del Gobierno un Manifiesto de apoyo y reconocimiento a la Guardia Civil.

El manifiesto arranca con la firma de destacadas personalidades de diversos ámbitos de la sociedad española como : Albert Boadella, Fernando Savater, Bertín Osborne, Jaime Mayor Oreja, Elvira Roca, Marta Barroso, Mikel Azurmendi, María San Gil, Rosa Díez, Pablo Martín Alonso (Teniente General), Carlos Iturgaiz, Rafael Dávila Álvarez (General de División) Antonio Burgos, Esperanza Aguirre, Ana Velasco, Dieter Brandau, Santiago González, Rogelio Alonso, Juan Félix Huarte, Ignacio Vicens, Isabel San Sebastián, Joaquín Leguina, Ignacio Camuñas, Carlos Urquijo, Hermann Terstch, Jaime Larrínaga, Javier Carvajal, Gaspar Ariño, Carlos Rodríguez Braun, Alberto Campo Baeza e Iñigo Gómez-Pineda.

El tres de mayo de 2018 la banda terrorista ETA anunció su disolución. A lo largo de su actividad criminal 856 personas de toda clase y condición fueron asesinadas por enfrentarse a su proyecto totalitario nacionalista. El final de la banda se lo debemos fundamentalmente al sacrificio y la abnegación de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del Poder Judicial. De entre las Fuerzas de Seguridad del Estado, la Guardia Civil ha sido el Cuerpo que mayor tributo de sangre ha pagado para conseguir el final del terrorismo. Desde el 7 de Junio de 1968 con el asesinato de José Pardines hasta el 30 de Julio de 2009 con los de Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, 230 guardias civiles perdieron su vida a manos de ETA por defender España y nuestra libertad. Durante todo este tiempo realizaron su trabajo en las circunstancias más adversas, singularmente en el País Vasco y Navarra, soportando a partes iguales, el acoso de la banda y la indiferencia, cuando no abierta hostilidad, de la sociedad.

En los últimos tiempos tras el anuncio del cese de la actividad terrorista en octubre de 2011 y la reciente disolución de la banda, parecía llegado el tiempo del gran homenaje nacional al sacrificio realizado. Lamentablemente este no se ha producido, y más grave aún, menudean con saña los actos de desprecio y humillación contra la Benemérita.

Durante años se ha celebrado en la localidad guipuzcoana de Oñate la jornada “Alde Hemendik” (fuera de aquí) reclamando la desaparición de la Guardia Civil del País Vasco. Este año ha sido la localidad navarra de Alsasua la que ha tomado el relevo acogiendo el “Ospa” (fuera) con idéntica reclamación. En estos actos de humillación, mofas e insultos se han alternado ante la indiferencia de quienes tenían la obligación de evitarlos. No nos corresponde analizar si hemos asistido a la comisión de un delito de odio tal y como está tipificado en nuestro Código Penal, pero una cosa sí resulta evidente: los intentos para evitar estas vergonzosas manifestaciones han partido de asociaciones de víctimas del terrorismo y no de quien tiene la obligación de defender el trabajo de estos servidores públicos, el Gobierno.

Por tanto, abochornados ante la impunidad con que se humilla a la Guardia Civil y decepcionados por la inacción del Gobierno, invitamos a todos aquellos que se sientan orgullosos de nuestra Benemérita a suscribir el siguiente MANIFIESTO que haremos llegar al Presidente del Gobierno en funciones y a su Ministro del Interior:

1. Nos sentimos orgullosos y en deuda permanente con la Guardia Civil en su lucha contra el terrorismo de ETA. Gracias a la abnegación y sacrificio de nuestros guardias civiles, España ha recuperado la libertad y la seguridad secuestrada durante más de cincuenta años por la banda terrorista.
2. Nos ofende ver cómo se repiten con absoluta impunidad en las calles del País Vasco y Navarra actos, concentraciones y manifestaciones en las que se insulta y humilla a la Guardia Civil. Resulta desolador que estas situaciones se reiteren ante la inacción y la pasividad de quien tiene la obligación de velar porque su buen nombre sea respetado.
3. Solicitamos al Ministro del Interior y al Presidente del Gobierno en funciones que apliquen las disposiciones legales ya existentes para impedir que vuelva a producirse en España un solo acto público de ofensa a la memoria de aquellos que dieron su vida por nuestra Patria y por la libertad de todos los Españoles.
4. Pedimos al Gobierno que realice en 2019 un gran acto de homenaje nacional a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en agradecimiento al sacrificio realizado para lograr con éxito el final de la banda terrorista ETA.