Confirmed victory
Petitioning Presidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero Baute and 1 other

Gobierno de Canarias - Consejería de Sanidad: No a la supresión de la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil

En el año 2001 se creó la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil del Hospital Materno Insular de Las Palmas de Gran Canaria, que atiende a niños con cardiopatías de toda la Comunidad Autónoma de Canarias, y también de algunos países de Africa. Desde entonces ha salvado la vida de muchos niños y bebés de las islas evitando largos, costosos e inciertos desplazamientos a centros hospitalarios de la península.

En fechas recientes la gerencia del Complejo Hospitalario Materno Insular anunció que dicha unidad será cerrada el próximo 31 de diciembre. Con dicha supresión muchos niños cardiópatas canarios se verán obligados a desplazarse a la península para ser operados, aumentando así el riesgo de que fallezcan durante la espera o el traslado. Creemos que las medidas de austeridad emprendidas por las administraciones públicas no pueden en ningún caso comprometer el bienestar de las personas, y es por ello que pedimos se de marcha atrás en esta decisión.

Firma esta petición para apoyar esta iniciativa ciudadana.

Letter to
Presidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero Baute
Consejera de Sanidad, Gobierno de Canarias Brígida Mendoza Betancor
No a la supresión de la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil

En el año 2001 se creó la Unidad de Cirugía Cardiaca Infantil del Hospital Materno Insular de Las Palmas de Gran Canaria, que atiende a niños con cardiopatías de toda la Comunidad Autónoma de Canarias. Desde entonces ha salvado la vida de muchos niños y bebés de las islas evitando largos, costosos e inciertos desplazamientos a centros hospitalarios de la península. Durante doce años, el servicio de Cirugía Cardíaca del hospital ha demostrado ser de calidad y eficiencia comprobadas por muchas familias canarias. Por eso no entendemos porqué en fechas recientes la gerencia del Complejo Hospitalario Materno Insular anunció que dicha unidad será cerrada el próximo 31 de diciembre. Con dicha supresión muchos niños cardiópatas canarios se verán obligados a desplazarse a la península para ser operados, aumentando así el riesgo de que fallezcan durante la espera o el traslado.

Creemos que las medidas de austeridad emprendidas por las administraciones públicas no pueden en ningún caso comprometer el bienestar de las personas, y es por ello que pedimos que se de marcha atrás en esta decisión.