Clases presenciales en forma urgente por la salud y educación de nuestros hijos

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Los padres, docentes y alumnos solicitamos a la Secretaría de Educación de la Municipalidad de General Pueyrredón, la creación inminente de una hoja de ruta que permita en un corto plazo, de forma escalonada y segura el retorno a la escuela de forma presencial.

Inevitablemente, la pandemia por COVID19 y la estrategia inicial de cuarentena, han traído consigo innumerables retos en los mas variados ámbitos. Retos que han desafiado y sacudido los cimientos de nuestros hospitales, escuelas, casas y trabajos.

Estamos inmensamente agradecidos a la Secretaría de Educación MGP, a la escuela y al conjunto de la sociedad que han sabido encarar estos meses de esfuerzo con valentía, trabajo duro, responsabilidad, solidaridad y hasta con alguna sonrisa que se podía imaginar debajo de un barbijo.

Sin embargo, el aislamiento social escolar prolongado está provocando secuelas psicológicas y emocionales en los alumnos, en las familias y por consecuencia en toda la sociedad. Quisiéramos mencionar las palabras de la fundación UNICEF las cuales expresan que “la experiencia obtenida con los casos de aislamientos anteriores ha demostrado que los niños que dejan de ir a la escuela durante periodos de tiempo prolongados tienen menos probabilidades de regresar cuando se reanudan las clases”.

No queremos tirar por la borda todo el trabajo que hemos hecho en conjunto hasta la fecha, pero consideramos que es hora de dar un paso hacia adelante en la construcción de una solución más duradera, acorde con la situación actual, teniendo en cuenta este futuro incierto. Creemos que llegó el momento de llevar más de 7 meses de diálogos y debates a la acción, llegó la hora de construir una nueva estrategia para encarar esta crisis, estamos preparados para implementar todo lo que hemos aprendido en estos meses.

Vemos con impotencia como otros sectores se han puesto en marcha para abrir sus puertas con todo tipo de protocolos y medidas preventivas, sin embargo nuestros hijos siguen privados de la sociabilización y las herramientas que les permite vincularse con pares y docentes para su adecuado desarrollo.

Creemos que la educación presencial no puede esperar más.

Sabemos que la definición e implementación de los protocolos necesarios para que esta vuelta presencial a las aulas sea posible, requieren más esfuerzo y trabajo que mantenernos a las espera desde la comodidad de nuestros hogares. Pero también sabemos muy bien como padres, madres y tutores, que el bienestar de nuestros hijos requiere de TODO el esfuerzo que nos sea posible brindar. Todo trabajo duro que hacemos es por y para ellos, estamos comprometidos con esta premisa desde el día en que nacieron.

No sabemos, ni nos motivan las grietas políticas e ideológicas, solo nos convoca nuestro amor. Queremos que nuestras voces en pedido de AYUDA sean oídas en favor de la construcción colectiva de un futuro mejor inmediato para la educación y el bienestar de nuestros hijos.