Petición cerrada

No más caza y experimentación cruel con los monos Aotus por el Instituto FIDIC

Esta petición ha conseguido 4.578 firmas


Una nueva esclavitud viven los indígenas que los capturan, devastando el bosque al talar alrededor del nido donde los micos están durmiendo, entre 15 a 100 metros de radio alrededor, dejan un puente para que los animalitos bajen y ponen una malla de pescar alrededor para que no se puedan escapar. Aquí estamos hablando de varias irregularidades en la captura; la deforestación es sólo una de ellas, la explotación de las personas es otra, los indígenas no tienen derecho a ninguna seguridad social, ninguna seguridad medica ni un subsidios, ninguna indemnización en caso de que un indígena quede invalido o muera en las colectas, como ya ha sucedido. Bajo la legislación colombiana, el decreto 309 del 2000 dice que está prohibida cualquier tipo de comercialización de muestras de biodiversidad que estén autorizadas dentro de permisos de investigación científica. La autoridad ambiental, en este caso Corpoamazonia ha dado permisos de captura y ha permitido y ha presenciado la venta y compra de miles de micos.

Además de esto, en teoría según los protocolos de la FIDIC, en menos de 5 días los animales deberían llegar al laboratorio pero hay animales que han pasado encerrados en jaulas hasta 3 meses hasta que se mueren. Entre el 30 y el 40% de estos animales mueren en las comunidades por las pésimas condiciones de hacinamiento, los excrementos y el alimento se mezclan, o por falta de agua y alimento. Las crías y las hembras embarazadas que no pueden llegar al laboratorio son vendidas en el mercado de mascotas.

De las 8 especies de monos nocturnos presentes en Colombia, la mitad se encuentra en peligro de extinción bajo la categoría de especies VULNERABLES (UICN). Dos de estas cuatro especies amenazadas son endémicas de Colombia y, en consecuencia, su conservación depende exclusivamente de las medidas que se tomen a nivel nacional para protegerlas y conservarlas.

La pérdida de hábitat y el tráfico ilegal de especies silvestres son las principales amenazas para éstas y muchas otras especies de primates. Por esto, la protección de los bosques y el control de las actividades de extracción y tráfico ilegal son de crucial importancia para su conservación.



Hoy: Nossa cuenta con tu ayuda

Nossa Lina necesita tu ayuda con esta petición «Fundación : No más caza y experimentación cruel con los monos Aotus por la Fundación FIDIC». Únete a Nossa y 4.577 personas que ya han firmado.