@JuanOrlandoH @PJdeHonduras@MIAMBIENTE_HN Cúmplase la Ley General del Ambiente en Honduras

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 25,000!


Señores Presidente de la República, Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Fiscal General, Presidente del Congreso Nacional y Secretario de Ambiente: 

Les solicitamos enérgicamente hacer cumplir la Ley General del Ambiente de Honduras. En los últimos días los incendios forestales y la zafra con quemas han dejado una densa capa de humo contaminante que se ha estacionado sobre gran parte del territorio nacional afectando la salud de los hondureños. 

Mi madre y mi abuelo murieron de cáncer y probablemente yo tenga algún gen que active la enfermedad. Según el Instituto  Nacional de Cáncer de EEUU, el hollín, partículas generadas por la combustión incompleta de material orgánico, es uno de los principales agentes provocadores de cáncer. 

Así como yo, debe haber muchos más hondureños en riesgo y no lo saben. 

Este humo también genera el efecto invernadero que eleva la sensación térmica del ambiente hasta 5° por encima de la temperatura real. 

Esta situación no puede seguir así y les pedimos que se tomen medidas contundentes. Hacer cumplir la Ley es crucial. 

Según el artículo 47 de la Ley del General del Ambiente «Se declara de interés público la protección de los bosques contra los incendios y las plagas forestales y
las demás actividades nocivas que afecten el recurso forestal y el ambiente».

Lastimosamente muy poco se escucha que las autoridades de justicia persigan, procesen y hagan pagar a quienes destruyen el bosque. Así es muy difícil que la Ley cumpla su papel disuasivo y de orden. Pedimos que se refuercen los mecanismos para enjuiciar y castigar a quienes atentan con los bosques de Honduras.

Asimismo, el artículo 49 expresa «Quienes realicen actividades agrícolas o pecuarias deberán conservar o incrementar la fertilidad de los suelos, utilizando técnicas y métodos de explotación apropiados, previniendo su degradación como resultado de la erosión, acidez, salinidad, contaminación, drenaje inadecuado u otros similares».

Según este estudio la práctica de la quema de la caña de azúcar genera diversos problemas como el incremento de la contaminación del aire, destrucción de los microorganismos de las capas superficiales del suelo, pérdida de materia orgánica que puede ser incorporada al suelo para mejorar sus condiciones, dificultad en el uso del control biológico e incremento de los niveles de ozono en la baja atmósfera y del monóxido de carbono.

Es necesario que la Industria Azucarera hondureña explore e implemente formas de cosecha sostenibles, amigables con el ambiente y que no atenten con la salud de ningún hondureño.  

Señores líderes del país: les pedimos encarecidamente que no permitan que esta situación autodestructiva continúe. Al fin y al cabo tanto ustedes como nosotros habitamos el mismo planeta y necesitamos de los recursos naturales para sobrevivir.

Esperamos que hagan cumplir la Ley como se comprometieron el día que juraron sus cargos. Dios les bendiga. 

Moisés Orellana y todo aquél que firmó esta petición.