Firma por el fin de las cacerías enlatadas de leones en Sudáfrica

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Imagina la situación: desde que naces estás enjaulado, en un pequeño recinto, con comida y bebida escasa...y según creces tu único destino es que alguien te elija, para que puedas salir de ese pequeño espacio y te pueda disparar con un rifle. Es lo que le pasa a miles de leones en Sudáfrica en una práctica tan atroz como inhumana: se llaman “cacerías enlatadas” y en la actualidad más de 12.000 leones están siendo criados en cautividad para este negocio

Me llamo Lucía Hernández, tengo 13 años, y desde siempre me han encantado todos los animales - pertenezco al programa Raíces y Brotes del Instituto Jane Goodall -, pero tengo especial debilidad por los leones, y especialmente por las leonas, que son las encargadas de cazar y traer el alimento a sus cachorros.  

Hace poco estuve viendo la película “Mia y el león blanco” y me dejó pensando en que había que hacer algo más para poner fin a esta salvajada. Recientemente, en un reportaje en la revista National Geographic, narraban la historia de 34 leones hacinados en un recinto lleno de lodo, viviendo entre cadáveres de pollos y partes de vaca pudriéndose, con cuencos de agua llenos de algas y con la mayoría de esos leones sufriendo una sarna horrible. La granja, llamada Pienika, es solo una de las más de 500 que existen en este país. Las cifras son muy preocupantes: en todo el mundo solo existen 3.000 leones que viven en libertad...y hay 4 veces más, hasta 12.000, en granjas donde son utilizadas para la caza. 


Por todo ello creo que es importante que se prohíban este tipo de criaderos donde se encierran a estos animales, sin cumplir siquiera las leyes de protección animal. 

Nuestra humanidad se basa en la forma en la que tratamos a los animales: firma ahora esta petición para pedir al  NSPCA (Consejo Nacional de Sociedades para la Prevención de la Crueldad contra los Animales) que ponga fin e ilegalice la práctica de las cacerías enlatadas.