Paralicen la modificación de la Carretera SC-2 en el parque natural de Redes en Asturias.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Paralicen de inmediato el actual “Proyecto de adecuación de la carretera SC-2 en Sobrescobio”, ya que si se ejecuta la redacción final de este proyecto, que contiene modificaciones significativas y poco transparentes del proyecto inicial de 2010, se va a producir un grave deterioro de la seguridad vial del concejo, un problema para el sector ganadero y, sobre todo, un grave impacto medioambiental irrecuperable sobre una carretera de menos de 3 km que históricamente ha vertebrado la vida y actividad del municipio.

Sobrescobio es el más pequeño de los dos municipios que conforman el parque de Redes, un parque natural y reserva de la biosfera situado en Asturias al sureste de Oviedo, que es atravesado por el río Nalón aguas arriba de la denominada “Cuenca Minera del Nalón”. Sobrescobio tiene solo 69,14 km2 y su censo formal es de poco más de 800 habitantes, si bien el real es inferior, ya que muchos de ellos residen de hecho durante la semana fuera del municipio. Tiene cinco núcleos de población, de los cuales Rioseco y Soto de Agues, con unos 300 habitantes censados cada uno son los más importantes. El municipio o concejo está rodeado de altas cumbres con hayedos y robledales y su eje principal es el río Alba, que forma un desfiladero muy conocido, La Ruta del Alba. El río Alba es el eje vertebral del concejo y alrededor de él, en su valle, se asienta la mayor parte de la población, en Rioseco y Soto de Agues y en Villamorey, un pequeño pueblo situado entre los dos. Existe una hermosa carretera entre Rioseco y Soto de Agues pasando por Villamorey, de trazado muy llano, que discurre entre prados muchos de ellos con cierres de antiguos muros de piedra y que atraviesa el pueblo de Villamorey. Esta carretera, de solo 3 km, habitualmente se encuentra muy mal mantenida a pesar de su belleza. El lema del concejo es: “LA TIERRA COMO ERA”.

En 2010, al amparo del estado de la carretera y aludiendo razones de seguridad vial (pese a que el índice de siniestralidad actual de la carretera es bajísimo), se comenzó a redactar un proyecto de acondicionamiento, que inicialmente respetaba el trazado actual de la carretera, ensanchándolo ligeramente y proyectando una variante de paso por el pueblo de Villamorey. Sin embargo, este proyecto se fue modificando en dos sucesivas redacciones posteriores y el proyecto final, del que ya se han comunicado las expropiaciones en dos ocasiones, contiene una destructiva modificación del trazado actual, sustituyendo rectas donde había suaves curvas, con grave impacto paisajístico y realizando importantes expropiaciones a ambos lados (140 expropiaciones en 2,8 km). La carretera ensanchada y con trazado modificado, se pretende que siga pasando por el pueblo de Villamorey con el consiguiente peligro, ya que se modifica el ancho y trazado de la carretera actual, que obliga a circular con precaución. Por otro lado, se imposibilita en muchos casos el acceso directo a los prados donde se desarrolla la ganadería extensiva del concejo. También se ha eliminado la senda peatonal existente en el proyecto inicial, obligando a vecinos y visitantes a circular por una carretera que se convierte en peligrosa, ya que la carretera se diseña con standards para circular a más de 90 km por hora.  Además, se eliminan multitud de muros de piedra y viejas portillas, sin que exista dotación económica ni indemnización a los propietarios para su reconstrucción. Incluso, algunos de estos muros de piedra podrían estar sometidos a la reciente decisión de la UNESCO de incluir la técnica de construcción de piedra en seco asturiana en la lista representativa de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Por tanto, mientras la carretera actual sigue en estado de mantenimiento deplorable, se pretende realizar una inversión que, en su conjunto, incluyendo expropiaciones, se acerará a los tres millones de euros. Es de destacar que este municipio y su consistorio, se caracteriza por su especialidad en la realización de caras infraestructuras inútiles. En el municipio existe un hospital de la fauna, construido hace casi 10 años, con una inversión final de más de 5 millones de euros, que destruyó unas nueve hectáreas de bosque, con una superficie construida de aproximadamente una hctárea, que nunca ha sido puesto en marcha. Existe también un polígono industrial sin utilizar construido hace varios años y, recientemente el consistorio ha aprobado la construcción de otro segundo polígono industrial.

El único argumento por parte del actual alcalde Marcelino Martínez, que ahora repite candidatura por el PSOE para defender la carretera, fue expresado en declaración realizada a la TPA (televisión asturiana), cuando una plataforma vecinal se opuso al proyecto de carretera, es que el “No iba a despreciar una inversión de 2,4 millones”. El objetivo es claro, invertir sin mirar las consecuencias de la inversión.

Por ello una plataforma de vecinos y afectados, así como todos los partidos políticos excepto el PSOE, llevamos tiempo luchando porque se haga una buena reparación de la carretera actual y se realice un proyecto menos agresivo y más barato. Ahora, al acercarse el momento de construcción de la carretera, es fundamental que las personas, tanto de dentro del municipio como de toda España, con conciencia ambiental y con interés en velar porque los recursos públicos no se empleen en proyectos inútiles o perjudiciales, firmen la adjunta carta solicitando se pare la ejecución del proyecto.