Petición cerrada

Facebook prohiban imágenes de caza consideradas ejemplo de maltrato animal

Esta petición ha conseguido 6.853 firmas


El balance anual de la afición a la caza en España es de 30 millones de animales muertos. Aunque el número de licencias de caza se ha reducido en un 61% en los últimos 25 años, siguen saliendo a cazar en nuestro país 850,000 licenciados, que, junto a aquellos furtivos y sin licencia, fácilmente doblan esta cifra. Anualmente se da permiso para cazar 4.4 millones de conejos, 1.4 millones de liebres, 5 millones de perdices, 90,000 ciervos y 3,664 rebecos entre otros. Gran parte del territorio nacional es coto de caza. El 95% del territorio catalán, por ejemplo, es clasificado como tal. Algunas administraciones otorgan a la promoción de esta actividad generosas subvenciones con dinero público.


La caza ha roto el equilibrio ecológico de nuestra fauna autóctona y nuestros ecosistemas eliminando especies depredadoras e introduciendo híbridos. 270 especies de vertebrados se han extinguido por en mundo a causa de esta actividad. Los 300 millones de cartuchos que se disparan cada temporada dejan en el campo 5.000 toneladas de plomo. Junto a este plomo, quedan esparcidos en campos, montes y riberas, cantidades de latas, bolsas de plástico y papel de aluminio dejando en entredicho el manido argumento ecologista de los cazadores. El plomo, metal pesado altamente contaminante, provoca un grave impacto medioambiental y provoca la muerte a decenas de miles de aves acuáticas. El colectivo de los cazadores tiene como principal argumento el mejorar el equilibrio de las especies. Sin embargo tienen que repoblar el campo de animales que han sido criados de manera intensiva en granjas para luego poder matarlos.

Por otro lado, los cazadores llenan nuestros montes de trampas, cebos y lazos donde caen todo tipo de animales, pues no son trampas selectivas, muriendo de manera terrible miles de animales no tan sólo salvajes, sino también domésticos.Durante las cacerías, las batidas, los perros y los disparos pueden repercutir negativamente en la fauna salvaje, debido al estrés y los ruidos. También pueden morir de inanición las crías de hembras que han sido cazadas.

En definitiva, vivimos en un mundo en el que desgraciadamente los animales carecen de derecho alguno, pero por suerte existen personas que luchan cada día porque esto cambie. 

Pedimos al equipo de Facebook que rectifique y considere la caza como contenido inapropiado en su plataforma, ya que esta, hiere la sensibilidad de las personas, tanto adultos como niños, poniendo en peligro la integridad de los mismos.



Hoy: Lorena cuenta con tu ayuda

Lorena CH necesita tu ayuda con esta petición «Facebook: Facebook prohiban imágenes de caza consideradas ejemplo de maltrato animal». Únete a Lorena y 6.852 personas que ya han firmado.