Salvemos la Algodonera

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


PROTECCIÓN DE LA ANTIGUA FÁBRICA DE LA COOPERATIVA AGRÍCOLA ALGODONERA Nª Sª DE LOS REYES (SEVILLA)

Los vecinos del Parque Alcosa, a través de su Coordinadora Ciudadana del Parque Alcosa “la FEA”, queremos pedir formalmente la protección del complejo edilicio de la antigua factoría de la Cooperativa Agrícola Algodonera Nª Sª de los Reyes, sita en la Calle Secoya s/n, que sea reconocido como Patrimonio Histórico Cultural y que se acometan todas las medidas de protección y conservación pertinentes.

Entendemos que la ciudad se construye entre todos los ciudadanos y los vecinos del extrarradio, pese a la distancia y aislamiento al que estamos abocados. También formamos parte de este espacio común y creemos en nuestro derecho a contribuir y a decidir sobre qué debe formar parte de nuestra memoria. Por ello, opinamos que en este emplazamiento se deben aplicar las mismas normas y pautas en materia de protección y conservación de elementos culturales (materiales e inmateriales) que rigen en la ciudad.

Desde hace años, venimos asistiendo al progresivo deterioro de las instalaciones debido al abandono por parte de sus distintos propietarios. Éstas se están degradando aún más en los últimos tiempos debido al expolio sistemático de materiales que viene sufriendo, sin que nadie tome medidas.

Por todo ello, exigimos la protección y conservación de este emblemático representante del patrimonio de arquitectura industrial del siglo XX, dado su gran valor histórico y cultural para los vecinos de su entorno, para la ciudad de Sevilla y para nuestra Comunidad Autónoma, en base a la argumentación que exponemos a continuación:

  1. Se trata de uno de los edificios históricos más emblemáticos de esta zona del extrarradio de la ciudad que aún se mantiene en pie. En esta zona hemos visto desaparecer otras importantes edificaciones del entorno, como la Hacienda de Buena Esperanza o el Cortijo de Hernán Cebolla y nos negamos a que nuestra historia y nuestra memoria continúe derribándose bajo las piquetas de la especulación urbanística que ha hecho estragos en nuestro patrimonio durante años.
  2. Se trata de una importante obra de uno de los principales arquitectos sevillanos del siglo XX, Aurelio Gómez Millán, perteneciente a una ilustre familia de arquitectos y con numerosos edificios protegidos; sirvan como ejemplo el Edificio Coliseo en la Avenida de la Constitución, el Mercado de la Puerta de la Carne, la Basílica de la Esperanza Macarena o el Monumento del Sagrado Corazón en San Juan de Aznalfarache, entre otros.
  3. Además, constituyó el complejo industrial más grande de sus características de Europa durante su época y se trata de una pieza imprescindible para la comprensión de la Historia Económica y Agrícola, no ya sólo para nuestra región, sino a escala nacional, ya que se convirtió en un referente para todo el país.
  4. Este complejo industrial está integrado por numerosas construcciones destinadas a la gestión y a la producción de algodón, y que aún pueden ofrecer una lectura del proceso industrial (limpia, desmontado, desborrado,…) de este producto. 
  5. Desde esta factoría, además de la transformación del algodón, se introdujeron nuevos cultivos en nuestra región, como el girasol, la soja o la colza, que transformaron el paisaje de los campos de Andalucía Occidental y que perduran aún hoy día.
  6. Esta empresa es obra del asociacionismo de los agricultores andaluces que en la década de los años 60 del pasado siglo, se organizaron en una gran cooperativa que logró alcanzar los 10.000 socios en distintas provincias andaluzas y que fueron capaces, no ya sólo de construir la mayor factoría de transformación de algodón de Europa, sino también de competir con la principales  empresas transformadoras del país que contaban con una mayor experiencia en el sector, llegando a convertirse en una referencia nacional.
  7. Del mismo modo, otros complejos industriales similares a éste, como la fábrica de Tabladilla o HYTASA han sido protegidos, conservados y reintegrados en el actual tejido urbano de la ciudad con nuevos usos, lo que avalaría nuestra demanda para que siga la misma suerte, ya que no entenderíamos el motivo de esta diferenciación.
  8. Esta cooperativa y su factoría supusieron un nuevo ejemplo de entendimiento de las relaciones laborales de los campesinos andaluces, quienes se convirtieron también en transformadores de sus productos. Estas nuevas relaciones se extendieron a los modos de producción en el interior del complejo industrial que nos ocupa, con novedosos tipos de trabajos y nuevas maquinarias, inéditas hasta entonces. 
  9. Igualmente, importantes fueron las relaciones de esta industria con el barrio del Parque Alcosa, que han pasado a formar parte de la identidad de los vecinos de este barrio. Estas relaciones fueron tanto positivas al generar de empleo en el entorno, como conflictivas, debido a la contaminación de todo tipo que afectaba a la población. Estas relaciones intrínsecas entre población e industria, son similares a las acaecidas en otros lugares de la ciudad, como las relaciones de la fábrica de la Cruz del Campo en el barrio de Nervión, las de Hytasa con el Cerro del Águila, etc.
  10. Además, la implantación de la factoría en estos terrenos del extrarradio de la ciudad, hasta entonces de carácter agrícolaganadero, supondrá el inicio de la urbanización del entorno y la propia fábrica marcará los ejes del posterior trazado urbanístico, convirtiéndose en una huella fósil del urbanismo del actual barrio del Parque Alcosa y parte de Sevilla Este.
  11. Gracias a la magnífica portada principal el edificio industrial se integró perfectamente en el paisaje rural de la época. Incluso hoy día, se encuentra perfectamente integrado en el urbanismo, formando sus contornos parte del “skyline” del Parque Alcosa y de Sevilla Este, como lo puede ser la propia semiesfera del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla.
  12. El valor de este complejo industrial se entiende desde diferentes perspectivas, como la historia, la arquitectura, la antropología, el urbanismo, etc. Además, forma parte de la identidad de los vecinos del barrio de Alcosa y debe de servir como memoria de la población y contribuir en el estudio local por parte de sus alumnos como modelo de aprendizaje de su entorno.
  13. Creemos que las instalaciones pueden ser perfectamente reutilizadas y reintegradas en el contexto urbano actual con nuevos usos y así, darle la visibilidad que un edificio como éste merece. 

Por todo ello y por mucho más, que por cuestiones de espacio no podemos desarrollar, pedimos que, de manera urgente, se tomen las medidas de protección patrimonial del edificio industrial de la antigua Algodonera Nª Sª de los Reyes de Sevilla, y que sus instalaciones sirvan de modelo de desarrollo del barrio de Alcosa destinando las mismas a usos sociales, culturales y de empleo para la población de la periferia tan necesitada de ellos y saturada de nuevas construcciones privadas y especulativas (hoteles, centros comerciales, supermercados…).