Petition Closed

Hasta ahora el SEPRONA detenía a quienes entrenaban a los galgos con este método cruel y les imponían una sanción de 600€. Ahora, la Junta de Andalucía encabezada por la consejera Clara Aguilera, es muy favorable a reglar esta práctica espantosa para que puedan torturar a los galgos con absoluta legalidad y libertad. Torturar a los galgos, los galgueros van a seguir haciéndolo, ya sea dentro o fuera de la ley. Pero al menos, que los políticos nos oigan y tiemblen ante las próximas elecciones autonómicas, aunque sea una décima parte de lo que tiemblan los galgos cuando escuchan el motor de un 4×4. Únete a la campaña del refugio-escuela contra los galgueros (http://elrefugioescuela.com/la-consejera-y-los-galgueros) y pide a la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía que dé marcha atrás en su apoyo a una actividad cruel, brutal y mortal.
Letter to
Consejera de Agricultura y Pesca Clara Aguilera
Estimada Señora:

Hace unos días leímos con incredulidad y horror que tras la reunión que mantuvo el 1 de septiembre con los representantes de los galgueros y con el señor Antonio Romero, su consejería se comprometía a impulsar institucionalmente el “deporte” galguero.

Al parecer estas muestras de apoyo se concretarían en facilitar y “legalizar” el entrenamiento de galgos con vehículos a motor. Es decir, se trataría de que el SEPRONA no impidiera (como lo hace hasta la fecha) la tortura de estos animales cuando son arrastrados por vehículos 4×4 y por motocicletas hasta la extenuación.

Asociaciones, refugios, protectoras y particulares, llevamos muchos años luchando por el bienestar de unos animales a los que en nuestra comunidad se les considera poco más que herramientas. Y cuando parece que vamos avanzando en la concienciación y en el respeto por estos animales, en el trato que merecen, su consejería, supuestamente, está tratando de potenciar una actividad que provoca cada año y tras la temporada de caza, miles de víctimas.

Cuando desde todos los rincones de Europa se clama por la prohibición de la caza con galgo; cuando hoy más que nunca todos los países de la Unión Europea son conscientes y se horrorizan con el trato que en España damos a nuestros galgos; cuando las asociaciones europeas, a través de las cuales los galgos huyen de nuestro país, crecen sin parar; su consejería, supuestamente, está decidida a apoyar una actividad cruel, brutal y mortal. En lugar de, y dada la supuesta ideología progresista con la que dicen comulgar, apoyar e impulsar el trabajo de quienes luchan denodadamente por los más débiles.

Vamos a servirnos de la fuerza de las redes sociales en Internet (Facebook, Twitter, Tuenti, etc.) para que el mundo esté atento al trato que piensa dar a partir de ahora y en el futuro (hasta las próximas elecciones autonómicas) a los galgos, la Junta de Andalucía.

En todo caso, Consejera, contamos aún con la esperanza de que este supuesto impulso a la actividad galguera no sea más que una campaña publicitaria de la FAG y que el sentido común se imponga; y que la sensibilidad del partido progresista al que Vd. pertenece impulse a su consejería a poner fin de una vez a un “deporte”, que no lo es en ningún otro país de la Unión Europea salvo el nuestro.