No a la privatización del SENA. Defendamos la formación profesional como servicio público.

No a la privatización del SENA. Defendamos la formación profesional como servicio público.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 150,000!


Con tu firma nos puedes ayudar a impedir la privatización del SENA y a defender la posibilidad de Formación Profesional Integral para la población colombiana más desfavorecida. FIRMA y COMPARTE para decir #ElSENANoSePrivatiza

NO a la reinvención que marchita al SENA

NO al cambio de la Misión del SENA de ejecución de la Formación Profesional Integral

NO a la ejecución de la formación profesional por multinacionales – privatización

NO a la desfinanciación del SENA

NO al desvío del  presupuesto del SENA a Fomento del emprendimiento

NO al cambio de los Centros de Formación a Centros de Producción o fabricas

NO al cambio de la  población destinataria de los trabajadores  y campesinos colombianos por empresarios

NO a la ruptura de la unidad teórico-práctica de Formación Profesional Integral

NO a la virtualización indiscriminada de la ejecución de la FPI

NO al cambio de adscripción del SENA, debe continuar en el Ministerio del Trabajo

NO a la desaparición de cargos y grupos de trabajo por virtualización y trabajo en casa

NO al cambio de la investigación que apoya la calidad de la FPI por una investigación solo para mejoramiento de los productos y servicios de las empresas

Los firmantes, en condición de Ciudadanos Colombianos, acudimos a esta iniciativa, que busca defender el SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE ·SENA”, de las nefastas intenciones del Gobierno Nacional y del actual Director General que apuntan a su desaparición como la INSTITUCIÓN DE FORMACIÓN PROFESIONAL INTEGRAL, encargada de hacer realidad el mandato Constitucional contenido en el Artículo 54 de la Constitución Política, que le asigna al Estado y a los Empleadores la obligación de “…ofrecer formación y habilitación profesional y técnica a quienes lo requieran…”…, especialmente a los trabajadores, campesinos y a los desprotegidos, preparándolos profesionalmente a través de la capacitación para poder aspirar a insertarse en el mundo del trabajo y de la producción.

En sus 63 años los trabajadores han resuelto embates de improvisación de políticas pedagógicas implementadas con altos costos, que solo dejaron desolación y frustraciones a incautos “aprendices”; la reducción de programas de formación que garantizaban la presencia del SENA en los sectores apartados y marginados tanto del campo como de la ciudad;  el ataque a los recursos de la entidad;  la privatización de la gestión de Cesar Gaviria, quien atendiendo y acatando el mandato del capitalismo multinacional que ordenaba a los Estados dependientes entregar toda la actividad de servicios a la empresa privada, expide el Decreto 2149, mediante el cual supuestamente se reestructuraba el SENA, pero que en la realidad lo LIQUIDABA, reduciéndolo  a DIRIGIR, ORIENTAR  Y COORDINAR, no a EJECUTAR la Formación profesional como establece el mandato constitucional. Con amplia participación popular, se construye colectivamente el proyecto de ley que fue acompañado de más de un millón de firmas  y presentado al Congreso de la República, haciendo uso de la INICIATIVA LEGISLATIVA, que generó  La ley 119 de 1994 que “es el proyecto de ley de iniciativa popular más importante que se ha presentado a consideración del Congreso, por la materia que trata, respaldado por UN MILLON DIEZ MIL FIRMAS”

Hoy nuevamente,  distrayendo la atención de los defensores de la institución con teorías socio-emocionales, dando la idea de  REINVENCIÓN se atenta contra  “Un patrimonio público de propiedad de la nación, construido a lo largo de 63 años por varias generaciones de colombianos” con propuestas que se orientan fundamentalmente a:

  1. Cambiar la población destinataria, los trabajadores y campesinos colombianos por los empresarios
  2. Violentar la naturaleza institucional como establecimiento adscrito al ministerio de trabajo responsable de la formación sin sometimiento a los ciclos y grados de la educación formal
  3. Romper la unidad teórico-práctica, característica esencial de la naturaleza de la FPI para  transformar la ejecución de la formación de etapa lectiva y productiva en  formación ubicua y prácticas en centros de producción SENA.
  4. Cambiar los centros de formación del SENA en centros de producción o “fábricas” con servicio de innovaciones y emprendimientos.
  5. Convertir al SENA en una entidad de fomento y cofinanciar proyectos de emprendimiento
  6. Cambiar el objeto de la investigación aplicada, no para contribuir al mejoramiento de los programas de formación y los servicios institucionales sino al mejoramiento de los productos y servicios de las empresas.
  7. Transformar las redes de conocimiento institucional en redes externas de servicios empresariales.
  8. Transformar los datos y el conocimiento institucional en una mercancía, entregando a multinacionales los datos de millones de colombianos.
  9. Desaparecer puestos y grupos de trabajo con virtualización, “co-working” y trabajo en casa.

Petición creada por:

Sindicato de Empleados Públicos del SENA de Colombia – SINDESENA

Comité de Estudiantes y Egresados del SENA de Colombia - COES

Nota: luego de firmar, change.org pide una donación voluntaria (ajena a SINDESENA) para mantener su plataforma. Es decisión de cada quien si decide apoyarlos, a nosotros nos basta con que firmes y nos ayudes a compartir.