Erradicar el fracaso universitario es posible (y ahorraría 1.600 millones de euros al año)

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


Según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el 23% de los estudiantes universitarios abandona sus estudios universitarios cada año en España, una cifra que poco ha bajado desde 2015, año en que la Comisión Europea marcó el objetivo de que el 40% de los ciudadanos de entre 30 y 34 años deberán completar sus estudios superiores en el 2020.

Por su parte, la asociación Crue Universidades Españolas, recoge que el coste medio de un estudiante universitario es de 6.200 € al año para el sistema. Así pues, el fracaso universitario nos cuesta 1.600 millones de euros (1.143.223 estudiantes matriculados en universidades públicas x 23% de abandono x 6.200 € de coste por estudiante que abandona).

Varios grupos de investigación de diferentes universidades españolas han encontrado una forma efectiva de erradicar el abandono. Sus investigaciones determinan que modelos de aprendizaje entre iguales, como por ejemplo las mentorías o tutorías entre iguales, consiguen reducir el abandono hasta un mísero 1% entre sus participantes. El problema recae en que implantar de forma masiva dichas investigaciones requiere de unos recursos de que las universidades no suelen disponer.

En Estados Unidos, la empresa Tutor Matching Service, hace más de 10 años que ofrece su plataforma de “peer-mentoring” y “peer-tutoring” (por sus términos en inglés) a más de 200 universidades americanas, como la Universidad de Florida, la Universidad de Indiana o Caltech. Estos métodos son definidos por la propia Comisión Europea como “la mejor forma de reducir el abandono universitario”. Según comentan, su valor reside en ofrecer a los estudiantes la posibilidad de aprender de compañeros que ya han pasado por las mismas dudas en las mismas asignaturas, pues cada asignatura tiene particularidades que son diferentes en cada grado y universidad.

En España, el sistema universitario es diferente y, las universidades no apuestan por este tipo de aprendizaje, más allá de las investigaciones o pruebas piloto de tutorías y mentorías entre iguales. Por eso, han surgido diferentes agentes que intentan suplir este hueco: las conocidas academias de repaso que proliferan alrededor de las universidades o las aplicaciones y webs que organizan a los profesores particulares. Ambas opciones tienen sus ventajas e inconvenientes.

  • Las academias son lo más habitual entre los estudiantes, ya que en ellas se explican las técnicas y trucos para aprobar los exámenes de la universidad. Suelen estar dirigidas por exprofesores y exalumnos que conocen a la perfección el sistema universitario, pero su inconveniente es que muchos educadores las tachan de fábricas de generar aprobados, no de aprender, incluso alguna vez ha entrado en conflicto con la universidad por malas prácticas.
  • Las páginas web y aplicaciones para encontrar un profe particular son la segunda alternativa, ya que consiguen llegar a todos aquellos alumnos que necesitan un refuerzo académico, pero que no se pueden permitir una academia. Aunque recientemente ha llegado a España Superprof, una empresa francesa, hace años que existen páginas web como milanuncios o tusclasesparticulares, webs de clasificados que ordenan sus profesores por ciudad y nivel educativo y que cobran a los profesores para conseguir mejor visibilidad y captar a más alumnos. El inconveniente es que sus profesores no tienen porqué estar habituados con el plan de estudios de cada alumno y muchas veces tienen que dedicar parte de las clases en conocer qué necesitan exactamente sus alumnos.

Los estudiantes conocen estas opciones y, según el Instituto Nacional de Estadística, 1 de cada 5 se gasta 700 euros al año en clases particulares, pero cada vez más ven amenazada la continuación de sus estudios por motivos como la escasez de becas y el miedo a no poder pagar el elevado coste de repetir una asignatura, que se encarece entre un 25% y 500%.

Sin embargo, existe otra alternativa: Sharing Academy es una startup educativa con la fórmula ideal para:

  1. Reducir el abandono y fracaso universitario.
  2. Frenar el desmesurado gasto público actual.
  3. Ofrecer a los estudiantes una forma de ahorrar y ganar dinero mientras ayudan a otros compañeros.

Nuestro secreto está en utilizar la metodología de aprendizaje entre iguales y conectar estudiantes de cursos superiores con los de cursos inferiores para que se ofrezcan clases particulares remuneradas entre sí.

Si eres estudiante, padre o madre, formas parte de la comunidad de educadores (profesores, investigadores, doctores, personal de servicios, decanos, vicedecanos, rectores, vicerrectores...) o simplemente te preocupa el despilfarro que supone el abandono universitario para las arcas públicas y tienes la voluntad de mejorar los resultados académicos y económicos de tu universidad, firma esta petición y ayúdanos a implementar el modelo de aprendizaje entre iguales de Sharing Academy en todas las universidades de España.

Más información en sharingacademy.com



Hoy: Sharing Academy cuenta con tu ayuda

Sharing Academy necesita tu ayuda con esta petición «Erradicar el fracaso universitario es posible (y ahorraría 1.600 millones de euros al año)». Únete a Sharing Academy y 119 personas que ya han firmado.