Alto a los campos de concentración infantiles #FamiliasUnidasNoDivididas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


A la opinión pública 
Al pueblo de México
Al pueblo de Estados Unidos de América
Al presidente Enrique Peña Nieto
Al presidente Donald Trump

La separación de 2,342 niñas y niños migrantes de sus madres y padres en los últimos meses en la frontera de México con Estados Unidos constituye una completa violación a los derechos humanos y un episodio de horror para historia de nuestros países, y se recordará como “ese nefasto periodo en que EEUU, en un momento de paz y sin ninguna necesidad práctica, decidió apartar a bebés y niñas y niños de sus madres y padres solo para demostrar su poderío y México guardó absoluto silencio”.

La Convención de los Derechos de la Niñez de la ONU, suscribió un Pacto en 1989, que fue firmado por EEUU en un principio, aunque hoy es el único país en el mundo que no ha ratificado y se niega a cumplir con sus compromisos. Entre los derechos de los menores está el derecho a la no discriminación; el derecho a la vida, supervivencia y desarrollo; el derecho a no ser separados de sus padres, y el derecho a opinar sobre asuntos que afectan sus vidas.

El sufrimiento de esas niñas y niños en jaulas de detención en pleno siglo XXI recuerda las inscripciones de Dante en las puertas del infierno “¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!” La niñas y los niños se encuentran en absoluta incertidumbre, no comprenden nada de lo que ahí está  ocurriendo, su desarrollo cognitivo se encuentra en una fase de apego profundo a sus referentes materno y paterno, para ellos no hay esperanza, el daño psicológico y emocional que están sufriendo es algo que no podremos solventar si les dejamos más tiempo ahí.

Como madres feministas y mujeres defensoras de los derechos humanos exigimos:

Al gobierno de México, que abandone su servilismo pusilánime y actúe en defensa de las y los menores que están viviendo la pesadilla más grande de sus vidas; que envíe una comisión diplomática a garantizar el bienestar de las y los menores e instruya a su cancillería a buscar una solución inmediata que culmine con la reunificación de esas familias.

Al gobierno de Donald Trump, que detenga el horror que se escucha por las noches en los centros de detención donde pernoctan los menores aterrados por la orfandad y que reúna a todas y todos esos niños con sus madres y padres.



Hoy: Maternidades Feministas cuenta con tu ayuda

Maternidades Feministas necesita tu ayuda con esta petición «Enrique Peña Nieto: Alto a los campos de concentración infantiles #FamiliasUnidasNoDivididas». Únete a Maternidades Feministas y 6.653 personas que ya han firmado.