Leyes que protejan a los animales considerando a la TORTURA delito grave.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 150,000!


      LOS ANIMALES SON SERES VIVOS QUE SIENTEN Y SUFREN!!

     Torturas como la de la foto se ven a menudo y los ciudadanos, por más voluntad que tengamos de denunciar y así lo hagamos, las leyes no son lo suficientemente severas para que castiguen a estos hechos con penas acordes a su gravedad, entonces a los torturadores no les importa hacer todas estas aberraciones total, saben que no irán a prisión.

Los animales sufren más que nosotros el maltrato, porque ellos no entienden porque se lo hacen, porque ellos no maltratan, no abandonan, no envidian, no ambicionan.

       A los señores Legisladores del Honorable Congreso de la Nación Argentina:

                           El objetivo de esta petición, que al día de hoy cuenta con más de 109.000 firmas,  es pedir a los señores  legisladores  que se sancionen y promulguen leyes que protejan a los animales del maltrato y  la  tortura .

                           Han transcurrido ya muchas décadas desde  la promulgación de la Ley 14346, más conocida por  “Ley Sarmiento” y  pionera del proteccionismo animal, y  en la actualidad existe una gran necesidad de  crear leyes que condenen con penas  mayores y de cumplimiento de prisión efectiva  debido a  la  gran cantidad de hechos de crueldad realmente aberrantes contra los animales  que suceden en nuestro país.

                           Ya sea, creando nuevas leyes, o  aumentando las penas de nuestra Ley Nacional 14346,  pero  urge hacer algo para frenar tantos delitos aberrantes que día a día causan un sufrimiento cruel, injusto  e innecesario a los animales; los que ya de por sí sufren  por razones climáticas, por falta de refugio, por enfermedades, accidentes, por  abandono, etc.

                          Desde mi humilde lugar de  ciudadana y rescatista independiente desde hace muchos años, quiero pedirles  que  se  trabaje en  crear leyes o adecuar la  que tenemos a las circunstancias actuales, y, humildemente  quiero mediante la presente mostrar algo de lo mucho que existe  en  materia de maltrato y crueldad, todos y cada uno de los ejemplos y fotos de las actualizaciones que he registrado, corresponden a hechos ocurridos en nuestro país.  No soy idónea  en el vocabulario jurídico, pero  quiero también  adjuntar a esta petición una propuesta para su consideración.

                          Respetando el Espíritu de la Ley 14346,  pero aumentando las penas establecidas por la misma y agregando algunos ítems necesarios  en consideración a nuestra actualidad, quiero manifestar mi propuesta:

PARA EL ARTÍCULO  1 DE  LA  LEY 14346.

                           Que se modifique el Artículo 1  de la Ley 14346  haciendo el siguiente cambio:

ARTÍCULO 1._  Que sea reprimido con prisión de  8 ( ocho)  meses  a 3 ( tres) años  al que hiciere víctima de ACTOS DE MALTRATO  a los animales.

Que la  pena se eleve   a   4 (cuatro)  años  de mínima  y aumente en  relación directamente proporcional  al  aumento de la gravedad del  delito  a quien hiciere víctima de   ACTOS DE CRUELDAD   a los animales.

 

PARA EL ARTÍCULO  2  DE LA LEY 14346.

ARTÍCULO  2._Que sean considerados   ACTOS DE MALTRATO:

           1) No  alimentar en cantidad y calidad suficiente  a los animales domésticos

           2) Azuzarlos para el trabajo.

           3) Emplear animales para el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado, o   en estado de gravidez.

            4) Emplear animales para  tiro cuando la carga exceda sus fuerzas.

             5)  Sacarlos a la calle   y/o abandonarlos a su suerte.

             6) Emplear animales para carga, actividad turística,  domas, jineteadas o cualquiera  otra actividad donde el animal sea maltratado  y/o  expuesto al esparcimiento humano.

            7)  Emplear animales de cría  ( lechones, terneros, corderos, etc.) en entretenimiento de humanos.  Esto es practicado en muchos pueblos del interior donde, por ejemplo, se festeja  “ La fiesta de…( el animal que sea…)  Por ejemplo:  en “La fiesta del  lechón” a los animales  se los hace correr enjabonados  y perseguidos por varias personas __entre ellas niños___ y al que lo atrapa se lo regalan.

            8) Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos.

            9) Comercializar animales silvestres.

 

PARA EL  ARTÍCULO  3  DE LA  Ley  14346

1._ Que sean considerados  ACTOS  DE  CRUELDAD:

            1) Practicar la vivisección.

Para  el ítem  1  del artículo 3 de la Ley  14346 que dice:  “ Practicar la vivisección con fines que no sean científicamente demostrables en lugares o por personas que no estén  debidamente autorizadas para ello”  pido   QUE  NO  EXISTAN EXCEPCIONES QUE PERMITAN PRACTICAR   VIVISECCIÓN  A  ANIMALES , porque existiendo en la actualidad tecnologías que permiten estudiar enfermedades, dar clases de Biología y/o  asignaturas de Veterinaria sin necesidad de torturar a un animal vivo, no se justifica seguir usándolos,  por lo que pido  QUE SE PROHIBA LA VIVISECCIÓN.

            2) Mutilar cualquier parte del cuerpo de un animal, salvo por razón terapéutica y por indicación  e intervención de médico veterinario.

            3) Intervenir quirúrgicamente a un animal sin anestesia y sin poseer título de  veterinario o médico.

            4) Experimentar con animales.

Para el ítem 4 del artículo 3 de la Ley 14346 que dice: “Experimentar con animales de grado superior en la escala zoológica  al indispensable según la  naturaleza de la experiencia”   pido:  QUE NO EXISTAN  EXCEPCIONES QUE PERMITAN  EXPERIMENTAR  CON  ANIMALES, SEAN DEL TAMAÑO O LA ESPECIE QUE SEAN, porque , considerando que en la actualidad existen tecnologías y métodos alternativos de estudio de enfermedades y pruebas de medicamentos y materiales  alternativos para testear  productos  medicinales y de cosmética,  NO HAY EXCUSA NI MOTIVO  JUSTIFICABLE PARA  EXPERIMENTAR  CON  ANIMALES, SEA CUAL FUERE LA ESPECIE O TAMAÑO. Por lo que pido  QUE SE PROHIBA LA EXPERIMENTACIÓN.

             5) Lastimar, quemar, arrollar  intencionalmente  a un animal causándoles torturas o sufrimientos innecesarios  o matarlos por  el sólo espíritu  de perversidad.

En este punto quiero pedir que la pena sea de 25 años  como mínimo  a quien despelleje un animal vivo, introduzca explosivos en la boca o cualquier otro orificio de su cuerpo haciéndolos explotar.

              6) Castigar y  golpear animales para obligarlos a tirar vehículos de carga, cuando sus fuerzas no responden.

En este punto quiero pedir que la pena sea de 10 años como mínimo  a quien, estando el animal exhausto  en el suelo, lo  obligue a levantarse  torturándolo con elementos y métodos como por ejemplo:  introducir palos o hierros en ano o vagina. Digo esto porque hubo casos donde se constataron torturas  de este tipo.

               7) Abandonar animales atados, colgados de sus patas, vendados sus ojos, o cualquier otro método que le impida ver, moverse, desplazarse y nutrirse.

                8) Realizar actos públicos o privados de riña de animales, carreras cuadreras, cinchadas, corrida de toros, novilladas, tiro al pichón, y parodias  en que se mate, hiera u hostilice  a los  animales.

                9) Cazar animales.

              10) Capturar  animales de vida silvestre y enjaularlos o encerrarlos.

               11) Causar la muerte de animales grávidos.

                12) Utilizar venenos, sustancias tóxicas, explosivos, armas,  o cualquier otro elemento que le cause sufrimiento y/o la muerte.

                13) Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas.

 

                                                                      FUNDAMENTACIÓN

Los actos  violentos hacia los animales han demostrado no ser únicamente reflejo de una psicopatía exclusiva hacia los animales. “Cualquiera  que  esté  acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente, está en peligro de menospreciar también la vida humana”  escribió el Dr.  Humanitario  Albert  Schweitzer.

 

 ROBERT  K. RESSLER, fundador de la unidad de ciencias del comportamiento del FBI, que además desarrolló algunos de los perfiles de asesinos en serie para la institución, asegura que “Un asesino comienza matando y torturando animales  cuando es menor de edad”.

Los estudios realizados han convencido a los  sociólogos, legisladores y a las cortes que los actos de crueldad hacia los animales merecen su atención. Estos pueden ser la primera alerta de una patología violenta  que incluirá vidas humanas.

El FBI determinó que el maltrato a los animales es una característica común en violadores y asesinos y los procedimientos de diagnóstico y tratamiento  de psiquiatría enlistan esta práctica dentro de los desórdenes de la conducta.

Un examen practicado a pacientes psiquiátricos que  repetidamente habían torturado animales mostró como resultado que todos ellos eran agresivos  hacia los seres humanos.

Para los investigadores, el gusto por la crueldad hacia los animales es una alarma que los pone sobre aviso ante posibles violadores y asesinos en serie.

“Estos son los niños a los que nunca les enseñaron que no es correcto  picar los ojos de un cachorro” dice Robert  K.  Ressler.

La historia está llena de  ejemplos de asesinos sobresalientes:

      PATRICK  SHERRILL, quien mató a 14 compañeros de trabajo en una oficina postal y posteriormente se suicidó, tenía todo un historial por  robo de mascotas en su vecindario para llevárselas a su perro y hacer que éste los atacara y mutilara.

       EARL  KENNETH SHRINER, quien violó, apuñaló y mutiló a un niño de 7 años, era conocido en su zona como el chico que  ponía cohetes a los perros por el recto y colgaba gatos.

       ABERT DE SALVO, “el estrangulador de  Boston”, que mató a 13 mujeres, encerraba perros y gatos dentro de cestos de naranjas para disparar y atravesarlos con flechas., en su juventud.

       BRENDA  SPENCER,  quien abrió fuego en una escuela de San Diego, matando a dos niños e hiriendo a otros nueve, habitualmente torturaba perros y gatos incendiándoles la cola.

        CARROLL  EDWRAD COLE,  ejecutado por 5 de los 35 asesinatos  de los que había sido acusado, confesó que su primer acto de violencia cuando niño fue estrangular un cachorro.

        En 1987, tres estudiantes de una secundaria de Missouri, fueron inculpados de la muerte por golpes de otro estudiante, todos ellos habían incurrido en la práctica de mutilación a animales  varios años atrás. Uno de ellos confesó haber matado tantos gatos que ya había perdido la cuenta.

        Dos hermanos  que asesinaron a sus padres, contaron a sus compañeros de clase que habían decapitado un gato.

         El asesino serial  JEFFREY  DAHMER había incrustado las cabezas de perros, ranas y gatos en palos.

         Más recientemente, asesinos como KIP  KINKEL de 15 años, estudiante e una secundaria de  Sprignfield  Oregon, y LUKE WODDHAM   de 16 años de  Pearl Missouri, torturaron animales antes de optar por las balaceras en sus escuelas.

         ERIC HARRIS  y  DYLAN  KLEBOLD, estudiantes de secundaria en  Columbine, alardeaban con sus amigos el haber mutilado animales antes de matar a 12  compañeros de escuela para finalmente matase entre sí.

         Existen muchas similitudes en la mayoría  de todos estos asesinatos”  dice el Dr. Harold S.  Koplewics, director del centro de estudios  del niño en la Universidad de Nueva York.

Tristemente, la violencia en la niñez de estos criminales nunca fue notada hasta que afectó a humanos.

La antropóloga Margaret Mead dijo: “Una de las cosas más peligrosas que le pueden suceder a un niño es matar o lastimar a un animal y seguir como si nada hubiera sucedido”.

La violencia doméstica generalmente afecta a los más indefensos, a los niños y a los animales. Los adultos que descuidan las necesidades básicas de un animal o lo maltratan, muy probablemente también lo harán con sus hijos.

El  88%  de 57 familias de New Jersey que están en terapia por maltrato a menores, admiten haber maltratado a sus mascotas también.

El  83% de 23 familias británicas que fueron acusadas por maltrato a sus  animales, fueron identificadas por los  especialistas  como riesgosas para sus propios hijos.

En un estudio  practicado a mujeres golpeadas se encontró que el 57% de ellas había declarado que sus parejas habían matado o golpeado también a sus mascotas. Una de cada cuatro confesó haberse quedado con la pareja por temor a dejar sola a la mascota con  él.

La población debe aprender a reconocer que el maltrato hacia cualquier ser vivo es inaceptable y pone en peligro a todos.

En 1993, California se convirtió en el primer estado en autorizar una ley que dictaba que los oficiales encarados de control animal, debían también, reportar maltrato infantil.

Los reportes voluntarios de maltrato también están vigentes  en estados como Ohio,  Connecticut y Washington. En Florida existen leyes similares.

Un experto comentó: “Los niños que viven en un ambiente violento  se caracterizan por participar en corretizas  en las cuales lastiman  o incluso llegan a matar a un animal”.

 (fuente: Abuso Animal Abuso Humano).

En nuestro país  existen casos aberrantes de maltrato y crueldad hacia los animales y los jóvenes  ven esos ejemplos, por lo tanto están en peligro.

 

En  mi  experiencia en los años de  mi carrera docente , he observado también a alumnos agresivos con sus compañeros, especialmente con las mujeres, que alardeaban de sus “experimentos” crueles con gatos y perros, en una oportunidad uno había dibujado un gato colgado con un revólver en la mano, refiriéndose al dibujo dijo que así había quedado el gato que colgó del tejido, después se supo que lo había hecho realmente, otro había contado que su papá envenenaba gatos,  cuando en el gabinete de psicología le preguntaron si a él eso le causaba dolor, dijo que no, que él también había aprendido a hacerlo.

Maria Ester Ceruti