Confirmed victory

113,758
Supporters

** See below for Spanish translation

Although over 30 “ex- gay clinics” have been closed this year, hundreds still remain open.  These clinics which claim to “cure” homosexuality have decreased in popularity in recent years yet still remain a horrific reality for many.  Escaping patients report cases of physical and psychological abuse including verbal threats, shackling, days without food, sexual abuse, and physical torture.  Paula Ziritti, 24, spent two years in one such facility and for three months was shackled in handcuffs while guards threw water and urine on her.  She describes numerous accounts of physical and sexual abuse.  Ziritti says, “The closure of the first clinics by the government is good, but not good enough. Why is the clinic where I suffered still open?”

Since Zirittu’s public disclosure, many others have been inspired to step forward and file formal complaints against these treatment centers.  Please join Fundacion Causana and a coalition of other Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender groups in calling on Ecuador’s Minister of Health to immediately investigate and close the 200 “ex- gay clinics” that still remain open despite public support for their closing and reported accounts of torture and abuse.  

http://www.advocate.com/News/Daily_News/2011/10/07/Lesbians_Escape_From_Ecuadors_ExGay_Torture_Centers/

De mi consideración:

Acabo de firmar la siguiente petición dirigida al: Ministro de Salud de Ecuador.

----------------

Únanse a las acciones que la Fundación Causana, el Taller de Comunicación Mujer y Artikulación Esporádika están llevando a cabo para presionar al Ministro de Salud de Ecuador y a la Fiscalía que investigue y cierre inmediatamente las clínicas de rehabilitación que todavía siguen abiertas a pesar del apoyo público a su cierre y de las historias informadas acerca de torturas y abusos. Ecuador es el hogar de más de 200 clínicas para lesbianas y gays que matan de hambre, abusan y torturan a los pacientes en un esfuerzo por volverlos heterosexuales.

 

A pesar de que este año se cerraron más de 30 “clínicas”, todavía permanecen abiertas cientos de ellas. Estas clínicas que proclaman que “curan” la homosexualidad disminuyeron su popularidad en años recientes, pero todavía siguen siendo una realidad horrorosa para muchos. Los pacientes que escapan informan casos de abuso físico y psicológico que incluye amenazas verbales, encadenamientos, días sin comida, abuso sexual y tortura física. Paola Ziritt, 24, pasó dos años en una de esas instalaciones y estuvo encadenada durante tres meses con esposas mientras que los guardias le tiraban agua y le orinaban encima. Ella describe numerosas historias de abuso físico y sexual. Ziritt agrega: “El cierre de las primeras clínicas por parte del gobierno es bueno, pero no lo suficientemente bueno. ¿Por qué todavía está abierta la clínica donde sufrí?”

 

Desde la revelación pública de Ziritt, muchos otros se inspiraron para dar un paso al frente y presentar demandas formales contra estos centros de tratamiento. Por favor, únete a los grupos de activistas ecuatorianas para apelar al Ministro de Salud ecuatoriano inicie una investigación seria acerca de la degradación y

abusos ilegales y que cierre todas estas clínicas.

 

 

Letter to
Secretario Ejecutivo CONSEP Ing. Rodrigo Velez Valarezo
Presidente de la Republica de Ecuador Econ. Rafael Correa Delgado
Ecuador Minister of Health
and 6 others
Presidente del Grupo Parlamentario por los Derechos de la Mujer Maria Paula Romo
Ministro de Salud Publica Dr. David Chiriboga Allnut
Ministro de Salud Publica Dr. David Chiriboga Allnut
Fiscal General del Estado Dr. Galo Alfredo Chiriboga Zambrano
Ministro de Relaciones Exteriores Eco Ricardo Patino
Ministro de Relaciones Exteriores Eco Ricardo Patino
I just signed the following petition addressed to: Ecuador Minister of Health.

----------------
Close fake "clinics" that torture LGBT in order to "cure" them

Join Fundacion Causana and a coalition of other Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender groups in calling on Ecuador’s Minister of Health to immediately investigate and close the 200 “ex- gay clinics” that still remain open despite public support for their closing and reported accounts of torture and abuse. Ecuador is home to over 200 “ex- gay” clinics that starve, abuse, and torture patients in an effort to make them straight.

Although over 30 “ex- gay clinics” have been closed this year, hundreds still remain open. These clinics which claim to “cure” homosexuality have decreased in popularity in recent years yet still remain a horrific reality for many. Escaping patients report cases of physical and psychological abuse including verbal threats, shackling, days without food, sexual abuse, and physical torture. Paula Ziritti, 24, spent two years in one such facility and for three months was shackled in handcuffs while guards threw water and urine on her. She describes numerous accounts of physical and sexual abuse. Ziritti says, “The closure of the first clinics by the government is good, but not good enough. Why is the clinic where I suffered still open?”

Since Zirittu’s public disclosure, many others have been inspired to step forward and file formal complaints against these treatment centers. Please join Ecuadorian activists groups in calling on the Ecuadorian Ministry of Health to launch a serious investigation into the degrading and
illegal abuses and close all clinics.
----------------

Sincerely,

De mi consideración:

Acabo de firmar la siguiente petición dirigida al: Ministro de Salud de Ecuador.

----------------
Cierren las "clínicas" falsas que torturan a LGBT para "curarlos"

Únanse a la Fundación Causana y a una coalición de otros grupos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, y Transgéneros para solicitarle al Ministro de Salud de Ecuador que investigue y cierre inmediatamente las 200 “clínicas para ex gays” que todavía siguen abiertas a pesar del apoyo público a su cierre y de las historias informadas acerca de torturas y abusos. Ecuador es el hogar de más de 200 clínicas para “ex gays” que matan de hambre, abusan y torturan a los pacientes en un esfuerzo por volverlos heterosexuales.

A pesar de que este año se cerraron más de 30 “clínicas para ex gays”, todavía permanecen abiertas cientos de ellas. Estas clínicas que proclaman que “curan” la homosexualidad disminuyeron su popularidad en años recientes, pero todavía siguen siendo una realidad horrorosa para muchos. Los pacientes que escapan informan casos de abuso físico y psicológico que incluye amenazas verbales, encadenamientos, días sin comida, abuso sexual y tortura física. Paula Ziritti, 24, pasó dos años en una de esas instalaciones y estuvo encadenada durante tres meses con esposas mientras que los guardias le tiraban agua y le orinaban encima. Ella describe numerosas historias de abuso físico y sexual. Ziritti agrega: “El cierre de las primeras clínicas por parte del gobierno es bueno, pero no lo suficientemente bueno. ¿Por qué todavía está abierta la clínica donde sufrí?”

Desde la revelación pública de Zirittu, muchos otros se inspiraron para dar un paso al frente y presentar demandas formales contra estos centros de tratamiento. Por favor, únete a los grupos de activistas ecuatorianos para apelar al Ministro de Salud ecuatoriano para que inicie una investigación seria acerca de la degradación y
abusos ilegales y que cierre todas las clínicas.