Despido injustificado me deja en indefensión para restituir la convivencia paterno-filial.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


El 21 de mayo fui rescindido de mi actividad laboral. Fui acusado falsamente de delitos sexuales y violencia familiar en mi centro de trabajo: el CCH Azcapotzalco donde me desempeñaba como académico. La acusación la hace la mamá de mi hijita, quien sustrajo a la menor desde el 20 de octubre de 2016 del que fuera el hogar conyugal. Desde esa fecha no he podido ver a mi hija y los juzgados no imponen ni una medida de apremio a la señora que obstaculiza la convivencia paterno-filial. La madre de mi hija es también académica en el CCH Azcapotzalco. Después de hacer la acusación de abuso sexual y violencia familiar al interior del CCH Azcapotzalco de la UNAM, acusación que originalmente sólo se hizo por redes sociales (Facebook), me solicitaron presentarme a audiencia. En esta audiencia mostré que el día que supuestamente ocurrieron los hechos de los que se me acusan, un servidor estaba en el salón de clases ante su grupo de alumnos. Mi dicho lo avalaron en la audiencia de la UNAM cuatro alumnos, y los padres de éstos, del grupo al que el día y hora de los supuestos hechos impartí clases. Además presenté audios, videos y expedientes de juzgados para mostrar mi inocencia. Nada de esto fue tomado en consideración y en un fallo injusto fui despedido después de 32 años de servicio en la UNAM. Cabe señalar que la madre de mi hija en cinco ocasiones previas a la audiencia de la UNAM, ya había amenazado con fabricarme delitos sexuales. Incluso estas amenazas de fabricación de delitos sexuales también las recibí de su actual pareja. Estas amenazas empezaron el 4 de enero del 2017 y concluyeron con su concreción el 25 de abril del 2018. Mi despido injustificado no sólo me deja sin empleo, sino que además me deja sin recursos económicos para seguir financiando el juicio que en materia familiar tengo para recuperar el derecho de mi pequeña, de escasos tres años y siete meses, a un padre.

Solicito a la Universidad Nacional Autónoma de México:
Revisión de la Audiencia de Investigación en el que se consideren cada una de las pruebas que se aportan, y no ser juzgado por mi condición de género.
Reinstalación inmediata a mis labores académicas con la restitución de todos mis derechos para poder continuar con el juicio contra la interferencia parental.
No usar el Protocolo Contra la Violencia de Género de la UNAM para criminalizar varones.

Gracias por apoyar mi petición.



Hoy: Juan cuenta con tu ayuda

Juan Marquez necesita tu ayuda con esta petición «Dra. Mónica González Contró, abogada general de la UNAM: Despido injustificado me deja en indefensión para restituir la convivencia paterno-filial.». Súmate a Juan y 1,345 persona que han firmado hoy.