EL AT COMO PROMOTOR DE AUTONOMIA EN LA VIDA DIARIA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


"El acompañante terapéutico es un profesional de la salud que cumple rol de agencia terapéutica integral y de auxilio personalizado en la cotidianidad de una  persona en situación de discapacidad y/o vulnerabilidad psíquica y social ejecutando funciones de acceso  a una vida cotidiana lo más autónoma e independiente posible"

En el contexto de un seminario web organizado por el colegio de abogados de la ciudad de Azul, provincia de Buenos Aires en el que usted, el Dr. Claudio Esposito, director de la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), cuya autoridad competente es entre otras, determinar cambios sobre el Nomenclador Nacional de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad, se refirió a la figura del acompañante terapéutico y a la de asistente personal para la autonomía de la vida diaria afirmando que son  dos figuras radicalmente diferenciadas, afirmando que “el acompañante terapéutico es la figura de la Salud Mental que se usa como la última alternativa que evita una internación psiquiátrica mientras que el asistente personal trabaja para la autonomía de la vida diaria de una persona con discapacidad”

En este sentido consideramos que la  falta de conocimiento de las funciones, incumbencias, roles y escenarios del Acompañamiento Terapéutico, excluye la posibilidad de que el servicio profesional del AT sea  incorporado en la nueva prestación que se organizará desde octubre del corriente año para sumarlo al Nomenclador de Prestaciones Básicas bajo el nombre de “Prestaciones para la vida diaria” que se rige sobre las premisas de habilitación y autonomía de una persona con discapacidad, según la resolución 136/2020.

Por la enorme repercusión que causaron sus dichos, los ats de todo el país queremos hacerle llegar algunas aclaraciones:

- La mayoría de la actividad de acompañamiento terapéutico se realiza con personas en situación de discapacidad, según los datos que se recolectan en las últimas encuestas que se realizan dentro del colectivo profesional.

- El AT no trabaja solamente con personas en crisis y padecimiento psíquico, y mucho menos significa el último recurso que evita internación. Con ese objetivo nació la figura en los 60, sobre eso se trabajó en los 70, sobre eso se escribió en los 80, eso se cuestionó en los 90, se amplió en el 2000 y se expandió a distintos ámbitos, problemáticas y escenarios 20 años después.  

- Cualquier persona con dificultad para ejecutar su cotidianidad de manera autónoma y funcional a sus necesidades e intereses es susceptible de acompañamiento terapéutico, entendido como una medida de apoyo que al menos un profesional o un equipo multidisciplinario convoca para favorecer esa autonomía en la vida cotidiana.

- Lamentablemente, durante años existieron cursos de 3 meses de duración que ofrecían rápida salida laboral. Es cierto. Pero gracias al desarrollo de la profesión,  al fortalecimiento de las escuelas formadoras de prestigio, a la promulgación de leyes provinciales sobre el ejercicio profesional del AT en todo el país y a la apertura de las Tecnicaturas en AT en algunas provincias que tienen programas de 3 años y de las que ya están saliendo las primeras camadas de ATS, los cursos de Introducción al acompañamiento terapéutico duran un año como mínimo, ofrecen practicas supervisadas en su gran mayoría y comprometen a la capacitación continua y permanente. Los ats tomamos capacitaciones de todos los formatos y no dejamos de aprender nunca. En promedio tenemos 2 capacitaciones por año, según los datos recabados en las últimas encuestas internas.

- La asistencia y el apoyo para el desarrollo de la autonomía en la vida diaria ES acompañamiento terapéutico a lo largo y ancho del país que se demanda y se brinda para personas con discapacidad y para personas en riesgo y/vulnerabilidad social.

- Si es preciso para usted, puede convocar formadores y acompañantes terapéuticos de diferentes partes del país para hacerles llegar los programas de estudio que se imparten y que se aprenden en la actualidad desde hace al menos 20 años.

- Mejor, puede convocar a las propias familias y usuarios de distintas provincias para que su mirada no quede limitada a la ciudad a la que usted vive y pueda alcanzar la realidad de la mayoría del territorio argentino.

Por todo lo mencionado, le pedimos que nos escuche, no solamente a nosotros como profesionales de la salud, sino también a las familias testimoniales. Si es de su desconocimiento lo antes dicho, estamos dispuestos a ampliar lo expresado y colaborar en un programa acorde a la mirada sobre la discapacidad hoy, con la mayor humildad que caracteriza nuestra profesión. Queremos ser incluidos como los nuevos prestadores para la autonomía en la vida diaria. Porque eso somos en la práctica, eso nos enseñan en teoría, eso nos sobra en legitimidad pero eso nos falta en reconocimiento.

Muchísimas gracias.

Los acompañantes terapéuticos de todo el país.