LA POLICÍA NACIONAL INCUMPLE LAS SENTENCIAS DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID

LA POLICÍA NACIONAL INCUMPLE LAS SENTENCIAS DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1000!
Con 1000 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Ana González García ha iniciado esta petición dirigida a División de Formación y Perfeccionamiento de la Policía

LA POLICÍA NACIONAL INCUMPLE LAS SENTENCIAS DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID

La División de Formación y Perfeccionamiento de la Policía Nacional incumple las resoluciones del TSJ de Madrid llevando a un grado extremo la dificultad de la prueba psicotécnica que los 29 opositores de la promoción XXXII debían realizar para culminar con el proceso selectivo de ingreso en el Cuerpo, al que fueron readmitidos tras la sentencia dictada por este Tribunal.

Las sentencias dictadas por el TSJ de Madrid lo especificaban inequívocamente: la prueba psicotécnica por la que habían de pasar los 29 opositores que habían sido readmitidos por dictamen de este mismo Tribunal en el proceso selectivo de ingreso al Cuerpo Nacional de Policía de la promoción XXXII, debía realizarse en las mismas condiciones y con el mismo grado de dificultad que aquella que realizaron las personas que consiguieron llegar a esta misma prueba en el proceso general.

Sin embargo, el día 27 de junio de 2019, los 29 opositores de la promoción XXXII que ganaron sus recursos contencioso-administrativo y fueron convocados a realizar la mencionada prueba psicotécnica se enfrentaron a una prueba de NIVEL IMPOSIBLE para poder alcanzar la nota de corte necesaria para concluir el proceso y pasar a formar parte de la categoría “policía alumno” en la Escuela de Ávila.

La promoción XXXII fue la primera en experimentar el cambio de orden de las pruebas psicotécnica y de reconocimiento médico. Para promociones anteriores, este constituía el último escalón que daba paso al ingreso en la Escuela de Policía Nacional de Ávila. La División de Formación decidió que los psicotécnicos pasarían entonces a ser la última de las pruebas de selección.

Esta decisión respondía claramente a la intención de dicha División de disuadir a determinados opositores de recurrir las resoluciones del tribunal médico y de la fase de entrevista personal, ya que un alto porcentaje de aquellos ganaba los recursos interpuestos. Esta estadística de éxito se debía básicamente a dos aspectos:

Por una parte, las resoluciones del tribunal médico carecían con frecuencia del suficiente y necesario rigor científico-médico por adolecer de los medios y recursos técnicos y humanos especializados. De otro lado, las entrevistas personales conllevan una inherente carga subjetiva susceptible de refutar. Este hecho quedaba manifiesto en aquellos casos en que un mismo opositor era considerado “no apto” por alguna causa considerada por el tribunal y “apto” en el subsiguiente proceso selectivo y viceversa.

La alteración del orden, en definitiva, permitía contar a la División de Formación de la Policía Nacional, con un tamiz más “refinado” a la hora de deshacerse del exceso “no controlado” de opositores, pues contaban con un filtro adicional “modulable” en función de las necesidades especificas de la División en el año correspondiente.

Aunque la moralidad de esta sofisticada estrategia pueda ponerse en entre dicho, resulta legal. En este sentido, no podemos más que exponer las actuaciones de dicho organismo para que la ciudadanía valore por sí misma el proceder de un organismo que, teóricamente, ha de velar por el cumplimiento de la justicia. No obstante, sí es nuestra intención CONDENAR ABIERTAMENTE Y HACER VISIBLE EL INCUMPLIMIENTO MANIFIESTO de las resoluciones del TSJ de Madrid que demandaban, para los 29 opositores readmitidos en el proceso de selección, unas pruebas celebradas en igualdad de condiciones que los compañeros que se habían sometido a las mismas en un momento previo del proceso selectivo general.

Sin embargo, ESTO NO ACABA AQUÍ: Como se ha indicado, el 27 de Junio fueron emplazados para realizar la mencionada prueba en las dependencias de Carabanchel. La División de Formación y Perfeccionamiento de la Dirección General de la Policía, mucho más lejos de enmendar su error después de elaborar un examen que incumplía a gritos las exigencias falladas en numerosas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, mucho más lejos de no respetar a los jueces, HAN DECIDIDO APROBAR A DOS OPOSITORES, DESCONOCIÉNDOSE EL CRITERIO SEGUIDO PARA ELLO, DEJANDO AL RESTO FUERA DEL PROCESO.

El día 16 de julio se publica en el BOE la resolución con los nombres de los aspirantes que han superado el proceso selectivo y podrán acceder a la academia de Ávila en el próximo mes de septiembre. Uno de ellos, con toda certeza verificada por la plataforma, no ha superado la nota de corte establecida quedándose aproximadamente a un punto de la nota de corte. El otro opositor fue evaluado en aula diferente, aislado del resto de opositores. Toda una vorágine de ARBITRARIEDADES, IRREGULARIDADES, OSCURANTISMO Y MALA PRAXIS INTENCIONADA por parte de la División de Formación y Perfeccionamiento.

Solicitamos, por tanto, la ANULACIÓN DE DICHO EXAMEN y en vista de la desproporción de la prueba y la mala fe apreciada para su realización, se admita en igualdad de condiciones a los 27 recurrentes declarados no aptos, tras haber sido ya admitidos dos de ellos que obtuvieron notas incluso INFERIORES a los de otros compañeros y evitar así una nueva situación de abuso.

Solicitamos asimismo, NO VOLVER A REALIZAR LA PRUEBA PSICOTÉCNICA, ya que la misma fue realizada el 27 de junio y no siguió las características en cuanto a dificultad de la misma, convirtiéndose en una prueba para que no pudiera ser superada por los recurrentes y desconociéndose los criterios seguidos para declarar aptos a dos de ellos.

 

 

 

 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1000!
Con 1000 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas