Firma para que en México se prohíba la destrucción de alimentos no vendidos y sean donados

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Gracias a la petición por medio de Change.org de Arash Derambarsh, Francia introdujo una nueva ley que obliga a los supermercados a donar alimentos no vendidos a la caridad. Esta victoria ha creado un eco en todo el mundo, se está intentado en la Unión Europea, Argentina, Canadá, Perú, entre otros países; México puede ser el siguiente en acabar con el desperdicio de alimentos.

En México la cantidad de pobres alcanza a más de 55 millones, es decir 46.2% del total nacional, y 9.5 millones viven en extrema pobreza, la carencia principal en nuestro país es la alimentación, 28 millones de personas padecen hambre.

Algunas empresas ya realizan donativos, pero no todas ni todo el tiempo, por eso lanzamos esta solicitud, para que con tu firma contribuyas a introducir una nueva ley que prohíba a los supermercados, tiendas de conveniencia, hoteles y restaurantes de comida rápida a destruir los alimentos no vendidos, obligando a que sean destinados a un banco de alimentos o a la organización benéfica de su elección para consumo humano si son comestibles y los perecederos no aptos para humanos, para alimentación animal o a la fabricación de abonos agrícolas.

Pedimos instaurar el marco legal ideal para propiciar la donación, protegiendo tanto a la institución donante como a la beneficiaria. Evitando así la destrucción masiva de cientos de toneladas desperdiciadas semanalmente, alimentos que aún son comestibles, son desechados y que terminan convertidos en contaminación.

Regístrate para que gracias a tu aportación esto sea una realidad.

¡Firma, comparte, difunde!



Hoy: Celeste cuenta con tu ayuda

Celeste Ruvalcaba necesita tu ayuda con esta petición «Diputados: Queremos nueva ley para prohibir a los supermercados, tiendas de conveniencia, hoteles y restaurantes de comida rápida a destruir los alimentos no vendidos y sean donados.». Súmate a Celeste y 2,517 persona que han firmado hoy.