Meridiana, Vía Libre

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Desde el 14 de octubre de 2019 un grupo de personas bloquean el cruce de las calles Fabra i Puig y Meridiana e impiden el libre tránsito de vehículos. El cierre de estas importantes vías de comunicación ocasiona graves perjuicios a miles de ciudadanos de los barrios colindantes a ese eje y obliga a desviarse de su ruta a conductores que quieren entrar o salir de la ciudad de Barcelona para conectar con la red de carreteras y autopistas.

La continuidad y reiteración las concentraciones (celebradas ininterrumpidamente cada día desde el 14 de octubre de 2019), el colapso circulatorio que generan, y el ruido y la suciedad que provocan han dado lugar a graves enfrentamientos de los concentrados con otros ciudadanos que quieren transitar por esas vías o disfrutar del derecho al descanso en esos barrios.

Las entidades Impulso Ciudadano y S’ha acabat defienden el ejercicio del derecho de reunión, pero corresponde a las autoridades hacerlo compatible de forma proporcional con la libertad de tránsito y el derecho al descanso. En este caso, concurren fundadas razones que justifican la modificación del punto de concentración para evitar o atenuar las molestias que sufren cada día miles de ciudadanos y evitar los posibles problemas de orden público.

Por ello, dado el escaso número de personas que se concentran cada noche y las actividades que desarrollan en la calzada (hogueras, actuaciones musicales, comidas, juegos de cartas y consumo de bebidas alcohólicas...) consideramos imprescindible que las autoridades hagan uso de su potestad y dispongan que el legítimo ejercicio del derecho de reunión se lleve a cabo en lugares colindantes más idóneos para las protestas (no siempre pacíficas) y actividades lúdicas que desarrollan los concentrados y evitar las graves alteraciones que están conllevando.

El objeto de una concentración no puede ser fastidiar a los vecinos. Las personas que se concentran en Meridiana/Fabra i Puig proclaman que ese espacio es suyo (“Els carrers serán sempre nostres”) y desprecian el derecho al descanso del resto de los ciudadanos. Su enfado no les da derecho a obstaculizar o incomodar a miles de personas cada día y han de asumir que deben comportarse de una forma convivencial y cívica.

Ello, al margen del enorme coste que para el erario está suponiendo la instalación cada noche de un dispositivo policial destinado a desviar el tráfico y cerrar el acceso al cruce de Meridiana con Fabra i Puig.

Para hacer compatible de forma cívica el derecho de manifestación y de reunión con el derecho al descanso y la libre circulación de personas, Impulso Ciudadano y S’ha acabat ponen en marcha la campaña “MERIDIANA, VÍA LIBRE”. El próximo 8 de febrero, entre las 10.00 y las 14.00 horas, se recogerán firmas de adhesión a la campaña en la explanada que se encuentra enfrente de la Estación de Sant Andreu- Arenal, en la esquina de Fabra i Puig con Meridiana.

Las asociaciones promotoras de esta campaña han solicitado al Departamento de Interior y al Ayuntamiento de Barcelona que, dada la reiteración de las concentraciones, el escaso número de asistentes y la alteración del orden público que originan, modifiquen el punto de las concentraciones a espacios colindantes en los que no se altere el libre tránsito de las personas ni el derecho al descanso de los vecinos.