No cerremos los CAPS: son los diques de contención contra el coronavirus

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 10.000!


El avance indiscriminado de número de pacientes infectados por el COVID-19 requiere de medidas drásticas para luchar contra el colapso del sistema sanitario. Mientras varias ciudades han puesto en marcha hospitales de campaña y hoteles medicalizados para mitigar la situación de los hospitales, los centros de atención primaria (CAP) se han convertido en el único recurso disponible para mitigar la saturación de los hospitales. Todos el personal sanitario de los CAPs somos el dique de contención para evitar un colapso aún mayor en estos hospitales. 

En estos centros estamos prestando atención presencial de casos posibles de coronavirus y otros problemas de salud que han afectado a nuestros pacientes. Estamos detectando y siguiendo casos probables y derivando a los casos graves que lo han necesitado. Entre la ingente labor que estamos haciendo estas semanas también está el identificar el empeoramiento de nuestros pacientes y orientar cada caso en función de la necesidad. También somos nosotros quienes estamos yendo a los domicilios para evitar el desplazamiento de nuestros pacientes y los posibles contagios. Somos quienes damos información de primera mano a nuestros pacientes, quienes tranquilizamos a quienes están angustiado, quienes mantenemos el control de otros pacientes domiciliarios crónicos para intentar evitar descompensaciones que necesiten ingreso hospitalario. 

Por todo ello y para prever una mayor saturación si cabe de los hospitales, nos oponemos firmemente al cierre de los centros de atención primaria. Tenemos que seguir conteniendo los casos leves y moderados en los domicilios. 

Creemos que es necesario el confinamiento obligatorio de toda la población: hay que paralizar toda la actividad laboral no prioritaria y establecer medidas más contundentes permitiendo solo los desplazamientos obligatorios así como promover medidas de protección social que ayuden a la población a mantener este confinamiento. Es imprescindible que se establezcan líneas de atención telefónicas en los centros de atención primaria accesibles a toda la población, para poder descongestionar las líneas del 061. Hay que reforzar la atención domiciliaria y que los CAPs puedan abrir los fines de semana para mejorar la accesibilidad y descongestionar otros dispositivos. 

Las personas que trabajamos en atención primaria no podemos permitirnos ser la fuente del contagio: por ello son necesarias pautas claras de actuación para poder atender de forma segura a las personas que se encuentran en situación de aislamiento y evitar la propagación del virus. 

Firma ahora esta petición para solicitar a la Generalitat de Cataluña que no cierre los centros de atención primaria.