Petition Closed

Ante el artero atentado contra Norma Andrade, quien desde el asesinato de su hija Lilia Alejanra en 2001, no ha dejado de pedir justicia, expresamos nuestra indignación y exigimos el esclarecimiento del caso y el juicio a los culpables. También preguntamos por qué no existe todavía un Sistema Nacional de Protección a Defensores y Defensoras de Derechos Humanos efectivo, cuando organizaciones nacionales e internacionales lo hemos demandado reiteradas veces, y cuando es obvia su urgente necesidad en el estado de conflicto armado en que vivimos, en particular en la frontera norte y en Ciudad Juárez.

 

Letter to
Titular de la Unidad para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos Omeheira López Reyna
Procuradora Social de Atención a Víctimas del Delito Sara Irene Herrerías.
Comisionado NAcional de los Derechos Humanos Raúl Plascencia
and 5 others
Secretario de Gobernación Alejandro Poiré
Presidenta de la Comisión de Equidad y Género Dolores de los Ángles Názares
Presidenta de la Comisión de seguimiento a feminicidios. Teresa Incháustegui.
Presidente de la Comisión de Derechos Humanos Manuel Cadena Morales
Presidente de la República Felipe Calderón
DEMANDAMOS PROTECCIÓN INMEDIATA PARA NORMA ANDRADE
EXIGIMOS INVESTIGACIÓN Y CASTIGO A LOS CULPABLES DEL ATENTADO EN SU CONTRA
POR UN SISTEMA NACIONAL DE PROTECCIÓN A DEFENSORES DE DDHH
¡NO MÁS SIMULACIÓN!

A la opinión pública

A quienes integran las comisiones de Equidad y Género y de Derechos Humanos del Congreso de la Unión y la Comisión para Conocer y dar Seguimiento Puntual y Exhaustivo a las Acciones que han emprendido las autoridades competentes en Relación a los Feminicidios Registrados en México de la Cámara de Diputados.

A las funcionarias responsables de “prevenir, sancionar y erradicar la violencia” contra las mujeres o de impulsar políticas públicas con perspectiva de género.

A las senadoras y diputadas, y a titulares de: CONAVIM, FEVIMTRA, INMUJERES, SEGOB, CNDH, PROVICTIMA, así como a la Titular de la Unidad para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la SEGOB, encargada de promover un sistema de protección para defensores/as de derechos humanos, Lic. Omeheira López Reyna.

Ante el artero atentado contra Norma Andrade, quien desde el asesinato de su hija Lilia Alejanra en 2001, no ha dejado de pedir justicia, expresamos nuestra indignación y exigimos el esclarecimiento del caso y el juicio a los culpables. También preguntamos por qué no existe todavía un Sistema Nacional de Protección a Defensores y Defensoras de Derechos Humanos efectivo, cuando organizaciones nacionales e internacionales lo hemos demandado reiteradas veces, y cuando es obvia su urgente necesidad en el estado de conflicto armado en que vivimos, en particular en la frontera norte y en Ciudad Juárez.

Por sólo dar un ejemplo de la evidente preocupación de la sociedad civil por la indefensión en que viven las defensoras de derechos humanos en México, recordaremos que desde el 8 de marzo de 2011 el grupo NIUNOMASNIUNAMAS envió una carta con peticiones concretas a instancias del Ejecutivo y Legislativo Federal, que incluía, entre otros puntos, la petición de crear un sistema nacional de protección a defensoras de derechos humanos, que incluyera la posibilidad de trasladar fuera de su lugar de residencia a las defensoras que así lo pidieran, conforme a un protocolo claro, y con un uso transparente de los recursos públicos. Se exigió también poner fin a la impunidad y poner un alto a las amenazas y atentados contra quienes han buscado justicia, como Marisela Escobedo y Josefina Reyes.
(El texto completo del “Manifiesto por la defensa concreta de los derechos humanos. ¡Por un 8 de marzo en busca de un país digno para las mujeres!”, al que algunas autoridades dieron respuestas burocráticas, puede leerse en el blog http://niunoniunamas.blogspot.com/)

Hoy, nueve meses después de esa petición, ese sistema no existe. En cambio, se siguen acumulando amenazas, muertes, y atentados contra defensores de derechos humanos, como el asesinato de Nepomuceno Moreno Núñez, quien no pudo encontrar a su hijo desaparecido, y, ahora, el intento de asesinato contra Norma Andrade, ocurrido el 2 de diciembre.

Respecto al caso Norma Andrade, integrante de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, cabe recordar que en febrero se atentó contra su hija María Luisa García Andrade, hermana de Lilia Alejandra y vocera de NHDRC. El 10 de marzo de este mismo año, en la escuela donde Marisela Ortíz, fundadora de NHRC, trabajó por años y donde fue maestra de Lilia Alejandra, colgaron una manta amenazando con asesinarla junto a su familia; simultáneamente un mensaje similar fue colocado en la escuela donde estudiaban los hijos de María Luisa (Malú García Andrade). Desde entonces ésta y Marisela Ortiz salieron de Ciudad Juárez por el riesgo que corrían sus vidas. En cambio, Norma Andrade permaneció en Cd. Juárez; ella ha solicitado el cambio de su plaza de maestra de primaria de Juárez al D.F., pero esta situación aún no se ha solucionado.

Por lo anterior, volvemos a preguntar: ¿Hasta cuándo?

¿Por qué, en vez de trabajar para frenar y castigar la violencia contra las mujeres, hacer justicia y garantizar la vida de quienes piden justicia, se sigue simulando que se está haciendo algo en un asunto que en realidad no le importa a las autoridades? ¿ Por qué no existe aún ese sistema? ¿Por qué no ha castigado alos culpables? ¿Qué hacen las instancias que deben proteger a las mujeres y a la ciudadanía contra la violencia? Cada vida, cada gota de sangre nos desgarra el alma y el corazón, pero también nos despierta indignación e ira.

Por ello, volvemos a EXIGIR a las autoridades correspondientes que IMPLEMENTEN INMEDIATAMENTE UN MECANISMO DE PROTECCIÓN PARA NORMA ANDRADE Y SU FAMILIA, Y PARA TODOS Y TODAS LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS DEL PAÍS, QUE INCLUYA UNPRESUPUESTO QUE, DE SER NECESARIO, PERMITA TRASLADARLES A CUALQUIER LUGAR DENTRO O FUERA DEL PAÍS, EN BASE A UN PROTOCOLO QUE CUMPLA CON LAS NORMAS INTERNACIONALES.

No implementar este sistema, es perpetuar una grave omisión y caer en una tremenda falta ética como funcionarios y funcionarias que deben proteger a la ciudadanía.

LOS RECURSOS PÚBLICOS DEBEN USARSE PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD Y LA VIDA DE LAS MUJERES, NO PARA MANTENER UNA POLITICA DE SIMULACION. ESO ES LO QUE QUEREMOS, ESO ES LO QUE EXIGIMOS.

¡BASTA DE IMPUNIDAD! ¡JUSTICIA Y PAZ HOY!

4 DE DICIEMBRE 2011