Derecho a la educación con dignidad en una escuela inclusiva. La Junta no responde

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


El cumplimiento del mandato constitucional al derecho a la educación no se consigue solo con un puesto escolar y un pupitre donde sentarse, sino con unas condiciones escolares que garanticen que cada niño y cada niña pueda desarrollar su proceso educativo con plenas garantías. Cuando se le niega a cualquier alumno los apoyos necesarios para su mejor desempeño educativo están vulnerando su derecho fundamental a la educación y negando la posibilidad de una auténtica escuela inclusiva, tal como plantea la legislación vigente.
En el Ceip Profesor Enrique Tierno Galván, de la capital malagueña, este principio está siendo vulnerado, ya que la delegada de educación no está dando respuesta a la situación que se está viviendo en Educación Infantil, y que está siendo manifestada reiteradamente, tanto por la dirección como por las familias y el profesorado. Este centro se ve en la situación, en educación infantil, de trabajar con un alumnado con diversidad de diferente tipo, sin los apoyos necesarios para que se garantice una enseñanza de calidad.
Esta situación fue expuesta en carta enviada el día 21 de junio, donde se explicaba la situación que se está viviendo, y en la que se solicitaba una mayor dotación de personal docente, monitor o monitora de educación especial y mayor tiempo de permanencia de un/a Orientadora en el Centro.  La solicitud se fundamenta en los siguientes argumentos:
1.- La plantilla solo cuenta con una monitora de educación especial para atender 9 aulas de educación infantil, la mayoría con uno o varios alumnos con dictamen del servicio de orientación. La edad de este alumnado reclama una atención más personalizada y requiere la presencia de suficiente personal para atender las diferentes necesidades que presentan.
2.- Las nueve clases de infantil del Centro cuentan exclusivamente con 9 profesores y profesoras y un apoyo. Una de dichas profesoras cuenta con una reducción por cargo directivo, acorde con la legislación vigente. Dado lo ajustado de la plantilla (9 profesores para 9 aulas) dicha reducción no puede ser atendida con otro docente de iguales condiciones, sino que obliga a hacer uso del apoyo o del docente de inglés, con el consiguiente menoscabo de su capacidad de atender las necesidades del otro alumnado. Salvo situaciones excepcionales, el papel de estos docentes no debería ser nunca sustituir una reducción docente o una baja. Esta opción repercute en la atención del resto del alumnado, especialmente del más necesitado y, por tanto, el más vulnerable, lo cual atenta directamente contra su derecho a la educación.
Las actuales ratios están poniendo en peligro la educación en esta etapa tan fundamental para el desarrollo de los sujetos. Igualmente, una plantilla ajustada en términos de dicha ratio, provoca constantes desajustes en cuanto se produce cualquier alteración de la supuesta "normalidad" educativa, por bajas de profesorado, circunstancias coyunturales, funciones administrativas, o cualquier otra circunstancia presente en la cotidianidad de un centro. Se hace necesario, por tanto, un incremento del personal de apoyo: monitores, profesorado de apoyo, etc. En la medida en que esto no se cumpla entendemos que la delegación de educación esta haciendo dejación en su responsabilidad de garantizar este derecho fundamental, especialmente en la atención al alumnado con Necesidades educativas especiales, que debería ser el referente para medir la equidad de un sistema educativo.
Por ello queremos invitar a toda la Comunidad Educativa y a la Comunidad en general a firmar esta petición para que pueda dotarse al Centro Educativo del necesario personal docente y de apoyo como condición para garantizar una escolarización digna de todos los niños y niñas del centro. Entendemos que cualquier centro educativo debería tener garantizado una plantilla suficiente para hacer frente a cualquier eventualidad de la vida de un colegio.